Despliega el menú
Aragón

vuelta al cole

Incertidumbre en Aragón ante una vuelta al aula excepcional

Familias, docentes y directores de centros educativos siguen a la espera de que se presenten las instrucciones que regirán el próximo curso escolar, que empieza en poco más de 15 días. 

Begoña Terés, Alfonso Luque, Pilar García y Alejandra García hablan de una vuelta al cole excepcional con motivo de la pandemia.
Begoña Terés, Alfonso Luque, Pilar García y Alejandra García hablan de una vuelta al cole excepcional con motivo de la pandemia.
HA

Los expertos abogan por mantener la asistencia a las clases y recuerdan la importancia de concienciar a los alumnos para reducir los riesgos.

"Me preocupa que comience el curso sin el consenso de familias, docentes y el Gobierno"
Begoña Terés, madre de dos niñas en Estadilla.
Begoña Terés, madre de dos niñas en Estadilla.
HA

Todos los días Begoña Terés lleva a sus hijas, de 7 y 9 años, al colegio Joaquín Costa de Estadilla, donde hay matriculados unos 60 alumnos, divididos en tres grupos diferentes. Considera que la vuelta al aula es imprescindible y que todos los agentes deben de trabajar en un mismo sentido. "El coronavirus ha llegado para quedarse. Así que vamos que tener que asumir el riesgo", subraya. Al mismo tiempo, le preocupa que finalmente no se alcance un consenso entre las familias, los docentes y los departamentos de Educación y Sanidad.

Respecto a ese regreso presencial al aula, puntualiza, se debería guiar a los padres para que concienciaran y explicaran a sus hijos los riesgos existentes. La apuesta centrada en grupos ‘burbuja’ le presenta algunas dudas, especialmente, por las extraescolares que se puedan llevar a cabo fuera del horario lectivo. En su centro, recalca, no cree que vaya a haber problemas para organizarlos durante la jornada lectiva. "Es importante mantener estos grupos en el comedor y el nuestro, al ser grande, se puede dividir con biombos", explica. Aún así, todavía desconoce cómo se va a articular. Habitualmente se quedan unos 25 alumnos, pero este curso –independientemente del anuncio del consejero de Educación– comenzarán con la jornada continua. Confía en que finalmente el colegio empiece con normalidad y no se tenga que cerrar.

"No nos han dado ninguna pauta. Tendremos que buscar alternativas para dar las clases"
Alfonso Luque, profesor de Educación Física.
Alfonso Luque, profesor de Educación Física.
HA

Tras quince años como profesor de Educación Física en primaria, Alfonso Luque se pregunta cómo podrá llevar a cabo sus clases en medio de una pandemia. "No nos han dado ninguna pauta", lamenta, al tiempo que reconoce que se buscarán "alternativas" para desarrollar una asignatura en la que la "socialización" es la clave. "En algunos colegios, las clases de gimnasia se llegan a dar en la plaza del pueblo", explica para ejemplificar los problemas a los que se puede llegar a enfrentar una escuela rural, aunque puntualiza que "cada realidad es diferente". Desde su punto de vista, "no se están tomando las medidas correctas" y se pregunta de qué sirve que en el centro se instauren grupos 'burbuja' si luego los alumnos pueden acudir a extraescolares fuera del colegio.

Ilusión e incertidumbre

Cristina del Pozo, tutora del último ciclo de primaria en un colegio de Zaragoza y especialista de Francés, se muestra ilusionada por ver a sus "chicos" y preparar una programación que les motive, pero al mismo tiempo también siente "desconcierto e incertidumbre" de cara a las medidas de prevención con las que van a contar los profesionales y que evitarán perjuicios para los alumnos: "Me da la sensación de que se ha esperado a última hora". Cada día puede estar en cinco clases diferentes. De momento, desconoce cómo se organizarán.

"La prioridad es la salud y para ello necesitamos más docentes y personal de limpieza"
Pilar García, directora del IES Clara Campoamor.
Pilar García, directora del IES Clara Campoamor.
Oliver Duch

La organización de un instituto con más de 900 alumnos y alrededor de un centenar de profesionales no es una tarea sencilla y la responsabilidad de articularlo en tiempos de covid supera ampliamente las competencias estipuladas. "Hay una gran incertidumbre sobre cómo tenemos que gestionar la educación semipresencial", reconoce Pilar García, directora del IES Clara Campoamor. Puntualiza que la prioridad es la salud y para ello se necesitan más profesores pero también personal de la limpieza. "Este año tendremos que organizar el curso de otra manera, perdiendo parte de la esencia", explica. En el centro trabajan por proyectos y ahora tendrán que hacer grupos más homogéneos. También estudian cómo articular las entradas y salidas. "Hay espacios, pero no personal para impartir las clases", lamenta.

En la zona rural

La escuela rural trabaja contra reloj para adecuar espacios. "El comedor va a funcionar en el aula de música, cercana a la zona habitual", explica Fina Guarinos, directora del colegio Daniel Federío de Sástago. En las últimas semanas ya había definido la entrada y salida del centro, que con el anuncio de la jornada continua deberá adaptar. También ha adquirido vinilos de señalización para guiar los desplazamientos. Cuenta además con otro problema: no tener un claustro estable por la movilidad docente.

"Hay que enseñar a los adolescentes cómo deben relacionarse con sus compañeros"
Alejandra García, psicóloga infantojuvenil.
Alejandra García, psicóloga infantojuvenil.
HA

La concienciación de los jóvenes es el principal 'handicap' que Alejandra García, psicóloga infantojuvenil, encuentra en el regreso a los centros educativos. Al no poder controlar lo que los menores hacen fuera del aula, recalca la necesidad de enseñarles cómo deben relacionarse con sus compañeros y amigos, tanto dentro del centro como fuera. Respecto al mayor uso de pantallas por la escuela 'online', reconoció las dificultades para alcanzar un "equilibrio" entre su uso académico, ocioso y la necesidad de comunicarse con amigos. Desde su punto de vista, la jornada continua no supone un problema para los menores. De hecho, explica que mantienen "mayor nivel de concentración por la mañana". El problema, reconoce, se encuentra en la conciliación.

Sin una receta "única"

Para un regreso más seguro al aula, el epidemiólogo veterinario y profesor titular de la Universidad de Zaragoza, Nacho de Blas, recalca la importancia de la limpieza, con gel hidroalcohólico a la entrada y salida del aula, y de la ventilación, intentando mantener las ventanas abiertas todo el día. También considera esencial que todos los niños lleven mascarilla y se intenten reducir las ratios al máximo posible. No obstante, puntualiza, "no existe una receta única" para todos los centros. Él ha colaborado con Marianistas para elaborar su protocolo.

Etiquetas
Comentarios