Despliega el menú
Aragón

sanidad

Unos 250 participantes en el reinicio de las oposiciones del Salud tras la pandemia

El examen fue pospuesto por la crisis sanitaria, lo que en algunos casos sirvió para afianzar temario pero otros perdieron motivación o incluso disponibilidad. 

Importantes medidas de seguridad y mucha precaución. Esta fue la premisa a la hora de recuperar las oposiciones en el ámbito sanitario, que tuvieron que ser suspendidas, sin una fecha en el horizonte, a causa de la pandemia. La nueva normalidad y la necesidad de tener que convivir con el coronavirus permitió que este domingo se llevaran a cabo los primeros procesos selectivos del Salud tras meses paralizados. Lo hicieron cerca de 250 profesionales para seis plazas de higiene bucodental –según los datos del Gobierno de Aragón–, que antes de las 9.30 ya estaban en los alrededores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza. A las 16.30 se repitió la estampa con 167 aspirantes para las 19 vacantes de técnico especialista de sistemas.

Con los nervios "a flor de piel" se encontraba Sandra R. V. antes de acceder al edificio. Para ella no era la primera oposición, pero sí la primera que hacía en Aragón y también en medio de una pandemia. Una situación insólita a la que poco a poco todos se han ido acostumbrando. Antes de la prueba no han existido esas aglomeraciones de candidatos tan habituales en una acto de estas características. Cada uno estaba con sus familiares, amigos o compañeros de estudio. Otros han acudido solos. Máximo, grupos de cuatro o cinco personas e intentando respetar cierta distancia de seguridad. 

El acceso, que empezó puntualmente a las 9.30, también fue con orden: de uno en uno y con alrededor de metro o metro y medio de separación. En poco más de 15 minutos todos los aspirantes a una de las 6 plazas de técnicos superiores en Higiene Bucoddental que se ofertaban han entrado a la Facultad de Medicina. Tras acceder, los opositores han podido ir al baño o ingresar al aula. Solo en este punto de la jornada se les ha permitido el acceso a los aseos. El transcurso también ha sido algo diferente, no ha estado permitido el uso de guantes y no se han entregado bolígrafos ni se han podido prestar entre los aspirantes. Una vez concluida la prueba, han tenido que abandonar las instalaciones, sin quedarse en las zonas comunes ni hacer corrillos a la salida. 

Medio año después

La prueba estaba convocada para el 22 de marzo, sin embargo, la irrupción de la pandemia provocada por el coronavirus obligó a aplazarla sin una fecha concreta y no ha sido hasta seis meses después cuando se ha podido reanudar el proceso. "La pandemia me ha dado más tiempo para estudiar", ha reconocido Sandra V. R. Por el contrario, a Guillermo Cabrero le afectó a su motivación: "Te desestabiliza totalmente porque estábamos a punto de alcanzar el objetivo". No obstante, se fue acostumbrando y ha seguido estudiando hasta la fecha. "Me la he preparado por mi cuenta. Me compré el material en una editorial por internet", ha detallado. 

Por su parte, Estela Aina y Verónica Longares han tenido la difícil labor de compaginar el trabajo, la casa y los estudios. "Ha sido muy complicado, pero el haber tenido más tiempo nos ha beneficiado", han reconocido. Ha sido su primera oposición y antes de comenzar se han mostrado "nerviosas", aunque con "muchas ganas de que pase". Para Elena Baquero esta pandemia ha trastocado todos sus planes: "Lo llevaba muy preparado, pero cuando comenzó esta crisis sanitaria, tuve que reducir las horas de estudio". Ella es enfermera y, dada la falta de personal y la presión asistencial, sus horas de estudio no pudieron ser las mismas.  

Etiquetas
Comentarios