Despliega el menú
Aragón

juego

Aragón juega 62 millones de euros al año en apuestas deportivas solo en los locales

La cifra, que no incluye lo que se juega a través de internet, es más del doble que la registrada en 2013. Esta tarde (plaza de España, 19.00) hay una concentración en Zaragoza para pedir "una ciudad sin apuestas".

Miles de personas marchan contra las casas de apuestas que destruyen barrios.
Manifestación contra las casas de apuestas en Madrid
Efe/Luca Piergiovanni

El 27 de abril de 2011 abría en el barrio de San José de Zaragoza la primera casa de apuestas deportivas de Aragón. Una azafata enseñaba a las cámaras el tique con el primer envite, nada más ni nada menos que para un Real Madrid-Barcelona de Champions League. Desde entonces, la presencia de estos locales se ha multiplicado en la capital y en un buen número de localidades de Aragón.

Están en cada barrio, a la vuelta de la esquina, con grandes y coloridos carteles que irremediablemente llaman la atención del viandante. Las casas de apuestas deportivas proliferan en las ciudades y, ya desde hace varios años, son un problema de primer orden, según denuncian los expertos en ludopatías. Zaragoza se empieza a movilizar contra estos locales, y este martes (plaza de España, 19.00) se ha convocado la primera concentración para pedir que se ponga coto a su actividad.

Según datos actualizados de la Dirección General de Justicia e Interior del Gobierno de Aragón, ya son 143 los locales distribuidos por toda la comunidad en los que se pueden hacer apuestas de este tipo. Son 119 salones, 14 bingos, 9 locales de apuestas y un casino, con un total de 821 terminales entre todos ellos. En algunos puntos de España se les está empezando a poner coto. El Ayuntamiento de Barcelona decidió la semana pasada prohibir la apertura de nuevos locales, y en otras ciudades tienen que estar a una distancia mínima de los colegios. Ni en Zaragoza ni en Aragón hay limitaciones de este tipo. Tan solo los 300 metros que desde 2015 tienen que separar a los salones entre sí.

Aumenta el número de locales y se dispara el número de apuestas. Y, por supuesto, también lo hace la cantidad de dinero que se juega. El año pasado se apostaron en Aragón 62.087.592 euros en deporte solo en el interior de estos negocios, es decir, sin contar el juego online. La cifra es similar a la de 2017, pero hay que tener en cuenta que en 2013 fueron 27.57.554 euros. En solo un lustro se ha más que duplicado.

Desde la asociación Azajer alertan de que en los últimos años han detectado casos de adicciones a las apuestas deportivas. “Son gente, chicos en su mayoría, que tienen que engañar, mentir, pedir dinero hasta con créditos rápidos a intereses altos… Hasta que eso estalla”, señala Miriam Gañán, secretaria de la junta. Según apunta, son ludópatas que “cumplen en el trabajo”, y cuyo problema suele quedarse “en el ámbito familiar”, por lo que no se visibiliza demasiado.

La concentración de hoy contra las casas de apuestas coincide con el día nacional sin juegos de azar. En Aragón, desde 2009 hay un fichero de ‘autoprohibidos’, de personas que se inscriben en un listado para que les prohíban el acceso a los locales de juegos. Actualmente está en máximos históricos. A finales de 2018 ya había 2.980 personas en la lista, un 41% más que el año anterior y cinco veces más que en 2009.

Según el último informe sobre el juego en Aragón, a finales de 2018 en nuestra Comunidad hay 6.926 máquinas recreativas. Son casi 200 más que el año anterior, y el primer aumento significativo desde 2008. Sin embargo, el mayor fenómeno del juego en Aragón en el último año ha sido el del bingo electrónico, que es como se denominan a los dispositivos que emulan el bingo tradicional, pero mediante un sistema automatizado. En 2017 se jugaron en Aragón menos de seis millones de euros, y en 2018 ya fueron más de 18. Hasta los tradicionales cartones de bingo parecen resurgir, con cuatro años consecutivos de incremento tras haberse reducido a menos de la mitad.

Etiquetas
Comentarios