Despliega el menú
Aragón

la desescalada en aragón

Hoteles y restaurantes amplían su oferta con la fase 2 y los gimnasios retoman la actividad

Los hosteleros confían en abrir en Zaragoza el 20% de los bares y el 46% de los restaurantes mientras autoescuelas y academias vuelven a las aulas.

El hotel París Centro de Zaragoza reabre este lunes parte de sus zonas comunes

Aragón dará un paso más hacia la nueva normalidad al entrar mañana en la fase 2 de la desescalada. Entre las novedades que incluye esta etapa, sobresale la posibilidad de que los bares y restaurantes puedan abrir al 40% de capacidad en su interior, y no solo la terraza, como hasta ahora. Los clientes no podrán utilizar la barra, pero sí las mesas que se habiliten con dos metros de separación, un avance que animará a muchos empresarios a levantar la persiana dos meses después. 

En Zaragoza se espera que abra el 46% de los restaurantes, aunque los propietarios siguen reclamando más concreción en las medidas. Así lo muestra un estudio elaborado por Horeca, que también recoge que el 30% de los empresarios del sector todavía no saben cuándo van a abrir porque sienten que no tienen todas las garantías. 

«Se puede empezar a abrir con muchas limitaciones y distintos criterios de interpretación. Por eso se ha elaborado un protocolo de adaptación para la reapertura», explicaron fuentes de Horeca, que coinciden con la opinión que Luis Femía, gerente de la Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza, transmite sobre estos establecimientos. A su juicio, mañana abrirá «en torno al 20%» de los bares de la capital aragonesa, o quizá algo más tras conocerse las últimas medidas anunciadas por el Gobierno central. «Seguimos reclamando más seguridad jurídica y que las normativas se publiquen con más margen de tiempo», valoró. 

Uno de los que ha apostado por dar el paso es José Luis Sanz, propietario del bar El Boticario. Hoy completará los últimos preparativos y mañana abrirá al público con la «esperanza» de no perder dinero. «Lo tenemos relativamente fácil porque contamos con una terraza amplia y eso nos ha empujado a dar el paso», señaló Sanz. 

Menos halagüeño es, por el momento, el panorama de los hoteles. La activación de la fase 2 permite que reabran las zonas comunes con limitación de un tercio del aforo, pero el bloqueo del turismo sigue reduciendo al mínimo las reservas. «Tenemos cuatro terrazas –una en la planta calle, otra en la quinta y dos soláriums– y las iremos abriendo paulatinamente, conforme cojamos confianza y veamos que nuestros clientes tienen todas las garantías», comentó Alberto García, director del hotel París Centro, quien confía en que pronto se reactive el turismo nacional y se incremente el número de reservas. En ese sentido, desde Horeca prevén que «alrededor del 30%» de los hoteles abrirán cuando finalice el estado de alarma.

El gimnasio Kronos Box de Zaragoza reabre este lunes con cita previa y medidas de seguridad
El gimnasio Kronos Box de Zaragoza reabre este lunes con cita previa y medidas de seguridad
José Miguel Marco

Desde el primer día

Otro de los sectores que volverá a subir la persiana de manera progresiva será el de los gimnasios. La mayoría optará por volver a partir del 1 de junio, lunes, con el cambio de mes. Así lo harán en Gym Pilates Velvet de La Almozara. «Hemos seguido dando clases ‘online’ durante la cuarentena, no queremos correr», explicó Layla Fernández, una de sus responsables. «Ya teníamos máquinas de ozono, pero como eran algo antiguas, hemos comprado nuevas», dijo.

Restaurante El Paréntesis de Sabiñánigo atiende a clientes dentro del establecimiento, este sábado
Restaurante El Paréntesis de Sabiñánigo atiende a clientes dentro del establecimiento, este sábado
Rafael Gobantes

Otros establecimientos, en cambio, no esperarán ni un día, como Kronos Box, en la capital aragonesa, que vuelve mañana. «Los clientes reservarán cita a través de una ‘app’ y cada uno tendrá garantizados 9 metros cuadrados de espacio», explicó Víctor Muñoz, uno de los propietarios. «Para el primer día ya está todo completo, había mucho mono de volver», reconoció.

Sabiñánigo: Mesas más separadas y mamparas en la barra

La capital serrablesa, al no llegar a 10.000 habitantes, ha podido adelantar este fin de semana su entrada en la fase 2 de la desescalada. Los vecinos de Sabiñánigo, además de no tener que cumplir ya franjas horarias para los paseos y el deporte, pueden regresar ya al interior de bares y restaurantes, aunque sea con un aforo limitado al 40% para respetar las garantías sanitarias.

