Despliega el menú
Aragón

LA LOGÍSTICA EN ARAGÓN

Plaza licitará en otoño su ampliación para una multinacional de comercio electrónico

Urbanizará 33 hectáreas junto a La Peñaza, cuya inversión superará los 16 millones. La macronave se construirá a la vez en 2020, dispondrá de 183.186 metros y dará empleo a unas 800 personas.

Las obras de urbanización de la primera fase de ampliación de la Plataforma Logística de Zaragoza (Plaza) saldrán a concurso en otoño con el objetivo de que una multinacional de comercio electrónico pueda levantar un gigantesco almacén a lo largo del próximo año. El consejo de administración de Aragón Plataforma Logística (APL), cuyo único accionista es la DGA, dispone del diseño y en cuestión de días aprobará finalmente la novena modificación del proyecto supramunicipal, que supondrá extender la plataforma algo más de 33,5 hectáreas al suroeste de Plaza, junto al club de golf La Peñaza. Su coste superará los 16 millones de euros, entre la adquisición de los suelos y las propias obras.

Los trámites urbanísticos se acometieron en el último semestre del año pasado, pero la Dirección General de Urbanismo requirió refundir en un único documento un cambio tramitado con posterioridad, el de la mejora de accesos de la gasolinera de Bon Àrea. Esto obligará ahora a que el Consejo de Gobierno apruebe a su vez el documento definitivo y salga a información pública por un periodo de tres meses.

De forma paralela, la sociedad pública prepara los pliegos de condiciones para licitar las obras en cuanto culminen los trámites en otoño. Además, está en negociaciones para expropiar los suelos, propiedad del grupo aragonés Samca, cuyo coste estimado ronda los 3,3 millones más IVA.

El grueso de la inversión se destinará a la urbanización propiamente dicha, cuyo presupuesto de contrata asciende a 12,98 millones con un plazo de ejecución en torno al medio año. Su financiación no será un problema, ya que la sociedad pública dispone de los casi 60 millones de la indemnización que tuvo que pagarle Acciona como consecuencia del juicio por corrupción por los sobrecostes en la construcción de la plataforma.

La demora en la tramitación del modificado no ha supuesto un revés, puesto que la compañía de comercio electrónico, cuyo con la que se lleva negociando más de un año y con la que prevé cerrar el acuerdo en breve, también postergó su implantación en Zaragoza.

Una parcela de 18 hectáreas

La ampliación permitirá generar una gran parcela de 183.186 metros cuadrados a la medida de las necesidades de la multinacional, cuya identidad no ha trascendido de forma oficial, y otra adicional de 19.932 metros. Su promoción es imprescindible, dado que Plaza tiene demanda de grandes operadores logísticos y carece de solares de las superficies requeridas. Los dos más grandes en cartera se limitan a 102.131 metros y 60.534 metros.

El diseño de esta ampliación se remonta al Gobierno PP-PAR, que la lanzó con la idea de albergar la fallida ampliación del centro logístico de Inditex. Los reajustes, a la medida de la multinacional, no han variado su esencia, ya que se urbanizarán igualmente dos parcelas, que contarán con un aparcamiento de cinco hectáreas y capacidad para cientos de vehículos. El proyecto, firmado por los arquitectos Pablo de la Cal y Francisco Javier Gracia, se completa con una zona verde de 7 hectáreas que rodea todo el ámbito de la actuación.

La elección de este suelo rústico es estratégica, puesto que es colindante a la carretera de la Base aérea. Esta última marca el límite de Plaza y se ha convertido en uno de sus tres nudos de acceso, que ahora se duplicará para atender el flujo de camiones de Pikolin, Decathlon y los que atraigan tanto la multinacional como el futuro inquilino de la nave de 27.700 metros cuadrados que ha construido José Llorens junto a las instalaciones de la compañía francesa de material deportivo.

Esta ubicación simplifica, además, la urbanización por la proximidad a las infraestructuras y servicios existentes a la plataforma, "garantizando la conexión a los mismos con solo cruzar la carretera", tal y como se reconoce en el modificado de Plaza.

El movimiento de tierras se acometerá a principios del año que viene y supondrá la extracción de unos dos millones de metros cúbicos, que se prevén reutilizar en la zona verde situada en el extremo oeste de la plataforma.

Con estos trabajos finalizados, la compañía de comercio electrónico podrá iniciar las labores de cimentación de la nave. Como se hizo en su día con Inditex, se compatibilizará el resto de las obras de urbanización con la construcción de la nueva macronave.

La operación será idéntica a la de los grandes operadores, de modo que la multinacional entrará como inquilina y un inversor se hará cargo tanto de comprar la parcela de 183.186 metros como de edificar las macroinstalaciones. La misma operación hizo en los otros centros que tiene en España.

La previsión es que unas 800 personas lleguen a trabajar en el centro logístico de Zaragoza cuando esté plenamente operativo. La pretensión inicial pasaba por centralizar las devoluciones de Europa, aunque el proyecto ha sufrido ajustes.

Etiquetas
Comentarios