Aragón
Suscríbete

INFRAESTRUCTURAS 

La DGA mantiene bloqueada la mejora de cinco carreteras por falta de fondos en 2019

Las licitaciones empezaron en el verano de 2018 por 9,3 millones y ninguna se ha llegado a adjudicar.   
Bizén Fuster admite que se ha perdido un año y promete incluir las partidas en las cuentas de 2020.

Aspecto que presenta el firme de la carretera de Maella (A-1412), una de las carreteras afectadas.
Aspecto que presenta el firme de la carretera de Maella (A-1412), una de las carreteras afectadas.
Mª C. RIBÓ

El consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, aseguró el año pasado que la mejora de la depauperada red de carreteras se salvaría del bloqueo de la prórroga presupuestaria, pero la realidad es que cinco de las seis actuaciones previstas para este ejercicio siguen bloqueadas por falta de partida y las obras tendrán que esperar hasta 2020.

El Gobierno PSOE-CHA recurrió a la tramitación anticipada para evitar precisamente que la falta de acuerdo para sacar las cuentas impidiera acometer los trabajos a lo largo de este año. De este modo, las primeras convocatorias se remontan a mediados de septiembre de 2018 por un montante global que supera los 9,3 millones de euros más IVA, pero un año después ninguna de las mejoras comprometidas se han llegado a adjudicar.

Los funcionarios han hecho su trabajo, se han valorado las ofertas técnicas y económicas e incluso se ha llegado a comunicar a las empresas mejor puntuadas de los contratos que se van a llevar. El problema es que no hay partida ni se ha tramitado la oportuna modificación presupuestaria que respalde la formalización del contrato, como ha admitido a este diario el nuevo director general de Carreteras, Bizén Fuster, quien asume que se ha perdido un año en lo que se refiere a obra nueva en una red muy deteriorada que sitúa a Aragón a la cola española en conservación.

La pretensión del equipo de Vertebración del Territorio es que, pese al cierre presupuestario de la DGA, se incluyan al menos unas modificaciones testimoniales que hagan posible las adjudicaciones antes de fin año. "Queremos dar seguridad jurídica a los contratistas", señala Fuster.

El nuevo compromiso pasa por incluir partidas suficientemente dotadas en las cuentas de 2020 para ejecutar las obras, algo de lo que ya se ha dado cuenta a "algunos de los alcaldes afectados".

La actuación de mayor calado es el acondicionamiento del tramo de la A-1412 entre Maella y el límite provincial, cuya licitación por 4,2 millones se inició por orden del consejero el 12 de abril de 2018 y se preadjudicó hace justo nueve meses a la compañía oscense Vidal Obras y Servicios. Desde entonces, está a la espera de firmar el contrato para iniciar las obras, la única que se demorará hasta 2021 al tener un plazo de ejecución de 18 meses.

El propio consejero se trasladó a Maella hace algo más de un año para ‘vender’ la licitación y garantizar que las obras comenzarían en 2019 y afear al Gobierno PP-PAR que no hubiera dado «ningún paso» pese a tratarse de una carretera «muy importante para el desarrollo económico de la zona y vinculada a las actividades del sector primario». La realidad es que el Ejecutivo PSOE-CHA acabó el mandato sin iniciar las obras y los trámites bloqueados.

El resto de obras

Por importe le sigue la mejora de los acceso al polígono El Campillo de Zuera, requerida por el grupo Jorge. Implica la construcción de dos glorietas en la carretera A-124 y la prolongación y adaptación de las vías de servicio por un importe de 2,5 millones. Se trata de la única licitación que salió este año, en mayo, cuando ya se sabía que no había dinero.

En el paquete de mejoras viales bloqueadas se incluyen también el refuerzo y ensanche de la A-1503, entre el cruce de la CV-698 y Aranda de Moncayo (1,47 millones); la renovación de firme, señalización y defensas de la A-1205, entre los cruces de Bernués y Javierrelatre (671.781 €) y el acondicionamiento de la travesía de Chodes (384.711 €).

Fuster prefiere poner el acento en las ocho intervenciones en la red autonómica que estarán listas antes de fin de año, que supondrán una inversión superior a los 23 millones. De estas, cinco suponen la conclusión de obras que se empezaron a acometer el año pasado, lo que supone que el Gobierno de Aragón solo ha acometido tres nuevas actuaciones en 2019 pese al deplorable estado de la red autonómica.

En dos ellas recurrió al trámite de emergencia para adjudicar las obras, el puente de Gelsa y la carretera de Añisclo por un importe cercano a los cinco millones, a las que se suman el refuerzo de firme de la A-1505 entre Tobed y Codos por otros 657.080 euros.

El director general de Carreteras descarga parte de las culpas en la Intervención General esgrimiendo que bloqueó la posibilidad de acometer nuevas obras al comunicarles el pasado verano que el departamento ya llevaba un alto grado de ejecución y, por tanto, no cabía una modificación. Fuster reitera las mejoras que estarán listas a fin de año, cuyo montante millonario le gustaría poder repetir en próximos ejercicios. A las tres citadas carreteras sumó cinco tramos de la A-121 (de Ricla a Fuendejalón), la A-220 (entre Cariñena y Tosos), la A-1236 (la conexión de Fonz con la A-22 en Monzón), la A-1701 (entre Mosqueruela y el límite provincial) y la A-1702 (Ejulve-Órganos de Montoro).

Las vías afectadas

A-1412
1

A-1412

Acondicionamiento del tramo Maella-límite provincial. La Consejería de Vertebración del Territorio licitó las obras por 4,2 millones y un plazo de ejecución de 18 meses en septiembre de 2018. La orden de preadjudicación a Vidal Servicios y Obras se remonta al pasado 12 de marzo, pero la adjudicataria sigue a la espera de firmar el contrato de una mejora muy reclamada.

A-124
2

A-124

Implantación de glorietas y adaptación de vías de servicio. La mejora reclamada por el grupo Jorge para ordenar los accesos al polígono El Campillo de Zuera salió a concurso en mayo por 2,5 millones y la valoración de las quince ofertas presentadas aún está pendiente de que seis empresas justifiquen sus bajas temerarias para proceder a su adjudicación.

A-1503
3

A-1503

Refuerzo y ensanche. Las obras comprenden los kilómetros entre el cruce con la CV-698 y Aranda de Moncayo y salieron a concurso en octubre de 2018 por 1,4 millones y un plazo de seis meses, por lo que debería estar acabada para fin de año. Los funcionarios estudiaron las 19 ofertas presentadas, pero desde principios de año se está pendiente de la resolución.

A-1205
4

A-1205

Mejora de firme, señalización y defensas. La intervención afecta al tramo entre los cruces de Bernués y Javierrelatre, cuyas obras deberían haber comenzado en febrero y haberse acabado tres meses después, según se especifica en el pliego de condiciones. Su licitación por 671.781 euros se remonta a octubre de 2018 y sigue pendiente de la adjudicación.

A-2302
5

A-2302

Acondicionamiento de la travesía de Chodes. El proyecto más ajustado, 384.711 euros, se licitó en noviembre de 2018 y debería estar en obras desde marzo con el fin de acabarlas en febrero de 2019, pero habrá que esperar otro año para ver las mejoras porque la DGA aún tiene que resolver la licitación. La última reunión de la mesa de contratación se celebró en diciembre de 2018.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión