Despliega el menú
Aragón

economía

El grupo aragonés Bancalé adquiere el suelo de la fallida ciudad logística de Plaza

Compra 1.220 hectáreas entre La Peñaza y Centrovía por más de diez millones. Mantendrá su explotación agrícola y a medio plazo hará una gran planta solar fotovoltaica, que podría llegar a 400 megavatios.

El grupo inversor aragonés Bancalé ha adquirido las fincas rústicas de la fallida operación urbanística ligada a Plaza, ideada para construir 12.000 pisos con el respaldo del Gobierno de Marcelino Iglesias y que frenó el exalcalde Juan Alberto Belloch. Sus planes están muy lejos de los que idearon las empresas madrileñas Sanedi y Euroholding hace dos décadas, dado que la pretensión de esta ‘family office’ es abrir una nueva línea de negocio, la explotación agrícola, y potenciar a medio plazo su división de energías renovables con la construcción de una gran planta solar fotovoltaica en parte de estos terrenos, ubicados entre la finca anexa al campo de golf de La Peñaza, la autovía de Madrid, el polígono Centrovía y la línea del AVE.

La nueva propiedad ha adquirido más del doble de los terrenos de la fallida ciudad logística, en concreto 1.220 hectáreas, lo que casi iguala en superficie a la Plataforma Logística de Zaragoza (Plaza). Fuentes conocedoras de la operación señalaron a este diario que el importe supera los diez millones de euros y se cerró en el último trimestre del año pasado.

El banco francés BNP ejerció de agente y la inmobiliaria Aliseda como asesora del vendedor, el fondo norteamericano de inversiones Blackstone, conocido por ser el mayor casero de España y protagonizar la adquisición de las viviendas sociales del Ayuntamiento de Madrid.

Desde Bancalé confirmaron la transacción, en la que compitieron con media docena de empresas aragonesas y nacionales. Aunque se dedican fundamentalmente a la gestión de activos inmobiliarios, su pretensión ahora es diversificar su actividad y dedicarse también a la explotación agrícola tras estudiar este mercado y comprobar que resulta «interesante».

La vasta extensión adquirida ocupa hasta tres acampos de la capital aragonesa, los de Ibáñez Guallar y Bergua. Por 610 hectáreas de este último llegó a pagar Sanedi nueve millones a la familia Bergua en 2003. La mitad del dinero ya lo recuperó esta empresa madrileña con la polémica venta, a su vez, de un 10% de los terrenos a la sociedad pública Plaza S. A.por 4,5 millones, que salió a relucir en la investigación y posterior juicio del caso Plaza y que la Policía llegó a calificar de «pelotazo» en un informe. De hecho, cuestionó su compra por su supuesta escasa utilidad, dada la proximidad de la parcela al aeropuerto y las servidumbres de Defensa. Esta banda de suelo no ha tenido ningún uso industrial.

Por un poco más del precio pagado hace dos décadas por Sanedi, el grupo inversor aragonés se ha hecho ahora con el doble de hectáreas, que mantienen su calificación como suelo rústico.

Algo más de la mitad de los terrenos se dedican al cultivo de trigo, aunque el regadío ocupa una extensión similar. Su explotación está arrendada a la empresa cincovillesa Esana, que también mantiene otras 282 hectáreas de alfalfa y otras 156 de almendros.

Una vez culmine el contrato, la pretensión de Bancalé es dedicar las hectáreas de secano a la construcción y explotación de una gran planta solar fotovoltaica. La potencia instalada podría llegar a 400 megavatios dada la superficie disponible y su orografía plana, lo que podría convertir a este grupo inversor de un plumazo en uno de los principales operadores de Aragón. El mayor será Cobra, del grupo ACS, que impulsa 18 plantas que suman 824 megavatios en tres municipios de Zaragoza y Teruel, seguido por el fondo Bruc, que ultima la compra de proyectos para otros 300 MW a Forestalia.

Las 1.220 hectáreas de Bancalé linda por el este con otra gran propiedad en manos de Samca y Coecisa, elegida por el Gobierno de Aragón para una de las tres futuras ampliaciones de la plataforma logística. Su planificación, al igual que la ubicada junto al otro lado de la autovía de Madrid sobre terrenos de Wilcox, suman 235 hectáreas y serán posteriores a la que ya está en tramitación entre La Peñaza y Decathlon, de otras 33,5 hectáreas.

Etiquetas
Comentarios