Despliega el menú
Aragón

Javier Laínez: "Otra vez se va de rositas, sale muy barato matar"

Uno de los hermanos de la víctima dice que siente "vergüenza" por un veredicto que califica de "insuficiente".

Javier Laínez, al conocer el veredicto del jurado.
Javier Laínez, al conocer el veredicto del jurado.
Oliver Duch

El veredicto del jurado fue un mazazo para la familia y amigos de Víctor Laínez. Haciendo un gran esfuerzo por contener las lágrimas y con la misma entereza y aplomo que han demostrado a lo largo del juicio -como incluso reconoció y agradeció públicamente el abogado de Rodrigo Lanza- encajaron una resolución del jurado que podría suponer la puesta en libertad del causante de su dolor.

Una vez en la calle, instantes después de quedar el juicio visto para sentencia, Javier Laínez, el hermano que más se parece físicamente al fallecido Víctor, manifestó a los medios de comunicación que sentía "vergüenza" por un veredicto que considera "insuficiente". "Otra vez se va de rositas. Sale muy barato matar", expresó en la puerta de la Audiencia Provincial de Zaragoza.

Muy emocionado, dijo no entender por qué si los forenses han acreditado en la causa que Víctor fue víctima de un asesinato, la conclusión del jurado ha sido que se cayó al suelo. "Mi hermano era exactamente igual que yo. A ver cómo narices me doy un golpe aquí si me caigo al suelo", decía haciendo alusión a que, por su gran corpulencia, es "imposible" golpearse en la cabeza detrás de la oreja derecha. "Los médicos forenses acreditaron todo y estos señores han dicho que se cayó. A este paso habrá que darle una medalla a este individuo", manifestó.

Visto lo sucedido, su conclusión es que un jurado que "no sabe nada jurídicamente" es difícil que juzgue bien. "No tienen ni idea de cuestiones jurídicas, igual que yo tampoco la tengo. Solo pido -añadió- que cuando Lanza salga a la calle, si alguien se cruza con él, que, por favor, se dé la vuelta porque estoy seguro de que la volverá a hacer", advirtió.

"Mi hermano era exactamente igual que yo. A ver cómo narices me doy un golpe aquí si me caigo al suelo"

"El abogado defensor los ha liado de tal manera que... Los seres humanos son manipulables y ha pasado esto. Pero recurriremos".

Su abogado, Juan Carlos Macarrón, se expresó en términos similares en relación a la conclusión de los nueve miembros del tribunal popular. "El contenido del veredicto me deja entrever que el jurado no ha entendido absolutamente nada de lo que tenía que decidir y cómo lo tenía que decidir. Este es un caso para un tribunal profesional y más para un hecho de estas características tan complicadas» indicó. Dijo que, sobre todo, lo lamenta profundamente por la familia Laínez. ·"Yo, como jurista estoy preparando para el éxito y el fracaso. Pero seguiremos luchando hasta que los recursos y la ley nos lo permitan".

Tras dos días de deliberaciones, el tribunal del crimen de los tirantes declara a Lanza culpable de un delito de homicidio por imprudencia grave con una única atenuante: arrebato o furor leve.

Macarrón: "Es un desastre absoluto desde el punto de vista jurídico"

"El veredicto es un desastre absoluto desde el punto de vista jurídico". El abogado de la familia de Víctor Laínez no podía mostrarse más disconforme con el veredicto. "Las conclusiones del jurado son absolutamente contradictorias e incomprensibles", aseguraba a las puertas de la Audiencia. "Desde el punto de vista jurídico, el veredicto es un desastre absoluto. No se puede concluir que estamos ante un homicidio imprudente, es decir, sin querer, y al mismo tiempo apreciar que hubo alevosía, ensañamiento y una motivación ideológica", apuntaba Juan Carlos Macarrón, absolutamente decepcionado. "Siempre he pensado que el jurado es una institución nefasta. Esto es mucho más que opinar de un partido de fútbol", apostilló, adelantando que recurrirá el fallo.

"Siempre he pensado que el jurado es una institución nefasta. Esto es mucho más que opinar de un partido de fútbol"

"Eso de que Lanza no podía representarse que lo podía matar cuando le seguía pegando en el suelo sobre un charco de sangre...". El letrado David Arranz no podía comprender ayer lo sucedido. "Entré sin creer en el jurado y salgo confirmando mis creencias. No puedes poner a unas personas que se dedican habitualmente a sus quehaceres en sus casas o sus trabajos a impartir justicia", señalaba tras la lectura del veredicto. "Creo que lo hemos visto todos. Han dicho que hay ensañamiento y alevosía, pero consideran que se trata de poco menos que de un accidente", apostillaba. "Y eso de que Lanza no podía representarse que lo podía matar, cuando le seguía pegando en el suelo en medio de un charco de sangre y le está deformando la cara... Eso no se lo cree nadie", concluía.

 

Etiquetas
Comentarios