Despliega el menú
Aragón

covid-19

Los alumnos con mala conexión a internet tendrán preferencia en las clases presenciales de la Universidad en Aragón

El director general de Universidades del Gobierno de Aragón, Ramón Guirado, ha adelantado algunas de las claves del próximo curso. 

Una clase de la Universidad de Zaragoza.
Una clase de la Universidad de Zaragoza.
Heraldo

Los alumnos con mala conexión a internet tendrán preferencia en las clases presenciales del próximo curso universitario. Así lo ha confirmado este jueves el director general de Universidades del Gobierno de Aragón, Ramón Guirado, en su comparecencia para informar sobre las actuaciones realizadas en relación a la pandemia de coronavirus.

La DGA plantea un formato combinado -clases asistenciales y a distancia- para ceñirse a las reducciones de aforo en las aulas que, previsiblemente, serán necesarias en septiembre para garantizar la seguridad del alumnado. Y teniendo en cuenta que durante estos últimos meses han surgido problemas debido a la denominada ‘brecha digital’, Guirado ha adelantado que una solución podría estar en diferenciar las enseñanzas en función de cómo llega la red a las casas.

En ese sentido, ha recordado que la encuesta que recientemente elaboró Crue Universidades Españolas desvela que el 90% de los alumnos universitarios aragoneses disponen de conexión de alta velocidad, si bien es cierto que alrededor del 40% de los mismos tienen problemas de desconexión en momentos puntuales.

Guirado ha subrayado que a partir del próximo curso los que tengan “mala conexión” tendrán preferencia para ir a clase de forma presencial, mientras que el resto "podrá quedarse en casa" con objeto de cumplir las nuevas normas prevención. Asimismo, ha dado importancia a que en este final de curso, para que no colapse los sistemas -plataforma Moodle de Unizar, por ejemplo- es fundamental que los niveles de carga sean adecuados, que no todos entren a la vez

Por otra parte, Guirado ha confirmado que, tal y como adelantó la consejera Maru Díaz, “Aragón reducirá las tasas universitarias a niveles del curso 2011-2012”, cuando el entonces ministro de Educación, José Ignacio Wert, aplicó un nuevo método basado en la fijación de precios por horquillas.

Por último, el director general de Universidades ha mostrado su confianza en que los alumnos que tienen pertenencias en colegios mayores o pisos puedan ir a recogerlas pronto. “Trabajamos en ello con la nueva consejera de Sanidad”, ha dicho.

Etiquetas
Comentarios