Despliega el menú
Aragón

Escenario 3

Lo que la curva nos cuenta, por Nacho de Blas, Profesor Titular de la Universidad de Zaragoza

Coronavirus, archivo.
Coronavirus, archivo.
Pixabay

Este tercer escenario es poco deseable. Mucho se ha hablado de la necesidad de que el 60-70% de la población sea seropositiva para alcanzar la deseada inmunidad de rebaño. El problema es mantener esa proporción mínima para evitar rebrotes. Esto se conoce como listón de Kendall, o teorema del umbral mínimo, que afirma que si hay más de 30-40% de personas susceptibles se puede producir una nueva onda epidémica.

En este escenario la probabilidad de sufrir otra epidemia similar dependerá de que se haya alcanzado la inmunidad poblacional (algo que todavía está lejos) y luego mantenerla una vez conseguida. Y para ello es necesario cumplir dos condiciones.

La primera es que las defensas adquiridas tras la infección sean duraderas. Para SARS-CoV-2 todavía es demasiado pronto para saberlo, pero si nos basamos en la duración en otros coronavirus humanos y animales podríamos estimarla entre 1 y 3 años. La segunda condición es que el total de nuevos inmunizados sea igual o superior al número de personas que pierden sus defensas, en caso contrario será misión imposible mantener la proporción de personas protegidas necesaria para evitar otra epidemia importante.

La clave en este escenario de inmunidad breve es mantener altas las defensas de la población, y hay dos factores que podrían ayudar: la protección cruzada con otro coronavirus y la disponibilidad de vacuna. Es parecido a lo que ocurre con gripe, suele presentarse de forma estacional, pero sufrimos una epidemia importante cada vez que el virus muta y produce una variante con escasa inmunidad cruzada con virus de años anteriores, tanto los que circulan naturalmente como los usados en las vacunas.

Etiquetas
Comentarios