Despliega el menú
Aragón

coronavirus aragón

Indignación en Tarazona por los vídeos de vecinos bailando y cantando en la calle

En las imágenes, se ve a un nutrido grupo de vecinos de La Faceda, bailando la coreografía de Coyote Dax, un mariachi cantando una ranchera y  varios cofrades tocando bombos y tambores. Todos han pedido disculpas. 

Indignación por decenas de personas bailando en una calle de Tarazona

Unos vídeos de un grupo de vecinos de Tarazona bailando en la calle, cantando o tocando tambores y bombos han generado polémica en la ciudad. Las imágenes han circulado durante el fin de semana por los Whatsapp provocando controversia entre los turiasonenses.

En las imágenes se ve a un nutrido grupo de vecinos de La Faceda, un barrio residencial de la ciudad, bailando una coreografía de una conocida canción de Coyote Dax, respetando cierta distancia entre ellos, pero en plena calle. También a un vecino cantando una ranchera o a un pequeño grupo de cofrades tocando bombos y tambores. Todos han pedido disculpas. 

Las críticas en las redes sociales no se han hecho esperar por parte de la ciudadanía asegurando que se trata de “una falta de respeto” cuando muchos de ellos están confinados en pisos en los que no existe una terraza o jardín, o ni siquiera un balcón, al contrario de estas casas adosadas en las que en todas ellas existe una zona exterior que permite salir al aire libre sin incumplir la norma del confinamiento. Desde la Policía Local los tachan de “insolidarios” con el resto de los turiasonenses y advierten que las fuerzas de seguridad “no van a consentir este tipo de conductas”.

Se han hecho diligencias por parte de la Guardia Civil pero la competencia sancionadora en cuanto a seguridad ciudadana pertenece a la Subdelegación del Gobierno. La inmensa mayoría de los turiasonenses está cumpliendo con el aislamiento de manera ejemplar, aunque siempre se producen excepciones. Además, la Guardia Civil apela a la responsabilidad ciudadana a la hora de divulgar y difundir información para no viralizar conductas incívicas.

Luis José Arrechea, alcalde de Tarazona, ha calificado las actuaciones grabadas y difundidas por las redes sociales como “bochornosas e irresponsables”. “Son una falta de respeto con las personas que padecen y sufren la enfermedad e incluso con los propios sanitarios que se están dejando la piel en esta pandemia para sacar adelante la difícil situación por la que atravesamos, además de proyectar una imagen de la ciudad que no corresponde con el resto de los vecinos, que respetan la cuarentena de modo responsable y ejemplar”, ha asegurado Arrechea.

Los cofrades piden disculpas y explican que fue un homenaje 

Los vecinos que protagonizan las imágenes han pedido disculpas, explicando que fue algo inocente y  aseguran que esta actitud no se va a volver a repetir.

Una vecina del grupo de cofrades ha explicado que lo que hicieron el viernes, cuando se grabó el vídeo, fue responder al "llamamiento generalizado" que hicieron los responsables de bandas de las cofradías y la Junta coordinadora de cofradías de Tarazona, para hacer un acto común el día del Pregón de la Semana Santa.

La finalidad, afirma, fue "rendir un homenaje" a todas aquellas personas "que trabajan para que España salga adelante durante esta situación de emergencia sanitaria".  Añade que todos estaban "comprometidos, ilusionados y convencidos de participar" (incluido un niño que aparece en las imágenes) como también lo están estas personas que cada día aplauden a las 20.00 para agradecer el trabajo a todos aquellos que se encargan de nuestro cuidado y seguridad.

Explica que el motivo "invadiendo” la vía pública"  que tienen a "menos de dos metros" de la puerta de su casa "no respondió a un acto de insolidaridad ante aquellos que no disponen de espacios abiertos"  ni tampoco un acto de irresponsabilidad, ya que "las personas que estaban en la calle durante los tres minutos que duró la pieza, mantenían la distancia social de seguridad establecida". "Fue simplemente porque los bombos (de un un metro de diámetro) eran difícil de asomar y tocar desde una ventana".

Esta vecina insiste en que con estas explicaciones no quieren "eludir la responsabilidad que pudiera corresponder por infringir la norma establecida", que son personas de "esas que cada día les toca salir a trabajar para garantizar el bienestar de los demás" y piden que se ponga "un poco de cordura al tema". "Mi hijo de 13 años ya no quiere salir a aplaudir por temor a represalias y a que vuelva a venir la Guardia Civil a mi casa interrogando sobre hechos que, en su día, fueron de lo más sinceros y bienintencionados", señala.

 

Desde el Ayuntamiento turiasonense se vuelve a hacer un llamamiento a la ciudadanía, insistiendo en que la mejor protección contra el coronavirus es quedarse en casa.

Etiquetas
Comentarios