Despliega el menú
Aragón

música

‘Boreal’: la música envuelta con arte

20 artistas, la mayoría aragoneses, han creado un envoltorio único que acompaña el primer álbum conjunto de los colectivos Clashroom Records y Ravioli Makers.

Algunas de las obras de 'Boreal'.
Algunas de las obras de 'Boreal'.
C.I.

‘Renovarse o morir’ parece ser el lema perfecto para contar la historia de esta iniciativa con sangre aragonesa promovida por dos colectivos de artistas, Clashroom Records y Ravioli Makers, radicados entre Zaragoza y Pamplona. Así nacería ‘Boreal’, un proyecto musical que propone un regreso a los sonidos clásicos del rap y cuyo EP salía a la venta hace tan solo unas semanas en formato pendrive aunque con un ‘packaging’ o envoltorio muy particular.

“Al ser un grupo de artistas ubicados al norte de España y con una forma de entender la música muy parecida, pensamos que ‘Boreal’ era un nombre que daba juego ya que este término hace referencia a la dirección norte, que se conoce como septentrional o boreal”, explica Francisco Miguel Vallés, más conocido como Wine, gerente de Clashroom Records y uno de los precursores del proyecto. El zaragozano reconoce que ‘Boreal’ parte de una premisa clara: “Queríamos hacer lo que nos gusta”.

Obra de Dario Ter
Obra de Dario Ter.
C.I.

Sin embargo, para tratar de darle una vuelta de tuerca al tradicional formato físico que todavía predomina en la industria musical y apostando por una presentación más novedosa y artesanal, los integrantes del proyecto decidieron proponer a varios artistas vinculados con la escena urbana, la gran mayoría aragoneses, que llevaran a cabo el diseño de una bola del mundo plasmando su visión personal sobre el concepto o la idea del norte.

“Nos encontramos en un sector -el musical- en el que cada vez hay más oferta y menos demanda”, explica el zaragozano. Esto, unido al consumo cada vez más fugaz de todo tipo de contenidos, se ha traducido en la aparición de un modelo de “demanda lowcost” que ha cambiado por completo el formato de consumo tradicional.

Raquel Pérez, diseñando su obra.
Raquel Pérez, diseñando su obra.
Heraldo

“Actualmente en torno al 80% de la música se consume en formato on-line. Nosotros siempre habíamos apostado por formatos tradicionales pero el CD está obsoleto y el vinilo conlleva una gran inversión económica. Por eso optamos por el pendrive”, asegura Vallés. Sin embargo, querían darle “un toque diferenciador” y ahí entraba en juego el sello de moda zaragozano Overt1me Co, encargado de llevar a cabo “el envoltorio” y la parte creativa de la iniciativa con la fabricación de estas bolas del mundo.

Así pues, los artistas participantes tuvieron que enfrentarse a un doble reto pues el formato o lienzo en cuestión era diferente al que estaban acostumbrados. “En este caso se trata de una esfera completamente hueca realizada en corcho y recubierta por una capa de papel y cola blanca que busca simular esta imagen de bola del mundo”, añade Vallés.

Así, técnicas como el lettering, el graffiti o diseños inspirados en el mundo del tatuaje forman parte de esta particular colección de obras de arte. “Cada uno de los artistas ha aportado su particular visión del planeta y esto era un trabajo al que no podíamos dar un valor económico ya que cada una de estas esferas es completamente única”, explica Vallés.

Del total de obras realizadas se han diseñado medio centenar de planetas, 30 de ellos en un formato genérico y otros 20 de autor. Y aunque antes del inicio de la pandemia la idea era hacer una subasta en un concierto, hace unas semanas decidieron lanzar una subasta con las obras resultantes a través de la red. “Estarán disponibles hasta el 30 de septiembre con un precio de salida de 40 euros. También pueden adquirirse en la tienda de Overt1meCo ubicada en la calle San Jorge de Zaragoza”, afirma.

Obra de Raquel Pérez.
Obra de Raquel Pérez.
Heraldo

Un formato único

Una de las artistas plásticas del proyecto es la turolense Raquel Pérez cuyo diseño surge de la fusión de dos conceptos. “Por un lado mi idea del norte, que me recuerda al mar, y por otro el feminismo ya que quería situar a la mujer en el mundo del arte”, admite.

“Este formato físico es muy diferente a lo que estamos acostumbrados a comprar, es muy creativo y sobre todo singular. Creo que el proyecto demuestra la pasión de estos artistas por su trabajo y su música”, asegura la joven que cuando conoció la idea no dudó en participar: “Apoyar este proyecto es apoyar un enlace cultural entre artistas de la música y el arte urbano”.

Otro de los artistas participantes es el oscense Darío Sola, más conocido como Darío Ter. Su especialidad son el lettering y la caligrafía. “Siempre me han fascinado los manuscritos medievales así que decidí inspirar en ellos mi obra basada en una bola negra con la letra de uno de los temas en caligrafía gótica en color dorado”, admite.

“Creo que hemos conseguido lanzar un formato que no se ha visto jamás en el mundo del rap y que hemos cuidado tanto el contenido como el envoltorio”, resume el artista. Además, en su caso la colaboración es doble ya que también es uno de los nueve mc que forma parte del disco.

-- 

Etiquetas
Comentarios