Huesca

Una oveja muerta, en otro ataque de lobo ocurrido en Almudévar

El ganado estaba protegido por un pastor eléctrico especialmente diseñado para evitar la acción del cánido. De hecho, tiene una altura de 1,70 metros, superior a la habitual.

Imagen del animal que ha aparecido muerto en la explotación afectada.
El animal que ha aparecido muerto en la explotación afectada.
Heraldo

Otra oveja ha aparecido muerta la mañana de este martes en el monte de la localidad de Almudévar. Tras hacerle una necropsia, ha quedado confirmado que sus heridas son "compatibles con el ataque de un lobo", animal que habita en esta zona situada entre las comarcas de Los Monegros y La Hoya de Huesca.

La citada necropsia se la llevado a cabo en el centro de recuperación de La Alfranca (Zaragoza), siguiendo el protocolo habitual, tal y como han explicado fuentes de la DGA.

El rebaño afectado, que estaba compuesto por 610 ejemplares, estaba situado dentro de un pastor eléctrico especialmente diseñado para repeler el ataque del lobo, con una altura de 1,70 metros, es decir, muy superior a la habitual, según ha explicado su propietario, Mario Goñi.

El ganadero ya sufrió un primer ataque hace justo un año. En esa ocasión, las necropsias confirmaron que el autor fue el lobo y en total, perdió cinco ovejas.

Para Goñi, la situación actual resulta "insostenible", ya que, además de las importantes pérdidas, "nuestro día a día está marcado por la incertidumbre y la impotencia". "Todos los días te levantas pensando si esa noche te habrá tocado a ti", añade.

Etiquetas
Comentarios