Unas medidas que alivian el estado de alarma y permiten "tener algo más de libertad", tal y como destacó la alcaldesa, Berta Fernández. "Por una vez, los 586 kilómetros cuadrados de municipio que tenemos han jugado a nuestro favor", bromeaba.

Y es que Binéfar, por ejemplo, pese a estar también por debajo de 10.000 habitantes, ha tenido que posponer la fase 2 al lunes ya que al tener un término municipal pequeño (25 kilómetros cuadrados), sobrepasa con creces el límite densidad de población fijado de 100 habitante por kilómetro cuadrado (roza los 400).

La flexibilidad se notó ayer en las salidas a la calle de los vecinos de Sabiñánigo, que estrenaba el corte al tráfico de la calle del Serrablo, principal arteria de la localidad, para facilitar la movilidad, generar más espacio de uso público y favorecer el pequeño comercio y hosteleros de la zona.

Esta decisión ya se había tomado con anterioridad por parte del Ayuntamiento de Sabiñánigo, que probará «dos o tres fines de semana» para ver las reacciones de vecinos, comerciantes y hosteleros, y en función de ello continuar con esta medida, explica la alcaldesa. Los serrableses aprovecharon esta iniciativa para pasear por el centro de la localidad y disfrutar de los servicios que ofrece. Muchos, aunque el tráfico estaba cortado, seguían caminando por la acera, posiblemente por la falta de costumbre.

Pese a la ventaja de poder anticipar la fase 2, los hosteleros van con más cautela y la mayoría esperará al lunes para la reapertura de sus comedores interiores con el objetivo de dar un servicio con la "máxima seguridad".

Sin embargo, hubo algunos que ya los abrieron ayer, como el restaurante El Paréntesis. Hasta el viernes, trabajaron solo la terraza "y la verdad es que ha ido muy bien, sobre todo por las tardes", dijo Jesús. Pero tras haber instalado una mampara en la barra, aunque los clientes todavía no pueden hacer uso de ella, y separar las mesas para mantener la distancia de seguridad, empezaron a servir también dentro, desinfectándolas con cada grupo de clientes. "Después de dos meses sin ingresos, tenemos mucha ilusión y ganas de volver a una relativa normalidad", señaló.  

Andorra: El coche retrocede en favor de peatones y bares

Los peatones y las terrazas de los bares empezaron ayer a ganar espacio en las calles de Andorra coincidiendo con la primera jornada de flexibilización de las normas del estado de alarma para localidades de menos de 10.000 habitantes, una medida que, en la provincia de Teruel, solo afectó a la población minera. La peatonalización de espacios ya estaba prevista por el Ayuntamiento, pero, como explicó el alcalde, Antonio Amador, la aplicación se "ha precipitado" para paliar los efectos de la covid-19.

Los bares aprovecharon para sacar a la calle hasta el 50% de los veladores y para abrir el interior de sus locales hasta el 40% del aforo máximo. El presidente de la Asociación de Empresarios de Andorra-Sierra de Arcos, Roberto Miguel, explicó que todos los bares abrieron sus locales "con muchas ganas tras dos meses con las puertas cerradas". Añadió que las terrazas también estuvieron animadas, en parte para aprovechar "el buen tiempo".

El alcalde indicó que el Ayuntamiento quiere apoyar al sector hostelero para que remonte tras el cierre impuesto por la covid-19, pero advirtió de que las solicitudes para ampliar las terrazas deberán llegar con el visto bueno de los vecinos, porque debe preservarse la «convivencia» entre los bares, los peatones, los vecinos y el tráfico. Además, recalcó que «lo principal será garantizar la seguridad».

El Ayuntamiento cierra este fin de semana espacios a los coches para el uso peatonal y hostelero. Amador señaló que los bares que tienen terrazas las podrán ampliar y los que no las tienen dispondrán de espacio para abrirlas. Una de las vías peatonalizadas es la céntrica calle 2 de Mayo en su tramo contiguo a la plaza del Regallo.

El presidente de los empresarios de Andorra afirmó que la extensión de las terrazas es "una buena medida"» y la consideró «necesaria de cara al verano». El dirigente patronal explicó que la hostelería local ya arrastraba antes de la pandemia una acusada caída de la rentabilidad al retraerse el consumo con el inminente cierre de la central de Andorra -previsto para finales de junio- y todo lo que sea darle "facilidades" será bienvenido. Además, el horario de cierre se alargó anoche hasta la una de la madrugada.

Los paseos en familia también se generalizaron para disfrutar de los nuevos espacios libres de tráfico rodado y las posibilidades de la normativa para municipios de 10.000 habitantes. Entre los paseantes figuró el propio alcalde. "Por fin, hemos podido salir a pasear juntos con mi mujer y mi hija", afirmó. 

Etiquetas
Comentarios