Despliega el menú
Aragón

brexit

Volar de Zaragoza a Londres tras el 'brexit': lo que hay que llevar en la maleta

Pasaporte o DNI, si sirve aún la tarjeta sanitaria europea y qué coste tiene llamar por teléfono a España figuran entre las dudas de los aragoneses que vuelan esta primera semana tras la salida del Reino Unido de la UE. Heraldo.es viaja a la capital británica para conocer las primeras impresiones del cambio.

Coger un vuelo al Reino Unido estos días hace que surjan dudas y algún "por si acaso" más de lo habitual. Los primeros aragoneses que viajan esta semana a Londres tras el ‘brexit’ llevan días preguntándose si realmente nada ha cambiado pese a que el Reino Unido oficialmente ya no forma parte de la Unión Europea. En el año de 'transición', que ha comenzado en febrero, la preocupación de los viajeros que hacían fila este martes en la cola de embarque de uno de los cinco vuelos semanales de Ryanair a Londres en el aeropuerto de Zaragoza era si ya es obligatorio el pasaporte o aún basta con el DNI; si las tarifas telefónicas continúan igual o si habría problemas para cambiar euros. Heraldo.es viaja a la capital británica para conocer las primeras impresiones del cambio.

En la semana de resaca de la histórica noche del 31 de enero en la que el pueblo británico dijo adiós a su nacionalidad europea, el vuelo Zaragoza-Londres de este martes iba prácticamente lleno con un variado grupo de pasajeros.

Con una beca bajo el brazo

Inés Aznar, de 22 años, se marchaba al Reino Unido para estrenar una recién concedida beca en biotecnología. "Me voy a hacer prácticas de seis meses a un laboratorio de investigación", explicaba antes de despedirse de su familia. El 'brexit' ha sido una preocupación a la hora de decidirse a solicitar la beca, pero no le ha frenado. "Pregunté cuando eché las becas en noviembre y me dijeron que en principio no tenía que haber ningún problema". Aunque durante este año se puede cruzar la frontera británica solo con el DNI, había cogido también el pasaporte "por si acaso" y "el contrato por si me preguntan 'qué haces aquí' o 'a qué vienes'". Como en agosto ya se vuelve, aseguraba que no teme el nuevo cambio de estatus del Reino Unido.

Tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea existen algunas dudas sobre los vuelos a Londres. Preguntamos a algunos viajeros si saben los documentos que tienen que llevar encima.

Concha Cubero y José Royo se habían informado antes sobre la necesidad o no de llevar pasaporte y volaban solo con el carnet de identidad. "Nos dijeron que hasta el 31 de diciembre de este año se podía viajar con el DNI". Prepararon el viaje antes de materializarse la salida del socio comunitario. "No hemos tenido ninguna duda. No hemos dudado si anular el viaje" ante los cambios políticos. Confiaban en que "no tiene que haber problemas en lo que queda de año". Sí habían cambiado euros en libras, por si era más complicado.

Sin embargo, había quien daba por hecho que ya no servía el DNI para llegar al Reino Unido, ni el servicio de 'roaming' que equipara el precio de las llamadas telefónicas en la UE a las locales, algo que también sigue manteniéndose igual este año. Por contra, más de uno volaba con la tarjeta sanitaria española pensando que tendría validez, en lugar de haber solicitado la europea, que sigue pudiendo utilizarse en el Reino Unido, al menos este año. 

Tres jóvenes esperaban relajadas en los bancos junto al control de seguridad. "Nos vamos cuatro días para celebrar que hemos terminado los exámenes", decían con caras sonrientes. Estudiaban primero de Magisterio y habían decidido premiarse con una escapada de bajo coste. Y era su primer viaje solas con sus estrenados 18 años. Inés Valverde, Sara Rodríguez y Sara Abós eran de las viajeras que llevaban el pasaporte también "por si acaso", aunque no fuera necesario. Inés no creía que se notara el 'brexit' de repente sino que "será algo progresivo".

"En Londres era más fácil buscar piso porque algunos se volvían a España"

Sin embargo, quienes habían vivido en Londres esperaban más cambios. Ainhoa Bravo había trabajado un año y medio en una tienda de ropa de la capital británica  y volvía en su primer viaje tras el 'brexit'. "Ahora voy una semana de vacaciones. Me volví en noviembre para empezar un master", decía esta joven de Pamplona. Tiene concedido el permiso de residencia para cinco años tras su estancia anterior pero "no sé si volveré", reconocía. Había notado que "era más fácil buscar piso porque la gente tenía un poco de miedo al ‘brexit’ y algunos se volvían a España y había un poco de movimiento". Por ello, creía que era "un buen momento" para buscar alojamiento e incluso trabajo, especialmente de los menos cualificados. Aunque era consciente de que el Gobierno de Boris Johnson quería endurecer las condiciones en estos casos.

Una visión distinta tenía Sergio Cazador, ingeniero que vive en el norte de Inglaterra desde hace más de cinco años. "Vine la semana antes del 'brexit' y voy a volver con el Reino Unido fuera de Europa, a ver lo que nos encontramos", decía con cierta preocupación.

Escasez de ingenieros

Coincidía en que trabajo seguirá habiendo en el Reino Unido, pero no considera que se deba a que se marche gente sino porque en su caso "hay escasez de ingenieros en general". No pensaba volver a España, aunque tenía pendiente el papeleo para poder seguir viviendo en suelo británico. En principio no cumplimentó los trámites en su día porque había dudas sobre cuándo y como llegaría la ruptura con la UE. Ahora confiesa que otra de las razones para estar en el grupo de quienes  no han solicitado todavía la documentación está en que "aún sentimos un poquito de orgullo porque somos ciudadanos europeos y nos resistimos a hacer esto". Pero la era del 'brexit' ya ha llegado y pese al 'stand by' de estos 11 meses, la cuenta atrás ha comenzado para levantar una nueva frontera a partir del 1 de enero de 2021.

"El problema es que me restrinjan ir y volver"

Durante el vuelo, algunos pasajeros temían las complicaciones de viajar al Reino Unido el año que viene. "El problema que puedo tener es que me restrinjan el ir y volver", temía Argelis Rafael Frías, de 34 años, que vuela una vez al mes desde Zaragoza a Londres. "Me cuesta menos dinero que viajar a Madrid", afirmaba. Nacido en República Dominicana tiene también nacionalidad española. Aunque reside cerca de Tudela, pasa temporadas en Londres "porque me encanta" y puede trabajar desde allí. Confiaba en que la ruptura no sea dura porque creía que los británicos  "dependen de países como España". Aseguraba que la española es "la huerta del Reino Unido". Y destacaba el peso que tienen los trabajadores extranjeros.

Una única fila en Stansted

Al aterrizar en el aeropuerto de Stansted, a unos 40 kilómetros de Londres, al que llegan los aviones de la aerolínea Ryanair, el primer control de pasaportes se efectuaba nada más entrar en la terminal, casi a pie de pista. Seguía bastando el DNI para acceder a las instalaciones, tras la mirada atenta de los miembros de seguridad que pidieron a un pasajero británico que se quitara el gorro que le cubría la cabeza mientras miraban la foto de su pasaporte. Este llegó a preguntar si era por el 'brexit', pero le aseguraron que no. 

Los pasajeros todavía volvieron a enseñar el DNI o pasaporte una segunda vez en una de las colas en forma de zig-zag que terminaban en un funcionario de la guardia de fronteras. De momento, los ciudadanos de la UE y los británicos comparten puerta de acceso al control y fila para esperar su turno en el aeropuerto. En Stansted, europeos y británicos aún caminan juntos.

Etiquetas
Comentarios