Despliega el menú
Aragón

derecho

"El objeto del veredicto es lo más importante del proceso"

Javier Cantero es el magistrado que más tribunales populares ha presidido en Aragón.

Javier Cantero, toga en mano, antes de entrar a un juicio.
Javier Cantero, toga en mano, antes de entrar a un juicio.
Oliver Duch

Javier Cantero es el magistrado que más juicios con jurado ha presidido en la Audiencia Provincial de Zaragoza. En su haber consta cerca de una veintena de procesos de los cuales solo uno, el del asesinato de un joven en Ricla en 2016, hubo de repetirse por orden del TSJA, al valora que el veredicto no estaba bien justificado. Esta es razón suficiente para que Cantero señale que el objeto del veredicto, elaboración que corresponde al magistrado que preside el jurado (con las intervenciones posteriores de las partes), es una de las «claves» del proceso. «Las preguntas que entregas al jurado para que las conteste tienen que ser claras y precisas», afirma.

Reconoce que, a pesar de que ya tenía una larga trayectoria profesional, cuando tuvo que afrontar su primer tribunal popular allá por 1997 estaba «más asustado» que los propios jurados. Ahora, con ese bagaje a la espalda, puede decir por experiencia que su balance con los jurados es «totalmente positivo» y que sus conclusiones han sido «similares» a las que hubiera alcanzado un tribunal profesional. Además, resalta que a pesar de que ser miembro de un jurado puede intimidar y entraña responsabilidad, los ciudadanos «responden».

Añade que nunca hay que perder de vista que los ciudadanos que son llamados para formar un tribunal popular «no son doctos en derecho» y hay que explicarles «muy bien» y «paso a paso» y dejarles las cuestiones muy claras. Por eso, recomienda a los abogados que empaticen con los jurados para lograr «transmitirles sus pretensiones».

Etiquetas
Comentarios