Despliega el menú
Aragón

pacto del agua

Los regantes no acudirán a la Mesa de Diálogo con Lambán y aseguran que no renuncian a Biscarrués

Partido Popular y Ciudadanos vigilarán para evitar concesiones en la política hidráulica a Chunta y Podemos en aras a mantener el cuatripartito.

Javier Lambán, este sábado, en Aínsa, municipio que eligió para hacer el anuncia de la Mesa de Diálogo para revisar el Pacto del Agua
Javier Lambán, este sábado, en Aínsa, municipio que eligió para hacer el anuncia de la Mesa de Diálogo para revisar el Pacto del Agua
Luis Corrreas/Gobierno de Aragón

Riegos del Alto Aragón, la principal comunidad de regantes de Aragón, reaccionó al anuncio de Lambán descartando la posibilidad de volver a sentarse para hablar de las obras pendientes. "Nosotros no diremos no a Biscarrués, no seremos los que renunciemos, si quieren que lo hagan los políticos. No acudiremos a ninguna mesa", advirtió su presidente, César Trillo, aclarando que es un mandato de la asamblea. "Llevamos más de 25 años dialogando, pasamos de un embalse de 600 hectómetros cúbicos en la Peña a uno de 35 en Biscarrués, y ya hemos decidido dejar las decisiones en manos de la Administración", declaró este sábado. Recordó la férrea oposición al proyecto de dos formaciones del cuatripartito, CHA y Podemos.

Respecto a embalses ya en obras, como Almudévar, el Ministerio lleva 70 millones invertidos, y está previsto acabar a finales del 2021. En opinión de Trillo, el Pacto del Agua debería estar olvidado pero porque las obras se hubieran concluido. "Cada revisión se pierden infraestructuras, y si es lo que quieren los políticos, que lo revisen ellos, pero que no nos involucren", dijo.

Reacciones de los partidos políticos

Las reacciones de los partidos políticos de la oposición no se han hecho esperar. No convenció a la oposición el anuncio del presidente de Aragón, Javier Lambán, de convocar una mesa de diálogo para revisar el Pacto del Agua. PP y Cs lo vieron como un intento de evitar fisuras en el cuatripartito (PSOE, PAR, Podemos y CHA) y aseguraron que estarán vigilantes para evitar que se realicen concesiones a los que se han mostrado críticos con el histórico acuerdo sobre política hidráulica.Solo IU aboga por "alcanzar nuevos acuerdos porque los actuales están desfasados".

El presidente del PP-Aragón, Luis María Beamonte, recordó que las obras del Pacto del Agua son "futuro, desarrollo y garantía para el sector primario", y reprochó a Lambán que, a pesar de anunciar la revisión del acuerdo, no aclaró "nada" y no ofreció "ni objetivos serios, ni plazos, ni planteamientos de futuro". "Da la sensación de que lo único que intenta es tener entretenidos a sus socios de Gobierno, que todos sabemos que tienen posturas diferentes con respecto a muchas obras vitales para Aragón", advirtió.

También el portavoz de Cs en las Cortes, Daniel Pérez Calvo, se mostró "sorprendido" por el anuncio, y aunque aceptó que es posible que el acuerdo necesite una "actualización" para incluir fenómenos como la despoblación o el cambio climático, advirtió que estarán "vigilantes" y denunciarán cualquier "intento de adecuar el pacto a la situación del cuatripartito". Le pareció que es como "echar hilo a la cometa" para ganar tiempo sin generar fisuras entre los socios de Gobierno.

El presidente de Vox Zaragoza, Santiago Morón, denunció que el Pacto del Agua "está completamente abandonado" por las limitaciones presupuestarias y que "no existe una estrategia de aprovechamiento y de inversiones en infraestructuras en torno al agua".

Fue el diputado de IU, Álvaro Sanz, el único satisfecho con esta revisión. "Se necesita un nuevo consenso tras un debate donde se pongan encima de la mesa las necesidades del territorio y se incorporen las obligaciones de la emergencia climática", resaltó.

Etiquetas
Comentarios