Despliega el menú
Aragón

ganadería

UAGA denuncia la muerte de tres ovejas en los Monegros por un nuevo ataque de lobo

Los dos asaltos se han producido en el municipio zaragozano de Farlete y, según el sindicato, las necropsias han confirmado que las heridas son compatibles con la acción del cánido.

Heridas que presentaba una de las ovejas atacadas por el lobo, según UAGA.
Heridas que presentaba una de las ovejas atacadas por el lobo, según UAGA.
UAGA

Tras cinco meses sin tener noticias del lobo en Monegros, parece que este ha vuelto a protagonizar dos ataques consecutivos, los días 4 y 6 de noviembre, en el municipio zaragozano de Farlete, que se han saldado con tres ovejas muertas. Así lo ha denunciado este jueves el sindicato UAGA (Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón), quien ha apuntado que las necropsias practicadas a los animales muertos han concluido que las heridas que presentaban son compatibles con las producidos por un cánido. Por su parte, la DGA no se ha pronunciado todavía al respecto.

El primer asalto tuvo lugar la tarde del 4 de noviembre en la zona conocida como 'Plana Borao' y el resultado fue una res muerta. El ganadero cree que el animal se debió quedar rezagado cuando recogía el rebaño al oscurecer. El segundo se produjo en la madrugada del 6 de noviembre en un vallado, a solo 100 metros del núcleo de viviendas de Farlete, justo detrás de las escuelas, y se saldó con la pérdida de otras dos ovejas. 

Este segundo ataque, según UAGA, es el que más ha alarmado a los vecinos "por la proximidad del pueblo". "Con este precedente, los lugareños están temerosos de un posible encuentro fortuito", aseguran en un comunicado. Por esta razón, y coincidiendo con la campaña electoral, la organización agraria solicita a los partidos políticos que se posicionen en este tema "que afecta y sufre la 'España vaciada'". "Los políticos deben tener claro a quien priorizan en su defensa, si a los pocos pobladores del medio rural o a la fauna salvaje que atenta contra nosotros", aseguran.

Han pasado casi dos años y medios desde que una cámara captara por primera vez en dos décadas la presencia de un lobo en Aragón. Fue en junio de 2017. UAGA recuerda que los ganaderos de Monegros llevan "en vilo" desde entonces y recuerdan que, tal y como ha verificado el Gobierno de Aragón, se trata de un único ejemplar y "se desconoce cómo ha llegado hasta este territorio".

Esta asociación critica que en la actualidad "no existen indemnizaciones" para los ganaderos que sufren estas agresiones y que no hay "ninguna compensación" que cubra las pérdidas económicas por las bajas, heridas, abortos y falsos celos que sufren las reses. La "única cobertura" con que cuentan en estos momentos, recalcan, es la contratación del seguro de daños, pero esta póliza "solo indemniza cuanto hay más de cuatro ovejas muertas". 

En cuanto a las subvenciones que convocó el Gobierno de Aragón el pasado julio para la adaptación de la ganadería extensiva a los restos ambientales y los desafíos socioterritoriales, la organización critica que son del "todo injustas" porque no apoyan al ganadero que ha sufrido el ataque, sino que solo sirven "para la adquisición de vallados fijos o portátiles, pastores eléctricos y perros de raza mastín" "Es decir, solo apoyan a la prevención, pero tampoco están solucionando el problema, ya que el lobo ha entrado en los vallados", reprochan al Ejecutivo autonómico.

Los ganaderos de Monegros, según UAGA, son tajantes y manifiestan que no quieren ayudas por soportar a estos cánidos, sino que solo pretenden "hacer el trabajo con tranquilidad y no pensar que en una noche nos jugamos la economía de todo un año".

Etiquetas
Comentarios