Despliega el menú
Aragón

Pueblos sin cobertura de telefonía móvil de calidad en el siglo XXI

Belchite en Zaragoza y varias zonas de Teruel cuentan con serios problemas para tener cobertura móvil continua

Mapa de cobertura 4G
Mapa de cobertura 4G

En Tormón, en la Comunidad de Teruel, sería imposible tener una conversación telefónica privada de no ser porque apenas quedan vecinos en el pueblo. En este municipio de 34 habitantes censados cualquier llamada a través de móvil debe hacerse desde la plaza del pueblo o al lado del bar, “y posicionándose bien”, comenta su alcalde, Faustino Archilaga.

A este pueblo la cobertura llega rebotada y es imposible realizar cualquier llamada desde el interior de los hogares. “Cuando quieres llamar con el móvil o esperas recibir una llamada tienes que salir a dar un paseo. Es algo que hemos luchado por mejorar en los últimos años, sin que nos dieran ningún tipo de solución”.

El caso de Tormón es extrapolable a otros muchos pueblos pequeños donde la cobertura es mínima o solo se recibe en algunas zonas. El mapa de zonas blancas de cobertura 4G -algo que estos municipios no alcanzan en ningún momento- que publica el Ministerio da una idea del reparto de todos estos pequeños núcleos. En Teruel casi la mitad de la provincia no tiene acceso a este servicio de velocidad de internet rápida en el móvil, situándose como la provincia más castigada de España en este sentido, y en el conjunto de Aragón, el 40% de los municipios de menos de 1.000 habitantes, tampoco.

Muchos de estos pueblos lamentan que desde el Ministerio no se haya presionado a las operadoras para mejorar su cobertura. “Hablamos de un tema que es fundamental para solucionar emergencias, el trabajo de los médicos, o que puedan dar servicio las casas rurales. En los días que hay cortes ni el centro de salud, ni los bancos ni los comercios pueden operar con normalidad. Se nos llena la boca hablando de despoblación cuando si alguien quiere trabajar por internet o hacer algo tan sencillo como llamar por teléfono o mandar un Whatsapp, no puede hacerlo”, señala Carmelo Pérez, alcalde de Belchite.

El municipio zaragozano sí que cuenta con cobertura de móvil pero su problema está en que se dan cortes de forma continuada. La última vez a comienzos de mayo durante todo un fin de semana completo sin que vecinos, alojamientos o emergencias, pudiesen hacer una llamada. “Parece imposible que estando a 50 kilómetros de Zaragoza ocurra esto, pero así es”, señala su alcalde, que resalta que en cuanto a internet los problemas van a más en la época de verano cuando llegan visitantes y descendientes del municipio.

“Pero más allá de eso, los vecinos que tenemos que trabajan desde casa usando internet, saben que solo pueden funcionar de forma óptima durante la mañana y a primera hora después de comer, porque en cuanto se hacen las 6 o las 7 horas de la tarde, la conexión se satura porque es el momento en el que se conecta todo el mundo”, señala, especificando que desde las compañías operadoras se remite a que el problema es que hay una sobrecarga de usuarios. “Menos mal que somos pocos”, contesta el alcalde.

Algunos pueblos han comenzado a tomar sus propias medias a coste de su presupuesto municipal. En Pancrudo por ejemplo hace unos meses invirtieron 60.000 euros en la instalación de una antena para mejorar su cobertura móvil.

“La situación se vuelve especialmente grave en épocas de temporal o de inclemencias climatológicas”, relata por su parte Pascual Giménez, presidente de la Comarca de Sierra de Albarracín, una de las zonas con más municipios con conexión deficiente y cuyo caso es especialmente dañino por la cantidad de turistas que reciben. “Calomarde por ejemplo es uno de los municipios que más problemas suma, pero es algo extendido. Es una situación que en núcleos tan aislados te deja totalmente vendido”.

La mejora de la cobertura, a la puerta de los pueblos

Durante los últimos años la DGA ha trabajado en mejorar la cobertura de internet con planes como el Conecta, que sigue en desarrollo. A este impulso también se ha sumado un proyecto especial del Gobierno Central que por momentos parecía solaparse con el nacional. Los alcaldes de los municipios afectados sin embargo piden que se tomen medidas idénticas con las líneas móviles, y también que se acabe de implementar estos planes.

“Aquí por ejemplo seguimos a la espera de la red de banda ancha, que además no se despliega por el pueblo, sino que se deja en la entrada para que posteriormente una operadora que se vea interesada eche los cables hasta las casas. No sé si alguna va a estar interesada para 20 vecinos”, comenta el alcalde de Tormón, que pone como ejemplo que en un municipio vecino, Alobras, a solo 10 minutos en coche, ya han desplegado la banda ancha, y sin embargo a ellos no ha llegado todavía.

Etiquetas
Comentarios