Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

educación

Más de 60.000 alumnos aragoneses alternarán las clases en el aula con las 'online' desde septiembre

Solo la mitad del alumnado a partir de 3º de ESO estrenará curso en clase porque irán en días alternos. La DGA_valora la reducción de ratios en algunos centros y la contratación urgente de docentes.

Empleados del Ayuntamiento, el pasado viernes, en el colegio San Jorge de Valdespartera.
Empleados del Ayuntamiento, el pasado viernes, en el colegio San Jorge de Valdespartera.
Toni Galán

El próximo 10 de septiembre regresará a los centros de educación secundaria y bachillerato de Aragón, tanto a los públicos como a los privados, casi la mitad del alumnado previsto. La pandemia provocada por la covid-19 provocará que más de 60.000 aragoneses, matriculados a partir de 3º de ESO, tendrán que alternar las clases presenciales con las ‘online’, por lo que solo la mitad de ellos se incorporará ese primer día a las aulas. El resto deberá esperar, al menos, un día más. Esta medida se prevé que se incluya en el protocolo que el Departamento de Educación, junto a Sanidad, está ultimando y que abordará los métodos de contratación urgente de docentes en caso de brotes en los centros educativos. Para minimizar los riesgos, la Administración no descarta reducir las ratios en determinados colegios o grupos, según se lo manifestaron a los sindicatos esta semana.

La educación aragonesa no retornará al 100% de manera presencial. Lo hará de manera ralentizada y adoptando diferentes decisiones para reducir las posibilidades de contagio. Los alumnos de infantil y primaria volverán a las aulas, pero lo harán en horario continuo –de 9.00 a 14.00– y con mascarilla a partir de los seis años. En los dos primeros cursos de ESO también se mantendrán las clases en el aula, pero a partir de entonces, Educación apuesta por la semipresencialidad. La idea es que la mitad del grupo vaya tres días alternos a la semana, y la otra mitad, los otros dos. Y cambiar a la siguiente. Según las estimaciones realizadas, más de 60.000 alumnos –desde 3º de ESO hasta Formación Profesional– podrían verse afectados por esta medida, lo que supone cerca de un tercio del total de aragoneses matriculados en estudios no universitarios.

Su desarrollo tampoco está definido, aunque los sindicatos consideran que el día presencial tendrán una clase tipo magistral y el que tengan que estar en su casa, harán deberes o proyectos definidos por el docente. En términos generales, «se duplicará» la labor de los profesores al tener que llevar al doble de grupos, puesto que «cada uno avanzará a un ritmo diferente». No obstante, esta decisión reducirá el riesgo de contagio, al asegurar la distancia entre los menores. Todas estas medidas serán excepcionales y se aplicarán mientras que la situación sanitaria lo recomiende.

Todavía queda por definir qué protocolos se aplicarán en el supuesto de que se detecte un caso positivo en el centro o que el familiar de un alumno o profesor sea diagnosticado de coronavirus. El Gobierno de Aragón tampoco ha especificado cómo se agilizará la contratación de docentes en estas circunstancias. En la última reunión mantenida con los sindicatos se abordó este tema y también los protocolos de prevención de riesgos labores. Ambas cuestiones se acordarán el próximo martes, aunque el consejero Felipe Faci ya adelantó que se podrían hacer llamamientos diarios en lugar de los semanales que están actualmente estipulados para apresurar la contratación.

Valoran reducir las ratios

Como parte de las medidas adoptadas para controlar la exposición al coronavirus, la Administración trasladó esta semana a los sindicatos que valora bajar las ratios en determinados centros educativos. En concreto, explicaron fuentes sindicales, se apostaría por que no hubiera más de 24 alumnos en las clases de primaria e infantil. Actualmente solo en los barrios de mayor presión demográfica de Zaragoza, en algún que otro municipio del área metropolitana y en aulas muy concretas se superan estas ratios.

En los primeros cursos de secundaria la intención sería que los grupos estuvieran formados por un máximo de 22 alumnos. Esta una iniciativa, que se trasladó a los representantes de los profesores, todavía no está aprobada y de hacerlo debería tratarse en la próxima mesa sectorial.

Los docentes llevan desde que se percibió el impacto de la pandemia reclamando una mayor dotación de profesionales para reducir el volumen de alumnos por aula y, por ende, minimizar las posibilidades de contagio. Otras de sus demandas radican en protocolos específicos para profesionales vulnerables.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión