Despliega el menú
Aragón

política

El Salud se queda sin fondos y retrasa el pago de 28 millones de recetas a las farmacias

Les comunica que abonará a principios de enero las facturas correspondientes al mes de noviembre.
El déficit desbocado provoca la primera demora con las boticas desde que gobierna Lambán

La farmacia Jordán, en la avenida de Tenor Fleta, ha ampliado su horario de apertura.
La facturación de las farmacias de Aragón depende en un 75% de las recetas médicas.
josé miguel marco

El Servicio Aragonés de Salud ha retrasado el pago a las farmacias de los 28 millones de euros a los que asciende el importe de las recetas del mes de noviembre por carecer de fondos para afrontar sus obligaciones. El compromiso adquirido con el Colegio Oficial de Farmacéuticos es abonar el dinero a principios de enero, cuando entren en vigor las cuentas de 2020 y dispongan del dinero necesario para ponerse al día.

La Consejería de Sanidad informó la semana pasada al presidente del colectivo, Ramón Jordán, de la "insuficiencia de la partida presupuestaria" para cubrir el gasto de las recetas, una circunstancia que no ocurría desde que el presidente Javier Lambán aprobó sus primeros presupuestos, los de 2016.

A través de una circular, el colegio profesional dio cuenta de la situación al conjunto del colectivo y recordó la posibilidad que tienen de acogerse a la línea de crédito, negociada con una entidad financiera en unas favorables condiciones, en caso de sufrir problemas de tesorería.

Aunque desde Sanidad se les comunicó la posibilidad de pagar el gasto farmacéutico el próximo día 30 en el caso de recibir fondos de otros departamentos gracias a la correspondiente modificación de crédito, fuentes oficiales de la DGA lo descartaron a este diario. A renglón seguido, añadieron que el gasto sí tendrá el reconocimiento de obligación antes de fin de año y se pagará a principios de enero.

El Gobierno PSOE-CHA normalizó los pagos a los farmacéuticos con el inicio de la pasada legislatura, de modo que cobran a mes vencido. Las recetas se facturan cada día 10 y el 20 se viene cobrando con puntualidad, como reconoció Ramón Jordán.

Solo hubo un problema con el mes de noviembre de 2015, en el año de transición entre los ejecutivos de Rudi y de Lambán, que también se cobró con la misma demora. Y solo ha habido alguna incidencia puntual cuando el dinero se ingresaba directamente desde el Gobierno central a través del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), que alargaba un día la percepción del dinero.

El presidente del Colegio de Farmacéuticos aseguró que eran "tremendamente sensibles" con la situación económica de la DGA, "como lo había sido el Gobierno con ellos al priorizar el pago de las recetas de farmacia". Ramón Jordán apuntó que no podía decir nada en contra ni podían "quejarse" porque en unos días se cobrará.

Los boticarios tienen grabada la experiencia con el anterior Gobierno PP-PAR, que entre 2011 y 2015 les abonó con un mes de retraso, lo que provocó problemas de tesorería a muchos profesionales. De hecho, la facturación media de las farmacias depende en un 75% de las recetas, mientras el dinero restante procede de productos de parafarmacia y medicamentos de venta libre.

La consejera de Sanidad, Pilar Ventura, disponía al iniciar el año de un partida de 327,5 millones para recetas médicas, pero el crédito se ha agotado para afrontar la última mensualidad que debía pagarse con el presupuesto prorrogado de 2019.

Partida inferior en 2020

La misma insuficiencia se dará el próximo ejercicio, dado que en el proyecto de presupuestos de 2020 figura incluso menos dinero en la partida para la dispensación de recetas, concretamente 325,8 millones. Y eso a pesar de que en las cuentas prorrogadas ya se advertía de que este gasto se incrementaría entre un 3% y un 5% anual si no se toman medidas correctoras.

Para colmo, los cuatro partidos del cuatripartito, PSOE, Podemos, CHA y PAR, han aceptado cuatro enmiendas de IU que reducen la infradotada partida en 25.000 euros para promoción de consejos de salud, la prevención de la ludopatía, el programa de salud comunitaria y el sistema de notificación de enfermedades profesionales en la Atención Primaria.

Las citadas fuentes oficiales de la DGA admitieron que el agujero existente en las cuentas de este año imposibilitan afrontar hoy, como el resto de meses, el pago a los farmacéuticos. El déficit está desbocado, dado que el límite autorizado se reducía a una décima del PIB, unos 40 millones, y la Autoridad Fiscal advirtió hace solo unos días que Aragón cerrará el año en torno al 0,8%. Es decir, el desfase entre los ingresos y gastos podría rondar los 320 millones y obligará al cuatripartito a presentar un plan económico-financiero a principios de 2020.

El Ejecutivo aragonés remitió sus previsiones, que reducen la desviación en dos décimas, al 0,6%, lo que supondría, en todo caso, acabar con un gasto extra de 240 millones.

La recomendación de la Airef, no atendida por el cuatripartito, era «aplazar la puesta en marcha de las nuevas medidas de rebaja fiscal» (la única reflejada en el documento es la de Sucesiones, de 149 a 105,5 millones) e identificar áreas de gasto «en las que se producen ineficiencias o se concentran las mayores desviaciones».

Etiquetas
Comentarios