Despliega el menú
Aragón

El Ayuntamiento de Luesia prohíbe bañarse en el pozo Pígalo y el río Arba

El Consistorio ha decretado esta medida en las zonas naturales del municipio cincovillés debido a la situación sanitaria ocasionada por la covid-19.

El Ayuntamiento de Luesia prohíbe bañarse en el pozo Pígalo y el río Arba
El Ayuntamiento de Luesia prohíbe bañarse en el pozo Pígalo y el río Arba
Comarca de las Cinco Villas

El Ayuntamiento de Luesia, por decreto de alcaldía, ha prohibido desde este viernes el baño en las zonas naturales del municipio, incluyendo elpozo Pigalo y el río Arba. El decreto viene provocado por la situación sanitaria ocasionada por la covid-19.

La orden, firmada por el alcalde luesiano, Jaime Lacosta, viene motivado “tras ser declarado el estado de alarma por el Gobierno de España, y las diversas medidas adoptadas por el Gobierno de Aragón, todas ellas encaminadas a prevenir y atajar la propagación de la covid-19 entre la población, y habida cuenta de la gravedad y la alarma social generadas, con la finalidad de reforzar dichas medidas y los objetivos que con ellas se pretenden alcanzar”, alude el dictamen..

Según este mandato, en virtud de las atribuciones que le confiere  al alcalde la Ley 7/85, de 2 de abril, Reguladora de las Bases de Régimen Local, y el Real Decreto 2568/1986, de 28 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Organización y Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales y demás normativa de aplicación, Lacosta ha decretado, ante los primeros indicios de personas que están acudiendo en los últimos días a estos parajes, "cerrar el acceso y prohibir el baño en las zonas de los pozos de Pigalo y de todo el cauce del río Arba. Este cierre es efectivo desde el día de hoy, 29 de mayo, y se prolongará hasta nueva orden".

La prohibición será anunciada en estos lugares mediante carteles, y se clausurarán con vallado o cinta los accesos. La Guardia Civil y demás servicios tanto de protección civil como Agentes de Protección de la Naturaleza velarán por el cumplimiento de esta medida.

Desde el Consistorio de Luesía señalan que esta es una decisión necesaria para poder hacer frente a la propagación de la covid-19, apelan al "sentido de la responsabilidad de todos" y recuerdan la necesidad de respetar y cumpllr las instrucciones impartidas: "Nuestra seguridad y la rápida resolución de esta situación depende de evitar las aglomeraciones, concentraciones y desplazamientos innecesarios”, subrayan.

El decreto concluye que esta tarde, en el pleno de la corporación, que se celebrará a las 20.00, se dará cuenta de este documento a la corporación municipal.

El pozo Pígalo se encuentra en un entorno de cascadas y pinares junto al río Arba. Forma una balsa dividida en dos espacios con diferentes profundidades y una cascada. Es una de las pozas más conocidas en la provincia de Zaragoza y, a diferencia del salto de Bierge, en Huesca; o el paraje Cananillas, en la localidad turolense de Aguaviva, no es una zona de baño controlada (ZBC),

Sobre este asunto, el Gobierno publicó el pasado viernes un informe con recomendaciones para la apertura de playas y zonas de baño tras la crisis de la covid-19 que en sus conclusiones decía: "En aguas continentales, como pozas, remansos y cauces de agua dulce con escaso caudal, se desaconseja el baño y los usos recreativos para esta temporada 2020". 

Etiquetas
Comentarios