Despliega el menú
Aragón

Pintan bastos para que el guiñote sea patrimonio inmaterial de la humanidad

El Congreso detalla al diputado de Vox, Pedro Fernández, cuál es el proceso a seguir y le explica que poco puede hacer cuando ni siquiera se ha iniciado

Pedro Fernández, diputado de Vox por Zaragoza
Pedro Fernández, diputado de Vox por Zaragoza
Vox

Varios años tendrán que pasar para que el guiñote sea declarado patrimonio inmaterial de la humanidad. Así será si en algún momento se acepta la candidatura y se activa un proceso que ni siquiera se ha iniciado. Es la respuesta que el Gobierno central ofrece al diputado de Vox y concejal de Madrid, Pedro Fernández, muy interesado en que se agilice el reconocimiento a este juego de cartas que es "un elemento integrador de culturas, transmisor de valores y expresión de la cultura y del modo de vida autóctono que, en este caso, contribuye a la identidad comunitaria de Aragón".

Pintan bastos, por ello, para el reconocimiento de esta "manifestación cultural" que debería presentarse al Consejo de Patrimonio Histórico, que es el órgano de coordinación entre el Estado y las autonomías.

De hecho, y aunque no llegó a buen puerto, la Asociación Aragonesa de Guiñote Guiñarte trató de lanzar el proceso al presentar a la DGA el 23 de abril de 2017 la solicitud de que se incluyera "en alguna de las categorías de protección de la ley 3/1999, del patrimonio cultural aragonés". Aludían, por aquel entonces, a que el guiñote "conserva los signos de identidad de los aragoneses: fanfarronería, terquedad, nobleza, alegría y sociabilidad".

El Ejecutivo desestimó la petición argumentando que "aunque su arraigo social es innegable", los valores sociales e identitarios que se alegan no justifican por sí solos su reconocimiento como parte del patrimonio cultural aragonés. Más tajante aún, advertía de que "no tiene una naturaleza excepcional respecto a otros juegos tradicionales que sí se reconocen como integrantes del patrimonio etnológicos y/o inmaterial que sí son específicos de Aragón y propios de la sociedad preindustrial".

Al decaer la solicitud ante la DGA, todo el proceso queda paralizado. Es la explicación detallada que ofrece el Gobierno a los diputados de Vox por Zaragoza, en la que les recuerda que debería "estar incluido en un inventario de patrimonio cultural inmaterial de la Comunidad demostrar que la candidatura es impulsada por la autonomía y responder al concepto de patrimonio cultural inmaterial".

Más clara no puede ser la respuesta por escrito en la que avisa de que, en el caso del guiñote, todo está por hacer. Si varía la situación, cambiará. "El Gobierno apoya y realiza el seguimiento de todas las candidaturas que se presentan", recalca. De modo que si el interés de Vox se mantiene, deberá seguir el cauce oficial y empezar por el principio, como en su día intentó Guiñarte.

Etiquetas
Comentarios