Despliega el menú
Aragón

De los guardias de asalto a la UAPO de Zaragoza

Los guardias de asalto fue un cuerpo de seguridad que se creo durante la II República para disolver manifestaciones. En la actualidad, la Unidad de Apoyo Operativo de la Policía Local de Zaragoza se ha convertido en una sección ideada para servicios de intervención especial.

Guardias de Asalto, en imagen de Martín Chivite en el HERALDO de febrero de 1932
Guardias de Asalto, en imagen de Martín Chivite en el HERALDO de febrero de 1932
HA

"¿Cuál es la misión de los guardias de asalto?, hemos preguntado al joven teniente señor Triana, que manda la sección que se halla actualmente en Zaragoza. En primer lugar y casi fundamentalmente, la de disolver manifestaciones en masa", señala en este artículo de 1932 el periodista de HERALDO Mario Alegría. La presencia de estos agentes llamó la atención en la ciudad, por lo que el objetivo del reportaje era contar, como decía su titular casi pensado para la prensa digital, "cómo viven y cómo actúan en todas partes los guardias de asalto". 

Las fotos de Martín Chivite muestran cómo los agentes posan en su cuartel, cómo descansan en sus estancias, cómo comen en los bares de la ciudad, cómo hacen las detenciones... "Si el de Asalto no conociera el ‘jiu jitsu’, el detenido hubiera podido hacer uso del arma", dice un pie de foto. El teniente explica su modo de actuar en las manifestaciones: "Ocupamos los camiones precisos que sean necesarios para el número de fuerzas que sea imprescindible, y en los autobuses nos dirigimos al lugar de la manifestación. Inmediatamente descendemos del vehículo y a un toque de pito, que es el de atención para los manifestantes, se reúnen todos los guardias. Un pitido más prolongado hace que las fuerzas se abran en abanico y comiencen su actuación con las porras". El reportaje también cuenta la vida de los agentes en un "amplio y destartalado cuarto" de la Comisaría de Vigilancia, así como "la admiración" que levantaban entre "las muchachas" de la ciudad "la marcialidad de su continente".

La UAPO, tras recuperar su uniforme
La UAPO, tras recuperar su uniforme
Guillermo Mestre

La UAPO de Zaragoza recupera sus funciones y su uniforme

Ya en el siglo XXI, La Unidad de Apoyo Operativo (UAPO) de la Policía Local de Zaragoza se ha convertido en una sección que, por su flexibilidad, rapidez y especialización, realiza intervenciones especiales dentro de la ciudad. Su creación en 2006 levantó algún que otro recelo, pero finalmente contó con la unanimidad de todos los grupos políticos. En los últimos años ha acaparado un buen número de titulares por el empeño por suprimirla del anterior gobierno municipal de Zaragoza en Común (ZEC). El alcalde Pedro Santisteve hizo bandera de esta causa, con la que quería contentar a ciertos sectores de la capital aragonesa que consideran a la UAPO una "fuerza represiva”.

Finalmente, la disolución de esta unidad en octubre de 2018 se quedó en una mera reforma que, eso sí, estuvo rodeada de una fuerte polémica, ya que ZEC la acometió en solitario, con el rechazo del resto de grupos políticos. El gobierno le quitó a esta unidad su uniforme específico y le cambió el nombre: pasó a llamarse Unidad de Refuerzo Flexible (URF), una denominación que duró menos de un año. En la práctica, los cambios apenas afectaron a las funciones de la unidad, cuya flexibilidad y rapidez de actuación se ha mostrado como imprescindible, y más en una época de falta de efectivos en la Policía Local.

En julio del año pasado, a los pocos meses de llegar al gobierno municipal, el alcalde Jorge Azcón decidió restituir a la UAPO, tal y como había prometido durante la campaña electoral. La unidad recuperó su nombre, sus funciones y su uniforme habitual. El gobierno aprobó una modificación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) y también compró 65 fundas para sus chalecos por casi 13.000 euros, para que se adecuen a la estética que tenían estos agentes antes del cambio de denominación. En septiembre, los uniformes de esta unidad ya se estaban viendo por las calles. Este cuerpo y el resto de la Policía Local siguen necesitando un refuerzo de la plantilla, aunque se espera la llegada de nuevos agentes para este mismo año. En marzo, el Ayuntamiento aprobó la compra de 20 vehículos para renovar el parque móvil.

Etiquetas
Comentarios