Despliega el menú
Aragón

educación

Fapar se suma a la demanda colectiva contra las editoriales por el sobrecoste de los libros de texto

La federación aragonesa de familias de la escuela pública ha informado a estas sobre cómo pueden adherirse a esta iniciativa después de que la Comisión Nacional de la Competencia sancionase a las editoriales. 

librox
Libros de texto en una librería zaragozana.
Aránzazu Navarro

La federación de familias de la escuela pública Fapar se ha sumado a la demanda colectiva que la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos (FAPA) Giner de los Ríos de Madrid ha emprendido contra las editoriales de libros por el sobrecoste que creen que han pagado entre 2012 y 2018 después de que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) multara a 30 de ellas por limitar la competencia y pactar precios. La asociación ha trasladado a todos sus socios información sobre cómo adherirse individualmente a esta iniciativa nacional, para lo que hay de plazo hasta el próximo 25 de enero.

Desde Fapar se recuerda que el coste de los libros de texto supone en condiciones normales “no pocos problemas económicos a muchas familias”, con lo que este incremento pactado se traducido en “un esfuerzo” que en ocasiones ha supuesto “incluso discriminación” al no poder adquirirlos. Por ello, lamenta este proceder de las editoriales y la “falta de ética” que han tenido con las familias afectadas, “especialmente en época de crisis”, por lo que entiende que estas deben aprovechar la oportunidad para recuperar el “sobrecoste” económico que pueden haber pagado.

En la carta que se ha enviado a las ampas, Fapar explica los pasos a seguir para que cada familia se adhiera a esta demanda colectiva. La información figura en la página web de la FAPA Giner de los Ríos y quien quiera sumarse debe cumplimentar un formulario así como abonar una tasa de 23 euros (por familia) en concepto de provisión de gastos. Posteriormente se les solicitará una documentación a los efectos de obtener las pruebas necesarias para la demanda.

La sanción que la CNMC impuso a 34 editoriales de libro de texto no universitario y a la Asociación de Editores de Libros y material de Enseñanza (Anele) asciende en total a casi 34 millones de euros. Desde el primer momento Anele, la patronal de las editoriales de libros de texto, ha negado el incremento de costes en estas fechas, ha defendido la legalidad de sus prácticas y ha recurrido la resolución de este organismo ante la jurisdicción contencioso-administrativa.

Una familia con hijos podría recuperar unos 800 euros

Aunque Fapar no ofrece datos sobre el sobrecoste que llegaron a pagar las familias en esos seis años y lo que cada una podría recuperar si se gana esta demanda colectiva, sí ha hecho este cálculo la FAPA Gíner de los Ríos. Los padres estiman que el sobreprecio en este tiempo habría estado en un 32%. En cuanto al dinero a recobrar, una familia con dos hijos y un gasto por niño de 250 euros al año en libros podría percibir, detrayendo los honorarios de los abogados, algo más de 800 euros.

Por otra parte, este colectivo recuerda que la Constitución recoge que las etapas básicas y obligatorias son gratuitos, por lo que sigue reclamando a la Administración "que lo haga efectivo", aunque valore muy positivamente la implantación este curso de los bancos de libros por parte de la DGA

Además, solicita al profesorado que respete al menos cuatro años los textos que se elijan, y que sea "flexible" con "los cambios interesados que las editoriales introducen" para poder seguir seguir utilizándolos. También anima a los docentes a introducir cambios metodológicos de trabajo en el aula que se encaminen a la "elaboración de materiales propios" y al uso del libro digital. Entiende que esto permite un proceso de enseñanza "más equitativo" con las necesidades individuales de cada estudiante.

Etiquetas
Comentarios