Despliega el menú
Aragón

crisis del coronavirus

La campaña contra la gripe se extiende y pone en jaque a unos centros ya saturados

En la primera fase se han administrado 16.500 dosis en personal sociosanitarios y mayores de residencias.

Una enfermera vacuna a una de las trabajadoras del centro de salud José Ramón Muñoz Fernández , en el paseo de Sagasta de Zaragoza.
Una enfermera vacuna a una de las trabajadoras del centro de salud José Ramón Muñoz Fernández , en el paseo de Sagasta de Zaragoza.
Toni Galán

Aragón extiende desde este jueves la campaña de vacunación contra la gripe a toda la población de riesgo. Un programa que llega a unos centros de salud ya saturados por la presión asistencial habitual, las consultas telefónicas, el rastreo de contactos, la toma de muestras PCR y el doble circuito ante sospecha de covid. Los ambulatorios han tenido que reorganizar espacios para atender la demanda, evitando en la medida de lo posible el tránsito de personas por su interior.

Sanidad garantiza la administración de estas inyecciones a toda la población vulnerable, recuerda que se han adquirido 30.000 unidades más que el año pasado –300.000 además de otras 138.411 si fuera necesario obtenidas por el Ministerio de Sanidad– y traslada que ha reforzado el personal de administración ante la "saturación de las líneas telefónicas" para pedir cita. Los enfermeros reconocen el "aluvión" de solicitudes y hacen un llamamiento a la calma, asegurando que hay margen suficiente para vacunarse. El programa finalizará el 18 de diciembre, aunque habrá dosis hasta febrero.

Esta será una campaña atípica, por su coincidencia con la pandemia del coronavirus. Salud Pública busca aumentar las coberturas de vacunación entre los grupos de riesgo. Tanto es así, que la consejera de Sanidad, Sira Repollés, envió una carta al personal sanitario apelando a su responsabilidad. Según datos del Departamento, desde el día 5 de octubre hasta ayer, se habían vacunado 16.536 personas, entre profesionales sociosanitarios (poco más de 3.500) y usuarios de centros residenciales. Los sectores sanitarios que más unidades han administrado en esta primera fase son Zaragoza III (4.011), Zaragoza II (3.353) y Huesca (2.293). Faltaría por conocer el dato de trabajadores sanitarios vacunados hasta el momento, que proporcionará el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales.

A partir de este jueves, los centros de salud dispondrán de franjas horarias y espacios reservados a la campaña antigripal, intentando que estén lo más cerca posible a la puerta de acceso. Si no lo permite la infraestructura de las instalaciones, se ha recurrido a equipamientos externos. Cada centro de salud decide cómo organizarse para atender este programa, bien ampliando horarios u ocupando otras dependencias. Es el caso del centro de salud Torre Ramona, en la capital aragonesa, que empleará la carpa donada por la empresa Arpa y que se instaló en abril para hacer allí las pruebas PCR. O de las localidades de Illueca y Brea de Aragón, ambas en el Aranda, que utilizarán a partir de la semana que viene sus pabellones polideportivos municipales para este fin. 

El salón de actos del Hogar de Personas Mayores de Ejea, preparado para la campaña antigripal.
El salón de actos del Hogar de Personas Mayores de Ejea, preparado para la campaña antigripal.
E. E.

También Ejea de los Caballeros ha recurrido al salón de actos del Hogar de las Personas Mayores, donde personal de enfermería se desplazará tres horas durante tres semanas para la vacunación de la gripe, que se acondicionó este miércoles. Hasta estas dependencias acudirá la población vulnerable. Su directora, Elena Espés, explicó que es un "espacio grande y diáfano, con acceso independiente desde la plaza de la Libertad".Otros municipios como Barbastro, Binéfar y Jaca, en Huesca, han previsto ocupar otros espacios. Luis Miguel García, presidente de la Sociedad Aragonesa de Medicina de Familia y Comunitaria, apuntó que lo que ocurre en los ambulatorios durante la campaña de la gripe es un espejo de lo que pasa a nivel general en Atención Primaria: “Cada uno se organiza como puede. Es evidente que falta un criterio homogéneo con órdenes claras para saber cómo actuar”.

La DGA ha distribuido las vacunas por 164 puntos de toda la Comunidad. El presupuesto superará los 1,2 millones de euros. Entre los grupos de riesgos se encuentran las personas de 65 años y más y quienes tienen algún factor de riesgo, como enfermedades pulmonares o cardiovasculares, metabólicas, obesidad mórbida o bebés prematuros. También mujeres embarazadas y puerperio, hasta seis meses tras el parto, o quienes pueden transmitir la gripe a otras personas de riesgo.

Etiquetas
Comentarios