Despliega el menú
Aragón

Tercer Milenio

aragón

El talento científico aragonés en el Reino Unido vuelve a casa por Navidad

Investigadoras que trabajan en Londres, Cambridge y Bristol se unen para crear un grupo de apoyo al colectivo. Creen que el ‘brexit’ puede ayudar a atraer profesionales a la comunidad.

Alba López, Patricia Forcén y Sandra Esteras, en Zaragoza.
Alba López, Patricia Forcén y Sandra Esteras, en Zaragoza.
Francisco Jiménez

Un grupo de jóvenes aragonesas que se marcharon al extranjero a estudiar o a trabajar y se han encontrado en el Reino Unido han decidido unirse, no solo para recordar sus raíces, sino también para "crear canales que permitan unir y transmitir ideas que apoyen iniciativas de crecimiento tecnológico y de innovación en Aragón".

"Nos conocimos a través de la comunidad española de científicos en el Reino Unido (Society of Spanish Researchers in the United Kingdom, SRUK CERU)", explican, una organización consolidada con casi un millar de miembros y muy activa en la organización de actividades para fomentar las relaciones entre el colectivo y con la sociedad. A partir de ahí surgió la amistad entre las cuatro aragonesas: Sandra Esteras, Patricia Forcén, Alba López y Nerea Irigoyen.

Entre sus objetivos está "ofrecer un ecosistema que ayude a otros investigadores que decidan comenzar su camino profesional fuera de España, facilitándoles su nueva experiencia". Cuentan con una veintena de interesados y este domingo esperan recabar más apoyos en un vermú navideño organizado en Zaragoza en el Musical Café. Creen que la salida de los británicos de la UE el 31 de enero puede ser una oportunidad para que España recupere talento.

Viven en ciudades como Londres, Cambridge y Bristol y han comenzado por mantener el contacto vía redes sociales, algún encuentro en el Reino Unido y aprovechando las vacaciones navideñas, la cita de este domingo en Zaragoza. "Creamos una cuenta de Twitter en la que por ahora lo que más hacemos es seguir las noticias de ciencia e innovación en Aragón", explica Sandra Esteras, bioquímica de 42 años que trabaja en Londres. Lleva 19 años fuera de España y ha pasado por Bélgica, Alemania y Estados Unidos. En el Reino Unido vive desde el año 2012.

Aprovechar las oportunidades

Este currículum internacional reconoce que "ha sido una combinación de interés personal y oportunidades profesionales". Su última mudanza desde San Francisco a Londres confiesa que fue "por estar más cerca de España y porque es un sitio en el campo de la bioquímica con universidades prestigiosas y muchas empresas punteras".

De momento no se plantea volver, ya que acaba de conseguir la documentación que le permite quedarse en el país aunque este deje la UE el año que viene. La nueva etapa ante la ruptura del socio comunitario es ahora el tema predominante de conversación en el país, pero "por lo menos ya hay una decisión", que cree es mejor que la incertidumbre anterior.  

"Hay gente que está planteando irse", afirma su compañera Patricia Forcén, de 40 años, doctora en Química por la Universidad de Zaragoza, que trabaja en Londres en una empresa privada. Ha vivido en Holanda y Bélgica y lleva cuatro años en el Reino Unido. Cree que el ‘brexit’ "es una oportunidad para Aragón y España para atraer ese talento". Para ello, propone crear centros de innovación a través de ‘hubs’ y ‘clusters’, unido a un cambio de mentalidad "más dinámica y de arriesgar más", sobre todo, entre los potenciales pequeños inversores que apuesten por empresas tecnológicas, como ha visto en la capital británica.

"Hay que dedicar más dinero a la investigación y es muy importante ofrecer estabilidad laboral"

Esteras añade que hay que dedicar "más dinero a la investigación, dar infraestructura". Además, "es muy importante ofrecer estabilidad laboral" ya que "como investigador estás con becas y contratos". En Londres se dedica a hacer transferencia de tecnología desde los laboratorios de las universidades a empresas interesadas en seguir desarrollándola.

Volver a Aragón "en unos años"

Aún no piensa volver. Tampoco su compañera Alba López, de 25 años, que prepara su doctorado en Biomedicina en Bristol. Pero esta última lo haría "en unos años", cuando haya intentado desarrollar primero una carrera internacional. Nerea Irigoyen, que reside en Cambridge, es la cuarta fundadora. Todas volverían por un "proyecto interesante" y "estabilidad laboral". Forcén considera que el talento que se marchó regresaría con proyectos en los que "dejen desarrollarte, arriesgar y aportar ideas" y donde se valore el intraemprendimiento, "ser emprendedor en tu empresa".

"Mi vida laboral no la he hecho en Zaragoza porque no he encontrado la oportunidad laboral para desarrollar mis inquietudes", afirma.

"Lo que más me preocupa del 'brexit' es la poca información que hay de lo que va a pasar, la incertidumbre que esto crea", añade López, sobre todo, porque en lo que a ella le afecta, "todavía no está claro qué va a pasar con las becas europeas". Reconoce que aún no ha visto ningún efecto en la Universidad pero cree que "en unos años sí que se notará un cambio en los destinos que los investigadores europeos decidan para continuar su carrera".

"Si Aragón aprovecha la oportunidad que va a ocurrir con Reino Unido puede crear un buen nicho de gente que quiera volver, no solo a la Universidad sino a pymes y clusters", añade Forcén. Y con la salida de la UE uno de los atractivos del mercado laboral británico, los salarios, puede ser menor. "La libra va a sufrir una devaluación. El valor añadido hasta ahora era la fortaleza de la libra".

De momento, este domingo seguirán aumentando los lazos de los aragoneses en tierras británicas. Y cuando pasen estas fechas los retomarán en el Reino Unido.  Estas reuniones afirman que «ayudan a mantenerte un poco en contacto con tus raíces», explica Esteras ya que además de hablar del futuro de la investigación, en la "isla" quedan para ver los partidos del Real Zaragoza por Youtube o salen a tomar unas pintas por Londres el día de San Valero. Coinciden en que «se echa mucho de menos la familia».

Etiquetas
Comentarios