Despliega el menú
Aragón

Aragón

Lo que el comprador piensa gastar y lo que el dueño del piso pide: 21.470€ de brecha

En Zaragoza capital, la diferencia entre las pretensiones de unos y otros es del 41%. 

ALQUILER Y VENTA DE VIVIENDAS ( ZARAGOZA ) / 30/03/2019 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Una pareja ojea el mercado inmobiliario disponible en el escaparate de una agencia en Zaragoza.
Oliver Duch

Cuando el propietario de un inmueble decide deshacerse de él, acaba haciendo malabares con distintos factores para fijar un precio. Por un lado están la ubicación, la amplitud de la residencia y su estado, el equipamiento de la finca, el acceso a servicios como medios de transporte o el número y variedad de tiendas y otros negocios que se encuentren a un paso de la misma. Pero también asoman otras variantes como la rentabilidad que espere obtener y la prisa que tenga por colocarlo a un posible comprador.

Frente a él se encuentran los intereses del buscador de una morada, ese sujeto que pasa buena parte de su jornada buceando por los portales inmobiliarios, consultando las ofertas de las agencias a pie de calle y calculando y recalculando sus posibilidades económicas, que vendrán determinadas por sus ahorros y los ingresos fijos con los que cuente a futuro. Unas estimaciones en las que conviene ser realista para no darse de bruces con la realidad.

Como resulta evidente, la aspiración del primero casi siempre está bastante por encima del planteamiento del segundo. En concreto, en el conjunto de Aragón se abre una brecha media de 21.470 euros entre uno y otro, según se extrae de un estudio elaborado por la plataforma pisos.com. Una distancia entre vendedor y comprador que se acaba limando y reduciendo conforme pasan las semanas, el inmueble sigue en el mercado y el aspirante a propietario continúa sin cambiar de status.

El informe indica que la media de los carteles de venta alcanzaba los 88.970 euros el año pasado, frente a los 67.500 euros de presupuesto con los que partían los compradores. Una diferencia del 32%, la más alta desde 2014 y muy por encima, por ejemplo de la brecha de sólo el 10% de 2016, cuando el acuerdo estaba condicionado por apenas 8.150 euros. Estas distancias en las tasaciones bailan según las provincias. En la de Zaragoza alcanza los 26.300 euros, mientras en Huesca es de 17.260 euros. Teruel, por su parte, es una de las pocas en todo el país donde el dinero que calcula el buscador de vivienda está por encima (hasta 1.980 euros) de los precios de mercado.

Los precios suben; los presupuestos, no

La distancia entre ambas partes ha crecido debido, sobre todo, a que lo que el futuro propietario está dispuesto a pagar no ha variado de un año a otro. Por otro lado, lo que pide el oferente sí viene creciendo de forma paulatina. Este fenómeno viene dándose, sobre todo, en la capital aragonesa, donde la brecha, tal y como destaca el estudio, ya es de 33.980 euros, lo que porcentualmente supone una distancia del 41% entre vendedor y posible comprador.

Para Ferran Font, director del gabinete de estudios de pisos.com, “la distancia que existe entre los precios de mercado y lo que se está dispuesto a pagar por comprar una casa obliga a seguir trabajando para acercar posturas”. El experto advierte de que “resulta complicado que los vendedores renuncien a ajustar más sus márgenes y que los compradores comprometan su capacidad de pago por encima de cierto límite”. No obstante, asegura que hay buenas noticias, “ya que no se esperan sobresaltos por parte de los precios y la confianza de los compradores sigue mejorando”. Font estima que “el carácter local del residencial español hace que sea posible hallar emplazamientos donde el entendimiento es absoluto -como Teruel- y otros donde las brechas son una llamada de atención -como la ciudad de Zaragoza-”.

Mercado de alquiler

El fenómeno se repite también en el mercado del alquiler, aunque de forma bastante más moderada. Mientras que propietario y arrendatario distan en la provincia de Zaragoza en 138 euros de media, en Huesca esta diferencia es de unos 82 euros, mientras que en la provincia de Teruel es de apenas 21 euros.

Etiquetas
Comentarios