Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

audiencia nacional 

El juicio al etarra Ata por el crimen de Giménez Abad se retrasa a 2021

El estado de alarma obliga a la Audiencia Nacional a aplazar el proceso por el atentado, del que se cumplen hoy 19 años

Mikel Carrera Sarobe, alias Ata, conducido por un policía, en una foto de archivo. Ahora está en una cárcel del sur de Francia.
Mikel Carrera Sarobe, alias Ata, conducido por un policía, en una foto de archivo. Ahora está en una cárcel del sur de Francia.
Policia Nacional

El juicio contra el etarra Mikel Carrera Sarobe, alias Ata, por el asesinato del presidente del PP en Aragón, Manuel Giménez Abad, se retrasará hasta bien entrado el año 2021. La causa está en la paralización judicial que se ha producido en los procesos de la Audiencia Nacional por culpa del estado de alarma decretado el pasado 14 de marzo, según confirmaron ayer fuentes jurídicas. El aplazamiento se conoce cuando se cumplen 19 años del atentado, que se produjo el 6 de mayo de 2001 en la calle de Cortes de Aragón, cuando Manuel Giménez Abad iba con su hijo Borja a un partido en la Romareda.

El último paso de las diligencias fue el 31 de enero. Ese día Mikel Carrera declaró por videoconferencia ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz.En la comparecencia negó que ese 6 de mayo de 2001 estuviera en la capital aragonesa y dijo que se encontraba en unas fiestas por las «ikastolas de Euskal Herria» en el País Vasco francés. En este acto, el magistrado le comunicó su procesamiento.

La abogada Carmen Ladrón de Guevara, que defiende a la familia de Giménez Abad, señaló que el caso todavía está pendiente de que concluya la instrucción para poder entrar en el calendario con todas las causas que van a ser juzgadas.

Asimismo, la defensa del etarra –que se negó a responder a las preguntas de la acusación y de la fiscal Ángeles Gómez Rodolfo– podría aprovechar su declaración para solicitar nuevas diligencias al juez. También podría tratar de aportar algún testigo que pudieran declarar sobre la supuesta estancia del terrorista en la localidad francesa en lugar de en Zaragoza el día del atentado al político aragonés.

Al haber hecho la declaración por videoconferencia en euskera (y una parte en castellano) desde la prisión de Lannemezan, donde fue trasladado por las autoridades francesas para acercarlo a su familia, la traducción se retrasó. Cuando las partes recibieron las copias, quedaba poco para que estallara la crisis sanitaria del coronavirus, que llegó poco antes de que se produjera la decisión final de la conclusión de la instrucción.

El juez instructor de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha recibido en los últimos meses cinco testimonios de zaragozanos que prestaron declaración ante la Jefatura de la Policía Nacional en Zaragoza. Todos manifestaron haber reconocido al etarra Mikel Carrera Sarobe como el autor del atentado de Manuel Giménez Abad la tarde del 6 de mayo de 2001. Estos testimonios de los ciudadanos, que apoyan el que prestó antes Borja Giménez, son los que dieron la vuelta a un caso que ha tenido momentos muy complicados en la Audiencia Nacional. El juez Pedraz dejó en libertad a los etarras a David Pla y Aitor Lorente, tras condenarlos por montar una estructura en Zaragoza durante ocho meses, entre novimbre de 1999 y julio de 2000, para cometer atentados a dirigentes del PP.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión