Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Los preparativos del nuevo curso en aragón

Educación plantea el uso obligatorio de mascarilla en las aulas a partir de 6 años

Analiza con Sanidad la "necesidad" de reforzar las medidas de protección por la escalada de contagios.

El consejero de Educación, Felipe Faci, y el director general de Innovación, Antonio Martínez, han presentado este miércoles el plan de digitalización.
El consejero de Educación, Felipe Faci, a la derecha considera necesario reforzar las medidas de protección en los colegios. 
DGA

La escalada de contagios de coronavirus en Aragón ha obligado finalmente a la DGA a incrementar las medidas de protección de cara al próximo curso escolar. Hasta el punto de que la Consejería de Educación ha dado un giro radical y se plantea ahora imponer el uso obligatorio de la mascarilla en las aulas a partir de los 6 años, independientemente de que haya colegios en los que sí se pueda guardar la distancia social de metro y medio entre pupitres. Los niños de infantil serán los únicos que finalmente funcionarán en "burbujas", como grupos estables de convivencia, y no deberán cumplir ninguna medida.

Fuentes oficiales de la DGA han adelantado a este diario que están analizando con Sanidad la "necesidad" de reforzar el protocolo para minimizar la expansión del virus cuando empiecen las clases dentro de tres semanas. Aragón no será la única autonomía que implante el uso obligatorio de las mascarillas en todos los espacios escolares a lo largo de la jornada, dado que el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, también lanzó este miércoles públicamente que deben utilizarse "en todo momento" en los colegios para los alumnos a partir de los seis años. En su caso, su intención es proponer esta medida en la próxima conferencia de presidentes para su implantación en toda España. A última hora de la tarde, los ministerios de Educación y Sanidad anunciaron la convocatoria de una mesa sectorial para el día 27 con el fin de abordar con las autonomías la vuelta a las aulas.

El consejero de Educación, Felipe Faci, ultima con su equipo el protocolo que finalmente se aplicará con el nuevo curso el próximo 7 de septiembre, que se está adaptando ante el recrudecimiento de la pandemia y que se prevé detallar la semana que viene. Las medidas las está "coordinando" con Sanidad, a la que ya le ha trasladado su propuesta de generalizar el uso de las mascarillas en el sistema educativo.

Las citadas fuentes de la DGA recordaron que el plan de contingencia de finales de junio planteaba hasta tres escenarios para el inicio del curso y que el primero, la plena presencialidad, ya se ha visto superado: ahora se arrancará a partir de 3º de ESO con la asistencia a clase en días alternos, de modo que la mitad del grupo irá dos días y la otra mitad, tres. Esta propuesta, centrada en la semipresencialidad, obligará a preparar tareas para los que se queden en casa, lo que complicará la situación a los docentes. De hecho, los sindicatos consideran que el anunciado refuerzo de contratación de 250 docentes será "insuficiente".

Con el plan de contingencia inicialmente previsto, solo iba a ser preceptivo llevar la mascarilla en los espacios comunes y en las aulas a partir de 5º de primaria si no era posible guardar la distancia de seguridad entre pupitres. En este sentido, Faci defendía a finales de junio que los niños de infantil y hasta cuarto de primaria funcionaran en clase "como una familia" porque, argumentó, resulta "muy difícil que mantengan las distancias y no interactúen". El criterio, compartido por el presidente, Javier Lambán, ha cambiado ante el alcance de los rebrotes, pero habrá que ver hasta qué punto cumplen los niños.

Respecto al comedor, la previsión era organizar una serie de medidas para cumplir las distancia de seguridad y evitar filas y cruces, pero ya se abría la puerta a la posibilidad de organizar la comida en el aula. Esta opción es por la que apostó directamente el pasado martes el presidente aragonés, Javier Lambán, para intentar "aminorar lo máximo posible los efectos de los contagios", de modo que cuando se registren casos no se tenga que acabar cerrando colegios.

En esta línea, se prevé una batería de medidas, como el rediseño de espacios en los centros para su adaptación como aulas y el escalonamiento de entradas y salidas, así como de los recreos, abriéndose la posibilidad de establecer zonas de descanso en estancias distintas al patio.

Desde el sindicato OSTA se reclamó este miércoles que el uso de las aulas como comedores no suponga un deterioro en las condiciones laborales del personal del sector de colectividades y de las monitoras. Por su parte, Ciudadanos instó a garantizar la igualdad del aprendizaje en el medio rural, donde conciliar es más difícil para las familias y el acceso a internet es "imposible" en algunas zonas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión