Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

telefonía

Aragón pierde al año casi 7.000 líneas de telefonía fija

En los últimos diez años, han desaparecido 68.471 líneas fijas debido al aumento de los teléfonos móviles.

Teléfono fijo, imagen de archivo.
Teléfono fijo, imagen de archivo.
Pixabay

Aragón pierde al año casi 7.000 líneas de telefonía fija. El aumento del uso del teléfono móvil está detrás de la desaparición de estos teléfonos fijos que ya forman parte de aquellos aparatos que no sabemos si en un futuro cercano existirán. Y es que, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), en los últimos diez años han desaparecido 68.471 líneas fijas. Concretamente, en la Comunidad aragonesa hay 563.732 teléfonos fijos (a fecha de 2018, último periodo del que se tienen datos), diez años atrás había 632.203, lo que ha supuesto que la penetración de las líneas fijas en los hogares haya bajado cinco puntos, hasta el 42,9%.

“¡Teléfonoooo!”, “¿Quién es?”, “¡No lo cojáis! Es para mí”, “No, no está… ¿de parte de quién?”. Estas son algunas de las frases que sonaban en cada hogar cuando el sonido del teléfono irrumpía. Pueden sonar a antiguo, pero el cambio ha sido muy rápido. Hasta el nuevo milenio solo algunos afortunados no tenían que correr por el pasillo de sus casas para llegar a coger ese teléfono que colgaba de la pared o permanecía encima de una mesita. Los teléfonos fijos inalámbricos llegaron en los 90, y con ellos mejoraron las comunicaciones o, al menos, se dejó de corretear por las casas. Pero si algo provocó un gran cambio fueron los móviles. Estos han terminado desplazando el uso de los teléfonos fijos.

Por provincias, es la turolense la que presenta mayor reducción de los teléfonos fijos. Concretamente, hay 45.638 líneas fijas, lo que supone que tan solo un 34,1% las mantiene, diez puntos porcentuales menos que en 2008. En Huesca, se ha reducido hasta las 90.823, es decir, que un 41,4% continúa con este servicio, cuatro puntos menos que hace diez años. Mientras que en Zaragoza la penetración de las líneas fijas es de 44,5%, menos de cuatro puntos por debajo que en 2008, hasta las 427.271. Una diferencia entre provincias que podría explicarse por el hecho de que la mayoría de las empresas todavía no prescinden de este servicio.

Eso sí, en los hogares la reducción podría ser mayor. A los que tienen el teléfono fijo como un aparato de nostalgia en sus casas se unen aquellos que contratan un paquete de servicios en los que se exige la contratación conjunta de internet con línea fija. Y es que algunas operadoras no permiten contratar internet en casa si no contratas también una línea fija, lo que provoca que muchos contraten esta opción sin llegar ni siquiera a comprarse nunca un teléfono fijo.

De hecho, tal es el poco uso que se estima que se da a estas líneas fijas que la CNMC instó a las operadoras a “desempaquetar” sus productos, debido a que el 75% de las líneas de telefonía fija que se contrataron en España se hicieron de modo empaquetado junto con algún otro servicio. “Desde la CNMC veríamos con agrado una mayor libertad para que cada uno pudiera diseñar exactamente los servicios que quiere”, aseguró José María Marín, presidente de la CNMC, en la presentación del informe. Desempaquetar los productos que ofrecen las operadoras para que los clientes puedan contratar aquello que necesitan y usan daría una radiografía más real sobre el uso del teléfono fijo. Un uso que en algunos lugares todavía resulta imprescindible, debido a que la cobertura móvil escasea

El conjunto de España ‘cuelga’ el fijo

En España quedan 19.484.361 líneas de telefonía fija, un millón menos que hace diez años. Y es que no solo los aragoneses, sino que el conjunto de españoles hemos dejado de usar tanto el fijo. De hecho, al año pasamos hablando por teléfono fijo 23.355 millones de minutos, un tercio de lo que lo utilizábamos en 2008, cuando se llegaron a alcanzar los 73.554 millones de minutos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión