Despliega el menú
Aragón

Covid-19

Los empresarios del ocio nocturno llevarán a la DGA a los tribunales por el cierre de locales

Critican el "nulo" diálogo con el Gobierno y protestarán todos los jueves frente al Pignatelli.

Carteles protesta de ‘se traspasa’ en los negocios de ocio nocturno de Zaragoza
Carteles protesta de ‘se traspasa’ en los negocios de ocio nocturno de Zaragoza
Guillermo Mestre

Los empresarios del ocio nocturno llevarán a la DGA a los tribunales por el cierre de locales en Zaragoza. El sector asegura haber agotado su paciencia tras semanas "sin ningún tipo de reunión o acercamiento con el Gobierno" y critica que la medida se haya extendido a todo Aragón, incluyendo municipios en los que apenas hay positivos por covid. El colectivo denuncia que solo en la capital han cerrado alrededor de 200 bares y discotecas y que, en estos momentos, unos 1.200 trabajadores están en ERTE o, directamente, han sido despedidos. Hoy protestarán a las 12.00 frente al Pignatelli, unas quejas que trasladarán "cada jueves" y que, según advierten, irán "en aumento".

Fernando Izcara, presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Salas de Fiesta, Baile y Discotecas de Zaragoza, aseguró ayer que "no queda otra opción". "No nos reciben, no contestan a nuestros escritos y ni siquiera se nos dice, aunque sea de forma aproximada, cuándo podremos abrir", aseveró. El sector enviará un último escrito al Gobierno de Javier Lambán y, si no recibe una respuesta "adecuada", activará la vía judicial.

En las últimas semanas, tanto el presidente autonómico como la consejera de Sanidad, Sira Repollés, han señalado las malas prácticas en este sector como una de las principales causas de los rebrotes. Lambán incluso aseguró a finales de julio que el ocio nocturno "puro y duro" iba a estar erradicado "durante mucho tiempo".

Los empresarios recuerdan que sus locales llevan ya más de 20 días cerrados y dan el verano por perdido. A nivel nacional, el colectivo reclamará a Pedro Sánchez un rescate de 20 millones de euros. También lo hará en el plano local. "La situación es ahora mucho peor que la vivida durante el estado de alarma.Entonces se habló de moratorias, pero ahora no hay nada de nada. Los gastos aumentan cada mes, y quien no tenga ‘colchón’ o no haya llegado a un acuerdo por el alquiler lo va a pasar muy mal", manifestó Izcara.

En estos momentos, señaló Alberto Campuzano, portavoz de la Asociación Provincial, se están recopilando datos "local por local" para conocer exactamente los daños a los que se enfrentan los bares y discotecas de Zaragoza. "Ningún establecimiento tuvo que ser cerrado por Sanidad por aparecer casos. Han pasado tres semanas y los contagios siguen en aumento", justificó.

La asociación centrará su demanda en Zaragoza capital. No obstante, sus representantes aseguran haber recibido en las últimas horas "llamadas de empresarios de todo Aragón" para expresar su malestar por la prohibición del ocio nocturno en la Comunidad. Según Campuzano, están trabajando con otras ciudades de España para ver cómo se ha actuado en regiones como Madrid, Cataluña o la Comunidad Valenciana. En Barcelona, el asunto estaría ya en manos de los tribunales, y los hosteleros de Málaga también estudian esta vía. Ha habido protestas, asimismo, en Madrid, Asturias o Guipúzcoa.

Inversión en seguridad

Los empresarios aragoneses, que ya en junio protagonizaron un botellón sin alcohol frente a la Delegación del Gobierno para exigir la vuelta del ocio nocturno en Zaragoza, aseguran sentirse "desamparados" y recuerdan que para abrir durante las primeras semanas de la nueva normalidad tuvieron que hacer "importantes inversiones" para adaptar sus locales a las medidas sanitarias marcadas por el Gobierno de Aragón. "Estamos preocupados, sobre todo, por los empleados. Tuvimos que ponerlos en ERTE, sacarlos y volverlos a meter. Según nuestros cálculos, es posible que no empiecen a cobrarlo hasta noviembre", comentó Izcara. Campuzano, por su parte, recordó que hay otros 400 puestos de trabajo indirectos que también estarían en juego. "Y ya no son solo las pérdidas económicas, los daños a nuestra imagen han sido incalculables", agregó.

Desde el sector incidieron en que en su momento se ofreció a la DGA no abrir hasta septiembre a cambio de ayudas para costear los alquileres, una propuesta que no caló en el Ejecutivo autonómico.

Etiquetas
Comentarios