Aragón

aragón

​El Justicia pedirá a las Cortes una ley del mayor para evitar muertes en soledad

Ángel Dolado pretende que la redacción de la norma se abra a las entidades sociales y ciudadanas. Los partidos están a favor de la propuesta, que podría salir adelante a lo largo de esta legislatura.

El Lugarteniente del Justicia, en el centro, en una ponencia sobre soledad ayer en Santander.
El Lugarteniente del Justicia, Javier Hernández, y el director general del Imserso, Manuel Martínez Domene, en una ponencia sobre soledad celebrada ayer en Santander.
Paqui Pérez

Contar con una ley integral del mayor que proteja a los jubilados aragoneses y aborde los principales problemas que sufre esta franja de población, como la soledad no elegida, especialmente en los últimos compases de sus vidas. Este es uno de los objetivos que se han marcado a corto plazo el Justicia de Aragón, Ángel Dolado, y su Lugarteniente, Javier Hernández. 

La decisión de liderar esta iniciativa legislativa no es un capricho del Justiciazgo, sino que es uno de las conclusiones "fundamentales" del trabajo de la mesa de la soledad de los mayores, promovida en el seno de la institución en septiembre de 2018 y que culminó su trabajo a finales del pasado mes de junio. 

Las reuniones periódicas que mantuvieron los representantes de las 38 entidades públicas y privadas –entre las que figuraban el Gobierno de Aragón, el Ayuntamiento de Zaragoza o la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias– que formaron parte de la mesa se tradujeron en un informe especial con una serie de recomendaciones y resoluciones que el Justicia trasladará a las Cortes de Aragón próximamente. 

Entre ellas destaca la necesidad de redactar un marco legal de protección, como ya existe en el caso de la infancia y la adolescencia. "Entendemos que hoy la situación de los mayores tiene una serie de peculiaridades que requiere que sean estudiadas y analizadas a la perfección", explicó ayer el Lugarteniente del Justicia desde Santander, donde asistió a una jornada de trabajo relacionada con este tema.

Ejerciendo las competencias legales que tiene el Justiciazgo, este instará a las Cortes antes de que finalice septiembre a que inicien los trabajos para redactar la ley. Dado que en este momento el curso político está en sus primeros compases, si la recomendación del Justicia es bien recibida, y parece que lo será porque todos los grupos políticos han mostrado a HERALDO su intención de recoger el guante en este asunto, es probable que antes de que acabe la legislatura la ley integral del mayor sea una realidad. 

"Queremos que no sea una ley que nazca exclusivamente del poder legislativo o el ejecutivo, sino que se elabore contando con la participación ciudadana", abundó Javier Hernández. El Justiciazgo pretende que de esta manera se reconozca el trabajo de las decenas de expertos que han participado en la mesa de la soledad. "Se ha involucrado muchísima gente en este asunto y el mérito de lo que se ha conseguido es de todas las entidades, no del Justicia", insistió.

Además de marcarse como objetivo la redacción y aprobación de la ley aragonesa, desde el Justicia ya piensan en ir un paso más allá, y de acuerdo con Hernández, también van a trabajar para que se comience a elaborar un plan estatal que coordine a la administración central con las comunidades autónomas y las entidades locales para dar respuestas eficaces a los problemas que sufren los mayores. Esta iniciativa cuenta con el visto bueno de, entre otros, el director general del Imserso y el Defensor del Pueblo.

El ejemplo aragonés llega a la Universidad Menéndez Pelayo

Precisamente ayer, el Lugarteniente del Justicia participó en unas jornadas de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo sobre la soledad no elegida de los mayores que se celebró en Santander. Javier Hernández expuso la labor que han estado realizando en los últimos meses. "Una de las cosas que más les ha sorprendido es que se haya logrado atraer a tantas entidades sociales a la mesa", afirmó.

Al curso asistieron ponentes internacionales, que explicaron las experiencias que se han puesto en marcha en países como Reino Unido, y personalidades como la exministra de Asuntos Sociales Matilde Fernández, que elogió el ejemplo aragonés, del que probablemente tomarán nota otras comunidades. 

Etiquetas
Comentarios