Despliega el menú
Aragón

covid-19

Pikolin retoma la producción pendiente de la apertura de las grandes superficies

La fábrica de Plaza trabaja ya a un turno y espera que sus mayores clientes reactiven ahora las ventas. 

[[[HA REDACCION]]] img-20200519-wa0023.jpg
Trabajadores de Pikolin reciben instrucciones.
Pikolin

Dos meses después de parar su producción por la pandemia del coronavirus, Pikolin ha vuelto a fabricar colchones en su planta de Zaragoza tras adaptar sus instalaciones a nuevos protocolos de salud y seguridad laboral para evitar contagios de la covid-19. Desde este lunes, día 18, la compañía aragonesa está produciendo en un turno en su factoría de Plaza, el de la mañana (de 6 a 14 horas), siendo consciente de que ahora deberá hacer frente a una caída del mercado de hasta un 50% y esperando a que este se reactive con la próxima apertura de las grandes superficies, hoy aún cerradas.

Según informaron a este diario fuentes de la empresa, los 870 trabajadores de la sede central de la firma en Zaragoza han iniciado ya la vuelta a sus puestos, los operarios de producción en dos turnos que se irán alternando y los de oficinas en su mayoría teletrabajando desde casa. Ya antes de reincorporarse, la compañía difundió un vídeo dando cuenta de su plan de retorno a la actividad en el que hace hincapié en las nuevas medidas de serguridad aplicadas en el centro de Plaza, destacando la entrega de un kit de higiene a cada empleado, el control de temperatura que se hará a estos al llegar a la fábrica, la utilización de mascarillas, las distancias de seguridad entre cada puesto y la limpieza permanente de todo. Las zonas comunes donde coincidían muchas personas, como los vestuarios y el comedor, han sido cerradas.

El primer día de regreso a la actividad fue "atípico", apuntaron desde Pikolin tras reseñar que quienes llegaban a las instalaciones debían participar en sesiones informativas y de formación para conocer los detalles de los nuevos protocolos de actuación.

Fuentes del comité de empresa del fabricante de colchones corroboraron que la vuelta al trabajo en la sede de Plaza se produjo sin problemas y que ya la semana pasada todo fue acordado y revisado con los delegados de prevención de riesgos laborales. El lunes, indicaron, se reanudó la actividad en producción, mantenimiento y oficinas (en estas parcialmente y con horario de 9 a 14h) y se ha gestionado que en los autobuses que trasladan a los empleados haya suficiente distancia física entre los pasajeros. Las rutas se han doblado, precisaron desde la compañía.

Pikolin tiene en marcha un expediente de regulación de empleo (ERTE) por causa mayor acordado tras comenzar el estado de alarma, pero la dirección y el comité han pactado otro por causas económicas y productivas con vigencia hasta el 31 de diciembre.

Etiquetas
Comentarios