Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

aragón

Las estaciones de esquí aceleran los preparativos a poco más de un mes de su reapertura

El día 29 de octubre saldrá a la venta el abono único para todos los centros con un 25% de descuento por compra anticipada y un nuevo pase de temporada "flexible".

La estación de Candanchú ha realizado esta semana pruebas de los cañones de nieve artificial.
La estación de Candanchú ha realizado esta semana pruebas de los cañones de nieve artificial.
Candanchú

Como siempre, las estaciones de esquí aragonesas tienen su vista puesta en el puente de la Constitución para poder estrenar la temporada si las condiciones lo permiten. Y aunque queda algo más de un mes todavía, los centros invernales están acelerando ya los preparativos con el objetivo de tenerlo todo a punto para cuando caigan las esperadas nevadas de noviembre. Y es que del manto blanco de este otoño ya no queda casi ni rastro.

Una puesta a punto que pretende también animar la venta del abono único Ski Pirineos, que comenzará el día 29 con una oferta del 25% de descuento en anticipada y que se rebajará incluso hasta los 615 euros para los que ya eran abonados. Además, se lanzará un nuevo pase "flexible" para pagar en función de los días que acudan a las pista un precio muy inferior al del forfait.

Candanchú y Astún vuelven a ofrecer un dominio conjunto esquiable que alcanza los 100 kilómetros con 101 pistas (15 verdes, 30 azules, 37 rojas y 23 negras), 14 itinerarios y 40 remontes con una capacidad de transporte de 46.000 esquiadores por hora. Para desplazarse entre ambos centros, los usuarios dispondrán de un servicio de autobús gratuito y permanente. Y todo ello con una oferta de 11.000 camas de alojamiento en un radio de 35 km.

Candanchú renueva el Campo de Tiro de Biatlón

En la estación de Candanchú destaca también el circuito de esquí de fondo de renombre internacional y que este año ha renovado el Campo de Tiro de Biatlón para fomentar esta modalidad.

Entre las novedades de la temporada destacan la renovación de los sistemas de seguridad y protección de pilonas y cañones de nieve; una nueva cabina de DJ’S en la terraza de la cafetería Pista Grande; la implementación de un sistema de gestión de colas para taquillas y alquiler; la mejora en elementos de imagen y señalética; y la nueva página web.

Candanchú ha efectuado todas las tareas de mantenimiento y puesta a punto en sus más de 250 hectáreas de dominio esquiable y hoy en día está "totalmente preparada" para dar el pistoletazo de salida a la nueva temporada, aseguran desde el centro.

En agosto y septiembre se realizó una exhaustiva revisión de los más de 100 cañones y este mes de octubre se están realizando ya pruebas fabricando nieve que, debido a las actuales temperaturas, "desaparece casi al instante". Junto a ello, han llevado a cabo pruebas de carga de los remontes; el acondicionamiento de las pistas, despedregando y allanando el terreno para que, una vez la nieve las cubra, queden uniformes; la revisión de todas las máquinas pisapistas, sus cables de sujeción y cambio de las orugas "para que durante la temporada garanticemos la seguridad del piloto y que las pistas queden como alfombras".

Pese a que las nevadas de este otoño crearon ilusión entre los aficionados, desde Candanchú admiten que tener nieve en fechas tan tempranas solo es "anecdótico", aunque transmite "confianza y positivismo" de cara la apertura de la estación.

Pista de velocidad en Astún

También en la vecina estación de Astún están intensificando todas las labores previas a la apertura en las pistas y en los servicios de restauración. Además, desde agosto ya han ido probando los cañones de nieve artificial. Y aunque todavía están ultimando las novedades de la próxima campaña, ya anuncian la puesta en marcha de una pista de control de velocidad (speed-check) en la zona de Sarrios.

Respecto a las nevadas caídas este otoño, Andrés Pita, director comercial de Astún, insiste en que "lo importante es que nieve cuando tiene que hacerlo, que es a mediados de noviembre". Y aunque esta vez hayan sido un poco más intensas que otros comienzos de otoño, "no valen para abrir una estación", recalca.

Mientras, las estaciones del grupo Aramón, tanto del Pirineo como de Teruel, han comenzado también a probar los cañones para verificar su correcto funcionamiento, unos trabajos que continuarán a lo largo de la próxima semana. El objetivo, explican desde el grupo, es comprobar la presión de las tuberías "y que todo funciona perfectamente".

Además, se han completado la mayoría de los exámenes de carga de los remontes, que debe pasar la correspondiente inspección por parte de técnicos de la Administración Autonómica.

En cuanto a las instalaciones de restauración y otros servicios, ya se han ido realizando desde el verano trabajos de mantenimiento de mobiliario exterior, cartelería y señalética, como todos los años.

Asimismo, en el taller ultiman la puesta a punto de todas las máquinas pisapistas para puedan comenzar a trabajar cuando llegue la esperada nieve. Y en las pistas, han empezado con la colocación de colchonetas y vallas antes de que caigan las nevadas y han finalizado los trabajos de resiembra.

Nuevo telesilla en Formigal

Y junto a estos preparativos, también se están acabando las obras y novedades de este año. En Formigal, la instalación del nuevo telesilla Lanuza de 2.500 m de longitud, desembragable y de seis plazas; en Cerler, los trabajos en la sala de bombas de la instalación de nieve producida; y en Teruel, las mejoras en embarques de algunos remontes para favorecer la práctica del esquí sobre todo a los debutantes.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión