Despliega el menú
Aragón

crisis del coronavirus

Una atípica campaña de la gripe hace necesario ocupar pabellones deportivos o antiguos colegios

Los centros de salud han adaptado sus espacios para ampliar a partir del jueves 15 de octubre la vacunación a toda la población de riesgo.

Personal sanitario vacunándose de la gripe en Zaragoza.
Personal sanitario vacunándose de la gripe en Zaragoza.
Toni Galán

Los centros de salud de Aragón se preparan para ampliar a partir del jueves 15 de octubre la vacunación contra la gripe a toda la población de riesgo, tras iniciar la campaña el día 10 entre los profesionales sanitarios y sociosanitarios y las personas mayores que viven en residencias. Y lo hacen reorganizando sus espacios para sumar este programa a su atención habitual y a los seguimientos de contactos de positivos, manteniendo los triajes en el acceso y la zona reservada a sospechas de covid. Ante este complicado panorama, algunos ambulatorios han optado por ocupar pabellones deportivos o antiguos colegios o incluso por montar carpas exteriores para evitar aglomeraciones, así como por ampliar su horario para hacer frente a una vacunación que se prevé masiva por su coincidencia con la pandemia.

Desde el Departamento de Sanidad explicaron que cada centro decide su organización en función de su infraestructura. Por el momento, desde el Sector Zaragoza III (Hospital Clínico Lozano Blesa) informaron de que en Ejea de los Caballeros se llevará a cabo la vacunación contra la gripe en el centro de día del IASS. En el Sector Zaragoza I –que tiene como referencia los hospitales Nuestra Señora de Gracia (Provincial) y Royo Villanova– están también valorando destinar un espacio fuera del centro de salud en Zuera, aunque esta opción todavía no está cerrada.

En el Sector Zaragoza II (Hospital Miguel Servet) solamente se va a utilizar un espacio externo en el centro Torre Ramona, en la capital aragonesa. Se trata de una carpa que ya fue instalada cuando se pusieron en marcha las PCR en Atención Primaria. Este equipamiento está ubicado en el parquin del ambulatorio. En el sector de Calatayud, dos localidades del Aranda –Illueca y Brea de Aragón– emplearán los pabellones municipales para este fin. Illueca cederá el pabellón polideportivo municipal en principio dos semanas para que los sanitarios del centro de salud puedan llevar a cabo allí las vacunaciones contra la gripe. El alcalde, Ignacio Herrero, explicó que desde el ambulatorio solicitaron hace unos días un espacio, y se cedió este, ubicado a unos 300 metros del centro de salud, que abrió sus puertas en junio de 2016.

En la provincia de Huesca se ha decidido ocupar otros espacios en varias poblaciones. El centro de salud de Barbastro, por ejemplo, llevará a cabo la vacunación en el antiguo colegio Pedro I, que esta contiguo al ambulatorio. Y en Binéfar se hará en un espacio cubierto dentro de la nave de la Algodonera, justo enfrente del lateral del centro. En Fraga anunciaron que se trasladará la campaña al antiguo pabellón de deportes y en Monzón se habilitará el parquin cubierto propiedad de Ayuntamiento, contiguo al centro de salud. En el Sector de Huesca, Jaca dispondrá de una carpa anexa al propio ambulatorio. Además, el centro de salud Perpetuo Socorro de la capital oscense está estudiando la utilización de un local prestado por el Ayuntamiento.

En el caso de Teruel, el centro de salud de Calamocha tiene disponible una carpa por si fuera de necesario, aunque de momento no la están empleando y van a seguir vacunando en el interior del edificio sanitario. Sin embargo, adelantaron fuentes de Sanidad, según cómo sea la evolución de la campaña se plantearán su uso.

Durante esta semana ya ha sido posible coger cita para la vacunación antigripal a partir del día 15 de octubre a través del teléfono. Sanidad, sin embargo, recomienda que se acceda a través de la app Salud Informa para no colapsar las centralitas. En la mayoría de centros de salud se va a vacunar a los pacientes con una agenda única con amplios horarios, para evitar así que se acumulen los usuarios en el interior de los inmuebles, como ocurriría si se vacunara en cada consulta de enfermería. Este espacio se intentará que esté lo más cercano posible a la puerta de acceso, como en el caso de Sagasta-Ruiseñores, que empleará la sala de extracciones. Si es preciso también se crearán circuitos de entrada y de salida diferenciados en los edificios donde sea posible, manteniendo en todo momento la distancia de seguridad, la mascarilla quirúrgica y la higiene de manos.

Para que la vacunación sea ágil y proteger al personal vulnerable se van a aumentar las agendas en horario de tarde y en fin de semana si fuera preciso. Además, se aprovecharán tanto las consultas programadas de enfermería como las visitas a domicilios de pacientes crónicos para vacunar a estos enfermos. Este año se ha adquirido una gran cantidad de dosis para dar respuesta a la demanda. De hecho, la DGA ha comprado 300.000 dosis –30.000 más que el año pasado–, y podría disponer de otras 138.411 del Ministerio.

Etiquetas
Comentarios