Despliega el menú
Aragón

Luz verde a la ampliación de delimitación del Parque Cultural del río Vero

Los nuevos municipios incorporados ofrecen un paisaje físico, ecológico y cultural rico y diversos y con características similares a las de las zonas pirenaicas que ya pertenecen a él.

Aumento del caudal del río Vero, a su paso por Alquézar.
Aumento del caudal del río Vero, a su paso por Alquézar.
José Luis Pano

El Consejo de Gobierno ha dado este miércoles el visto bueno a la nueva delimitación del Parque Cultural del Río Vero, que pasa a integrar en su zona norte parte del territorio perteneciente a los términos municipales de Boltaña (núcleos de Morcat y Pueyo de Morcat) y de Aínsa-Sobrarbe (núcleos de Las Bellostas, Sarsa de Surta, Paúles de Sarsa, El Coscollar, Castellazo y Arcusa).

Los nuevos municipios incorporados, que pasarán a formar parte del Patronato del Parque Cultural del Río Vero, ofrecen un paisaje físico, ecológico y cultural rico y diversos y con características similares a las de las zonas pirenaicas que ya pertenecen a él.

El Parque Cultural del Río Vero fue declarado como tal mediante Decreto 110/2001, de 22 de mayo, del Departamento de Cultura y Turismo. Se sitúa entre el Pirineo y la Depresión del Ebro, y comprende parte de la Sierra de Guara y el Somontano y se vertebra por el río que da nombre al parque. Hasta ahora, el parque abarcaba parcialmente los términos municipales de Bárcabo, Alquézar, Colungo, Adahuesca, Santa María de Dulcis, Pozán de Vero, Azara, Castillazuelo y Barbastro.

El Parque Cultural del Río Vero se configura como un espacio singular de integración de los diversos tipos de patrimonio, tanto material como inmaterial. Entre el patrimonio material cabe citar el histórico, artístico, arquitectónico, arqueológico, antropológico, paleontológico, etnológico, museístico, paisajístico, industrial, geológico, agrícola y artesanal.

Por su parte, el inmaterial pasa a integrarse por el lingüístico, gastronómico, las tradiciones, fiestas y vestimentas y la acción cultural autóctona o externa. Por este motivo, la ley de Parques Culturales establece que éstos deben estar constituidos por un territorio que contenga elementos relevantes del patrimonio cultural, integrados en un marco físico de valor paisajístico y/o ecológico singular.

Con la nueva delimitación, el Parque Cultural comprenderá todo el curso fluvial del Vero, al corresponderse con el tramo situado entre su nacimiento -en las proximidades de El Pueyo de Morcat y Morcat- y los primeros kilómetros de su curso, recorriendo el territorio meridional del municipio de Aínsa-Sobrarbe, con importantes nexos históricos, sociales y culturales con el territorio comprendido actualmente el Parque.

La mayor relevancia del Parque Cultural del Rio Vero se la otorga la presencia de un extraordinario conjunto de arte rupestre prehistórico, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1998. El nuevo territorio cuenta al menos con dos abrigos de arte rupestre incluidos en esta consideración y enmarcados en el conjunto de Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica.

El área incorporada cuenta también con importantes enclaves medievales asociados al proceso de reconquista cristiano hacia territorio musulmán que, partiendo de Boltaña e inmediaciones, avanzó hacia el sur durante los siglos X y XI.

Asimismo, el área que ahora se suma al Parque Cultural cuenta con un destacado conjunto de construcciones ligadas a las comunicaciones y aprovechamientos hidráulicos de características similares a los ya incluidos en el Parque tales como puentes, azudes y molinos, que sin duda son una seña de identidad del río y paisajes culturales asociados.

Etiquetas
Comentarios