Despliega el menú
Aragón

universidad

Aragón quiere reducir las tasas de primera y segunda matrícula universitaria a precios de 2011

Díaz aboga por que las becas tengan en cuenta la situación económica actual y estudia modificar las ayudas del 50x50. La DGA financiará investigaciones de covid presentadas al Instituto Carlos III.

Maru Díaz este jueves en las Cortes de Aragón.
La consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, Maru Díaz, en una imagen de archivo en las Cortes de Aragón.
Cortes de Aragón

El Gobierno de Aragón pretende reducir tanto las tasas de primera matrícula como las de segunda a niveles del curso 2011-2012, cuando el entonces ministro de Educación, José Ignacio Wert, aplicó un nuevo método basado en la fijación de precios por horquillas. Las comunidades decidían en qué punto establecerse. Además, la consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, Maru Díaz, apuesta por modificar los criterios económicos de las becas para que se tenga en cuenta la situación provocada por el coronavirus y está previsto que anuncie este jueves las ayudas a la investigación en esta área.

El Consejo de Ministros aprobó esta semana la eliminación de la horquilla de precios y este jueves se explicarán estos cambios a las comunidades en la Conferencia General de Política Universitaria. Posteriormente, ellas deberán fijar los precios finales. "El objetivo del Ministerio es que se estipule como máximo las tasas del curso 2011-2012", recuerda Díaz. En un principio esta propuesta solo afectaría a la primera matrícula, pero la consejera considera que Aragón estaría en disposición de "ser un poco más audaz" y contemplar también las segundas matriculas. Aunque todavía no se ha hablado de precios concretos, recuerda que cada crédito de grado tiene ahora mismo un coste medio de 18,9 euros, un 2,7% más que en 2011. En el caso de las segundas matrículas, estas cifras se incrementan.

No hay que olvidar que el precio público depende del grado de experimentalidad de la titulación. Las más económicas tienen ahora un coste de 13,70 euros el crédito, es decir, 822 euros al año;y las más caras ascienden a 1.403,4 euros anuales en primera matrícula. Hace casi una década, estas cifras variaban de 754,8 a 1.415,4. En segunda matrícula, los importes oscilan actualmente entre los 20,44 a 37,45 euros el crédito en la Universidad de Zaragoza y en el curso 2011-2012 estaban entre los 18,36 y 34,44.

En el curso 2017-2018, la DGA y la Universidad de Zaragoza acordaron reducir las tasas un 7%, lo que ha permitido que la diferencia entre el precio actual y el de hace nueve años no sea tan elevada. En aquel momento, la primera matrícula ascendía a 25,83 euros el crédito y la segunda, a 38,33.

De momento, se desconoce cuál será el importe final que se fijará en las tasas académicas para el curso 2020-2021, puesto que se negociará en las próximas semanas entre el Departamento de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento y la Universidad de Zaragoza. No obstante, Díaz detalla que "desde febrero" han mantenido conversaciones en esta línea.

Otro de los temas que se abordará en la Conferencia General de Política Universitaria de este jueves son los criterios de las becas del próximo curso. Desde Aragón se pidió al Ministerio que no se tenga en cuenta la renta del año anterior, si no la de 2020, con el objetivo de incluir los efectos laborales del coronavirus. En el caso de que finalmente no se hubiera considerado esta propuesta, la consejera apuesta por una convocatoria aragonesa que pudiera abarcar los aspectos señalados y dar ayudas a aquellos que no estuvieran contemplados en la propuesta nacional.

Independientemente de la pandemia actual, el Departamento también trabaja en la revisión de las bonificaciones 50x50 que se implantaron hace dos cursos. "No resuelven el principal problema que es ayudar a aquellos alumnos que van a acceder por primera vez a la universidad. Tampoco es una beca a la excelencia", explica Díaz. Por ello, considera necesario "optimizarlas".

En las últimas semanas también se ha analizado cómo se contabilizarán aquellas asignaturas suspensas o que no se hayan podido cursar correctamente a causa de la covid-19. "Queremos flexibilizar los criterios y que no corra la convocatoria", subraya. No obstante, recuerda que todavía se está negociando en el seno de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) y, por lo tanto, no hay una decisión adoptada. Eso sí, remarca la necesidad de que «sea un criterio conjunto para todo el Estado».

Ayudas a la investigación

Aragón trabaja con el Instituto Carlos III en la implantación de una línea de ayudas relacionadas con el coronavirus. Detalla que se trataría de apoyar proyectos que se presentaron a nivel estatal pero que, debido a su elevada duración (alrededor del año o año y medio), no han sido subvencionados por el citado organismo. De este modo, es el Instituto Carlos III el que remite las propuestas al Ejecutivo autonómico.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios