Despliega el menú
Aragón

sobrellevar la cuarentena

Un observatorio desde el balcón: guía para reconocer las aves y los trinos que oyes (más) estos días

El confinamiento ha semivaciado las grandes ciudades de gente y de ruidos: las aves viven días de mayor libertad y sus cantos se escuchan más que nunca. Aquí va un gráfico interactivo para identificar, sin salir de casa, cómo son y cómo suenan  gorriones, vencejos, jilgeros, herrerillos, ruiseñores o carboneros.

Un niño observando pájaros desde el balcón de su casa.
Un niño observando pájaros desde el balcón de su casa en el centro de Zaragoza.
Heraldo.es

Muchos de los efectos a todos los niveles del confinamiento se sabrán a medio y largo plazo. Nunca antes media humanidad había desaparecido, de un día para otro, de prácticamente todos los lugares que ocupaba. En las ciudades, la ausencia de viandantes y, sobre todo, de coches, está teniendo consecuencias, estas sí, inmediatas sobre el medio ambiente. Los niveles de polución han descendido significativamente. En idéntica o mayor proporción, los de ruido. 

En este contexto, la fauna que habitualmente nos acompaña en la vida cotidiana conquista espacios que le son vedados

En Zaragoza, se han visto por las aceras hasta corzos, pero son los pájaros, los que más se dejan ver y, sobre todo, oír estos días. Pueden bajar a comer al suelo sin tanta gente que los asuste. Sus trinos, además, resuenan más que nunca sin la competencia del rugir de los motores y otros ruidos de la gran ciudad.

Con la ayuda del experto ornitólogo José Antonio Pinzolas, aquí va esta guía, a través de un gráfico interactivo, para poder identificar cada ave con su foto y con los sonidos correspondientes de sus trinos. También se adjuntan algunas curiosidades para que cada uno pueda montarse un observatorio de aves sin salir del balcón.

El tiempo extra que da el confinamiento permite a los urbanitas más recalcitrantes entrenar el 'ojo verde', mirar por la ventana y el balcón de otra manera, para detenerse a observar la evolución de las aves en esta primavera que comienza y que en medio del fragor de la vida cotidiana no es tan ajena en este aspecto. Muchos pájaros están ahora nidificando. Otras se encuentran recién llegadas de África. 

En Zaragoza estos días se pueden ver (eso sí, con permiso de los árboles cada vez más frondosos), muchas palomas y tórtolas, pero si se aguza la mirada y con un poquito de suerte, también se pueden localizar cernícalos, gorriones, jilgueros, golondrinas, herrerillos, ruiseñores, gorriones, carboneros y hasta colirrojos tizones, una especie huidiza que estos días se ha escuchado para sorpresa de los expertos en el Parque de Roma.

ALGUNAS CURIOSIDADES DE LAS AVES QUE SE PUEDEN VER ESTOS DÍAS Y SUS IMÁGENES:

¿Quieres convertir tu balcón en un observatorio urbano de pájaros? Estos son las aves más comunes y sus trinos, que estos días oyes con más claridad gracias a la ausencia de ruido.

El autillo

Es la rapaz nocturna más pequeña de España. Viene justo ahora, en primavera, a reproducirse y se alimenta de insectos y pequeños roedores.

El cernícalo

El nombre viene porque es capaz de cernirse en vuelo: es decir, se queda inmóvil, aleteando, para poder ver mejor a sus presas.

Cernícalo vulgar.
Cernícalo vulgar.
José Antonio Pinzolas

El gorrión

Lleva 11.000 años entre los humanos.

Gorrion
Gorrión
José Antonio Pinzolas

El halcon peregrino

Es el ave mas veloz de la tierra. Llega a alcanzar, nada menos que los 300 km/hora. Lo hace en sus picados para cazar a sus presas, generalmente, palomas. En Zaragoza, con suerte y buscando bien, podemos verlo en la plaza del Pilar, en la zona de la Romareda y en el 'pirulí de comunicaciones telefónicas de la Vía Hispanidad.

El ruiseñor común 

A esta pequeña ave pocas veces se la ve. Suele esconderse y cantar. Y es ese trino el que nos llama mucho la atención, pues tiene unas variaciones muy bonitas. Hace unas semanas que han llegado de su viaje migratorio.

Grajillas y urracas

Pertenecen a la familia de los cuervos. Son aves muy inteligentes. La urraca tiene fama de llevar a sus nidos objetos brillantes.

Las grajillas tienen conductas curiosas
Las grajillas tienen conductas curiosas
MARIO MAGANTO

Vencejo común

Su nombre en latín 'apus apus', lo que quiere decir "sin pies". Esta magnífica ave puede dormir, beber, alimentarse y hasta copular en vuelo. Puede estar volando sin parar casi dos años. Se sabe que un vencejo real voló de Lisboa a Suiza en tres días. En Zaragoza, en el parque de bomberos Número 1 del Ayuntamiento de Zaragoza, hay una colonia de vencejo pálido.

Etiquetas
Comentarios