Despliega el menú
Aragón

sociedad

El Justicia teje redes vecinales contra la soledad de los mayores

Ángel Dolado presentó ayer las conclusiones de la mesa de trabajo sobre mayores en soledad no elegida, en la que han intervenido durante casi un año 38 entidades.

MESA DEL JUSTICIA SOBRE MAYORES EN SOLEDAD NO ELEGIDA / SEDE DEL JUSTICIA DE ARAGON ( ZARAGOZA ) / 25/06/2019 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
En el centro de la imagen, Martínez Domene, director del Imserso, y Ángel Dolado, Justicia de Aragón.
Oliver Duch

Llevan casi un año trabajando y el próximo mes de septiembre presentarán a las nuevas Cortes de Aragón sus conclusiones. Son más de medio centenar de propuestas las que 38 entidades han elaborado para paliar la soledad no elegida de los mayores, en una pionera mesa de trabajo impulsada el Justicia de Aragón. Ángel Dolado recordaba ayer la tristeza que producen los titulares de las muertes en soledad –muchas de las cuales se dan en verano– y agradecía a todos los implicados en estas sesiones sus aportaciones sobre asuntos como la brecha digital, el envejecimiento activo, la domótica y teleasistencia, el comercio de proximidad...

El director general del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso), Manuel Martínez Domene, asistió ayer a la presentación de las conclusiones de esta mesa contra la soledad no deseada y escuchó cómo el Justicia ponía el acento en que se trata de «una apuesta sin signo político», en la que todos deberían «remar en la misma dirección». Dolado apeló a las relaciones interinstitucionales (en materia sanitaria y de servicios sociales) y, también, se refirió a «los indicadores y radares que identifican en el mundo rural y los barrios que determinada persona no yendo a sus actividades habituales». «Que no nos pase como en Pozondón, en donde hacía tiempo que nadie veía a la señora y tardamos dos años para descubrir que ha sido asesinada», afirmó el Justicia.

La propuesta de las redes vecinales –con comerciantes de proximidad, colegios de los barrios, agentes culturales...–, que velen por la prevención y la detección de situaciones de riesgo de las personas mayores podría incluirse también en un paraguas más amplio: una estrategia nacional e integral de envejecimiento activo y saludable, que Martínez Domene anunció que se aprobará en el primer trimestre del próximo año.

El director del Imserso insistió en que no se puede permitir que haya personas mayores que mueran solas, «sin que nadie conozca su situación», y se refirió al concepto de «impacto convivencial» a la hora de tomar decisiones, «como cuando se exige un informe de impacto medioambiental en cualquier proyecto urbanístico».

Martínez Domene elogió el trabajo de las diversas entidades (desde la ONCE pasando por Cáritas hasta los distintos ayuntamientos, la Cruz Roja, los colegios de Farmacéuticos, de Fincas, de Trabajo Social, Seniors en Red, UGT,Comisiones, UCA...) y sus reivindicaciones como las de que el urbanismo esté más centrado en las necesidades de los mayores y facilite su accesibilidad, para evitar así su aislamiento.

El responsable del Imserso invitó a los presentes a participar los días 2, 3 y 4 de septiembre en uno de los cursos de verano en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, que servirán de antesala para perfilar las actuaciones a nivel nacional.

Aproximadamente para esas fechas, el Justicia de Aragón presentará su informe al nuevo Ejecutivo de Aragón, si bien no quiso comprometerse a hacer un seguimiento anual o un observatorio sobre la soledad no elegida de los mayores porque la institución que preside tiene un personal y unas competencias limitadas. El Justicia ya afronta en la defensa de los menores y no cuenta con recursos ni estructura suficiente para abordar este otro problema. Sí estará vigilante para que «las medidas propuestas (mapas de riesgo en los barrios o unidades de detección) se lleven a cabo desde las instituciones y con la implicación de la ciudadanía».

Etiquetas
Comentarios