Despliega el menú
Internacional

Boris Johnson ofrece un tratado sin jurisdicción de la Unión Europea

El líder británico presenta la alternativa de reproducir el tratado comercial de Bruselas con Canadá o la marcha abrupta.

London (United Kingdom), 03/02/2020.- British Prime Minister Boris Johnson gestures as he delivers a speech on 'Unleashing Britain's Potential' at the Old Royal Naval College in London, Britain, 03 February 2020. The United Kingdom officially left the EU on 31 January 2020, beginning an eleven month transition period with negotiations over a future trade deal. (Reino Unido, Londres) EFE/EPA/Jason Alden / POOL British PM Johnson delivers post-Brexit speech
Boris Johnson este lunes.
Jason Alden / POOL

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha ofrecido a la Unión Europea la opción de acordar un tratado comercial como el que firmó en 2016 con Canadá o que la relación con Reino Unido, tras la fase de transición que culminará en diciembre, se base en los puntos del Acuerdo de Retirada ratificado por ambas partes hace unos días y que selló en la medianoche del viernes la marcha británica de la UE.

"Hemos elegido", dijo en un discurso que define la posición británica en el inicio de la negociación. "Queremos un acuerdo completo de libre comercio similar al de Canadá. Pero, en el caso muy improbable de que no tengamos éxito, nuestro comercio tendrá que basarse en el ya existente Acuerdo de Retirada. La elección no es en absoluto entre acuerdo o no acuerdo. Ya tenemos un acuerdo".

Mientras Johnson pronunciaba su discurso en el salón del Royal Naval College de Greenwich, la cotización de la libra descendió un 1%, en lo que puede ser un signo de la preocupación que sienten los mercados de capitales sobre la posibilidad de que los objetivos de la negociación presentados en Bruselas y en Londres no produzcan un acuerdo.

La diferencia fundamental es que la UE contempla la inclusión en el tratado comercial de un sistema de gobernación de las divergencias reguladoras más estricto que el que desea el Gobierno de Reino Unido. Johnson fue tajante. "No hay necesidad de un acuerdo de libre comercio que implique aceptar las reglas de la UE sobre competencia, subsidios, protección social, medioambiente o nada parecido", dijo.

Londres quiere emular el tratado entre la UE y Canadá porque, para eliminar tarifas y cuotas en el comercio de bienes manteniendo los criterios de justa competencia, el CETA crea grupos mixtos de cooperación para el seguimiento de regulaciones y un mecanismo de resolución de disputas a través de un comité de nivel ministerial que adopta sus decisiones por mutuo consenso.

Extraditaciones

En una breve referencia a los aspectos adicionales que tendrá la futura relación, Johnson puntualizó que, en la esfera de la seguridad, la cooperación entre Reino Unido y la UE se llevará a cabo "sin invadir la autonomía de nuestros sistemas legales respectivos". Londres no quiere someterse a la jurisdicción del Tribunal de Justicia de la UE en aspectos comerciales o en leyes de extradición.

El primer ministro negó que haya prohibido el uso por el Gobierno de la palabra 'brexit', a la que se refirió en su discurso simplemente como 'B', sino que ya es un asunto del pasado. Sin embargo, el periodo de transición significa que el único cambio real en los próximos meses es que Reino Unido no participa en las instituciones comunitarias.

El Acuerdo de Retirada que Johnson ofrece como alternativa a la negociación de un tratado al estilo del de Canadá, regula contribuciones financieras pendientes, derechos de ciudadanos y mecanismos fronterizos entre el territorio de Irlanda del Norte y el de Irlanda. Quedaría vigente si fracasa esta nueva negociación. Pero no es un tratado comercial. La alternativa real que propone es una relación basada en tarifas y regulaciones de la Organización Mundial de Comercio.

Etiquetas
Comentarios