Despliega el menú
Aragón

INE

Así se movían los aragoneses en 2019: Huesca y Teruel ganaban población en verano, mientras que Zaragoza la perdía

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado un estudio a partir de los datos de la telefonía móvil en el que se puede observar cómo en verano los pueblos se llenan y las ciudades se vacían.

magen de archivo de la Ronda Norte.
magen de archivo de la Ronda Norte.
Raquel Labodía

Los pueblos aragoneses se llenan en verano y se vacían en invierno, mientras que en las capitales de las provincias aragonesas sucede al contrario. Al menos así ocurría hasta ahora, según se detalla en el Estudio de Movilidad de la Población a partir de los datos de la telefonía móvil, que ha publicado recientemente el Instituto Nacional de Estadística (INE) referente al año 2019 y que como ya adelanta se prevé realizar un estudio sobre cómo ha cambiado la movilidad como consecuencia de la covid-19

El informe, que recoge solo la movilidad de los residentes en España, dado que la fuente original son los teléfonos de marcación nacional, toma como referencia cuatro días concretos de 2019: dos del verano, el día de Navidad y un fin de semana de noviembre para analizar la movilidad estacional y, en estos, se puede constatar que aquellos que viven en las ciudades se desplazan en la época estival a las segundas residencias, ubicadas en los pueblos de la misma provincia, en el litoral o en el Pirineo.

Los de la capital aragonesa optan por áreas montañosas, como Sallent de Gállego y Jaca, y por lugares de la costa catalana, como Salou. Concretamente, el 20 de julio se detectó que 7.223 personas residentes en Zaragoza se encontraban en el área de Sallent de Gállego; 6.371, en la de Salou (Tarragona); 5.238, en la de Cambrils (Tarragona); 5.067, en la de Peñíscola (Castellón), y 4.241, en la de Jaca. Mientras que el 15 de agosto, como detalla la nota de prensa del INE, 8.509 residentes en la capital eligieron la zona de Sallent de Gállego; 7.154, la de Salou; 5.968, la de Jaca; 5.648, la de Cambrils, y 5.387, la de Peñíscola.

Sallent de Gállego desde el mirador subiendo a Ibonciecho
Sallent de Gállego desde el mirador subiendo a Ibonciecho
Fondo fotográfico de TuHuesca

Los residentes en la ciudad de Huesca comparten mismas preferencias que los zaragozanos. La mayoría opta por destinos de montaña, como el valle de Tena y el de Benasque, para pasar el verano o por zonas de la costa catalana como Cambrils. Aunque también muchos se desplazan por municipios más cercanos a la capital oscense donde cuentan con segundas residencias. 

Sin embargo, los de la capital turolense, según el estudio, eligen la Sierra de Albarracín, la comarca de Gúdar-Javalambre y la zona del Jiloca como destinos estivales. Si bien el Rincón de Ademuz, de donde proceden muchos residentes en Teruel, acoge a muchos de ellos. Al igual que la costa valenciana del Puig, de Sagunto, de Peñíscola y de Oropesa.

Con esta situación en las capitales de provincia, es normal que los pueblos aragoneses se llenen en verano. Sobre todo, los del Pirineo. Concretamente, la zona de Sallent de Gállego multiplica su población por cuatro; la del valle de Hecho, por tres, y la de Benasque, por dos. Mientras que las comarcas turolenses de la Sierra de Albarracín y de Gúdar-Javalambre duplican su población en agosto, momento en el que no solo reciben a turistas y personas con segundas residencias, sino que también las fiestas patronales atraen a visitantes.

Foto de Albarracín
Albarracín
Laura Uranga

Así, con esta movilidad son las provincias de Huesca y Teruel las que registran un importante crecimiento poblacional durante todo el verano. En julio, la de Huesca crece un 31% y la de Teruel, un 14%; mientras que en agosto la primera experimenta un aumento del 45% y la segunda, del 50%. Al contrario que la provincia zaragozana que pierde un 14% de sus residentes en julio y un 23%, en agosto. Y es que a la movilidad de los de la capital a otras zonas fuera de la provincia se une también el hecho de que localidades como María de Huerva, La Muela o San Mateo de Gállego también pierden población en verano.

Pero si en estas fechas estivales ganan población los pueblos al detectarse un gran éxodo en las ciudades, en invierno los porcentajes de población aragonesa desplazada son inferiores y la mayoría de pueblos no gana población en esa época. De hecho, solo las zonas del Pirineo ganan población durante estos meses. Y es que los residentes en las capitales tan apenas se mueven y los pocos que lo hacen, según el informe, solo se mueven hacia los pueblos de alrededor

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Etiquetas
Comentarios