Despliega el menú
Aragón

tanatorios

Los tanatorios rurales, tendencia al alza

Aunque la mayoría de los difuntos se trasladan a los tanatorios de los pueblos y ciudades, todavía hay familias que optan por velar el cuerpo en sus casas.

Tanatorio Municipal de El Burgo de Ebro
Tanatorio Municipal de El Burgo de Ebro
Javier Pardos

Camino del horno de pan se encuentra la farmacia. Después, en la calle de al lado, se ve la tienda de alimentación, que está en la misma acera que la entidad bancaria, y antes de llegar a la cooperativa agrícola se pasa por el tanatorio. Este supuesto es el que se repite en algunos pueblos aragoneses. En la Comunidad hay 67 instalaciones funerarias, es decir, el 4% del país. En la provincia de Zaragoza son 48, 14 en la de Huesca y 8 en la provincia turolense. Esta última es la segunda provincia de España que menos servicios de este tipo oferta.

Ver el letrero de 'tanatorio' en las calles de núcleos rurales se ha convertido en algo cada vez más habitual desde hace unos años. De hecho, hay localidades que tienen varias instalaciones de este tipo. Es el caso de El Frasno que, con 384 vecinos, ofrece el servicio de dos tanatorios privados.

Otros son municipales, como el de El Burgo de Ebro, que recibió un premio arquitectónico. También el de Pedrola, abierto desde el año 2006. Este último se concibió como una "alternativa a la tradición (…) de realizar el velatorio de las defunciones en las casas particulares", señalan en su página web.

En la actualidad, según referencian desde el sector, la mayoría de los servicios se realiza en sus instalaciones frente al rito de acompañar al difunto en los domicilios. "Hace 40 años todo el mundo velaba los cuerpos en casa. En los 2000 era el 90% y el 10 % en tanatorios, mientras que ahora es raro quien lo celebra en su domicilio", explica Eduardo Navas, de Funeraria Navas.

Como esta, según el último censo realizado en 2018, en Aragón hay 110 empresas que prestan servicios de pompas fúnebres, tanto funerarias como tanatorios. La Cámara de Comercio de Zaragoza concreta que en la provincia son 57 empresas, mientras que la de Huesca referencia 30 y la de Teruel detalla que son 23.

"Era un servicio que demandaban los vecinos porque teníamos funeraria, pero no un lugar para velarlo"
Funeraria de Nuestra Señora de la Natividad, en Bello.
Funeraria de Nuestra Señora de la Natividad, en Bello.
Tanatorio de Bello

Fuera de ese recuento está el tanatorio de Bello, en la provincia de Teruel, que abrió sus puertas hace justo un año. "Era un servicio que demandaban los vecinos porque teníamos funeraria, pero no un lugar para velarlo", recuerda José Vicente, su responsable. "El tanatorio más cercano era el de Calamocha, que está a 20 o 22 kilómetros", agrega.

Tanatorio de Biescas, de Funeraria Navas.
Tanatorio de Biescas, de Funeraria Navas.
Navas.

"Cuando abrimos el tanatorio de Biescas muchos vecinos nos decían convencidos que no iba a funcionar, pero mira", rememora Navas, cuarta generación de la empresa familiar. Los velatorios en las casas es una tendencia que está en descenso, pero todavía hay familias que la demandan. "Preparamos el velatorio en la estancia del domicilio que nos indica la familia", explica. El féretro, una capilla portátil (si se solicita), flores, portacoronas portátiles o motivos religiosos son algunos de los elementos que están a disposición de las familias.

No hay que olvidar que son necesarios los métodos de conservación del cadáver. Eduardo lo detalla: "En estos casos se recurre a la química, al carbono activo. Gracias a este sistema se puede mantener el cuerpo hasta 72 horas". La diferencia entre las dos opciones está en torno a 400 euros (más barato en casa). "También se puede celebrar en iglesias", apunta Francisco Romero, gerente de la Funeraria Bilbilis, una de las empresas con tanatorios en la Comunidad de Calatayud.

"Los tanatorios de los pueblos permiten que no se tenga que desplazar todo el pueblo para el velatorio o evitar carreteras que están en mal estado", explica Romero. Dada la cercanía, en alguna ocasión también prestan servicio a otras localidades, aunque "no suele ser lo habitual", concluyen desde la Funeraria Bilbilis. 

Etiquetas
Comentarios