Despliega el menú
Aragón

medio ambiente

Cada granja porcina deberá tener un plan individual para reducir el impacto ambiental y mejorar el bienestar animal

Se introduce la figura del veterinario de granja, que será el responsable de asesorar sobre aspectos relacionados con la sanidad y las condiciones de los animales.

Granja de cerdos en Orrios que ha realizado obras para adecuarla a la directiva de bienestar animal. Foto Antonio Garcia/Bykofoto. 06-11-13
Explotación de porcino.
Antonio García/Bykofoto

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes un Real Decreto que fija las normas básicas de ordenación de granjas porcinas por el que exigirá a cada explotación de cerdos un plan individual para cada explotación relativo a la mejora del bienestar animal, la reducción del impacto ambiental y la mejora de la bioseguridad.

El Real Decreto es una revisión de la normativa vigente, del año 2000, para adaptarse a los nuevos estándares de producción porcina en materia de sanidad, medio ambiente y bienestar animal. La actualización se ha abordado según informa el Gobierno en colaboración con el sector, las comunidades autónomas y la sociedad civil.

La revisión de la normativa de ordenación busca establecer las bases para la sostenibilidad de la actividad ganadera en los próximos años. Con los nuevos requisitos se permitirá reducir las emisiones de gases contaminantes y en particular el amoniaco y de efecto invernadero cerca de un 21% a partir de 2023.

Además, incluye mejoras en relación con el bienestar animal, por lo que exigirá un plan individual para cada granja que evalúe los potenciales riesgos y las medidas a adoptar para el bienestar de los animales.

Asimismo, se introduce la figura del veterinario de granja, que será el responsable de asesorar sobre aspectos relacionados con la sanidad y el bienestar de los animales y se crea una Mesa de ordenación de los sectores ganaderos, que velará para el cumplimiento de los objetivos establecidos.

Las principales novedades se centran en el refuerzo de los requisitos en materia de sanidad animal y bioseguridad de las granjas para mantener un estatus sanitario adecuado en las mismas, y adoptar compromisos en materia de medio ambiente relacionados con la protección del agua, el aire, los suelos y la lucha contra el cambio climático.

También se establecen mejoras en relación con las condiciones de bioseguridad de las granjas para limitar la entrada y la difusión de enfermedades de los animales mediante la figura del veterinario de granja, que asesorará sobre los aspectos relacionados con la sanidad y el bienestar de los animales.

Por otro lado, en la nueva mesa de ordenación del sector participarán los representantes de las comunidades autónomas, responsables de la ejecución y el desarrollo de esta norma, así como de los Ministerio para la transición Ecológica y el Reto Demográfico y el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030.

Etiquetas
Comentarios