Aragón

política

Maru Díaz destituye a un director general recién nombrado por su apoyo al ​independentismo catalán

Bruno Pérez Juncà, nombrado el jueves, no tomará posesión del cargo el lunes.

Aragón
Bruno Pérez
Dga

La consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, la podemista Maru Díaz, cesó este viernes a Bruno Pérez Juncà, al que solo 24 horas antes nombró director general de Administración Electrónica y Sociedad de la Información, por no aportar "información relevante en cuanto a su actividad política pasada" lo que "quiebra la confianza que se depósito en él". Pérez Juncà diseñó, organizó y materializó enormes esteladas (banderas independentistas) con velas en las plazas de varios municipios catalanes desde 2012 a 2017.

En Llívia (Gerona), su estelada iluminada gigante, un evento organizada por la Asamblea Nacional Catalana, sirvió de antesala a la consulta ilegal del 1 de octubre de 2017 en Cataluña. Incluso se pretendía lograr un récord Guinness, "pero como eran motivos políticos no coló", ironizó Pérez Juncà, que aseguró que él "nunca ha sido de nadie: ni de la asamblea, ni de Omnium Cultural, ni de ningún partido político". Aunque también quiso dejar claro que es "libre" de tener sus ideas; unas ideas que cuando fueron a buscarle, reconoció que no comunicó a Podemos Aragón.

Fueron estas ideas y su ‘pasado artístico’ los que dieron al traste con su designación, 24 horas después de ser nombrado alto cargo en el Consejo de Gobierno. En la biografía que facilitó el Gobierno de Aragón, solo se detallaba que nació en Figueras (Gerona) y su condición de técnico superior informático especialista en ciberseguridad, de perito judicial informático y de colaborador con varios medios de comunicación.

Para Pérez Juncà, su pasado con las esteladas luminosas no le invalida para ocupar una dirección general en el Gobierno aragonés. "Honestamente -señaló-, como técnico y experto en ciberseguridad, a mí nadie me pregunta por mi trabajo ni qué hago ni qué he dejado de hacer". Por eso "en ningún momento" comentó a Podemos el tema de las velas, "que ha sido siempre muy personal". Argumentó que, además de iluminar localidades catalanas con sus esteladas de luz, también ha realizado montajes en la catedral de Burgos y ha recreado banderas de Escocia y Francia.

Pero sus contactos pasados con el independentismo corrieron como la pólvora por las redes sociales. El portavoz de Ciudadanos en las Cortes, Daniel Pérez Calvo, no tardó en alzar la voz. "El Gobierno de Javier Lambán y Arturo Aliaga nombra director general a Bruno Pérez. Entre sus ‘hitos’ recientes figura la organización de un encendido masivo de velas en 2007 para formar una inmensa estelada, en vísperas del referéndum del 1-O. Aún no asamos y ya pringamos", advirtió en Twitter.

Primera crisis

Y la primera crisis institucional en una de las formaciones del cuatripartito fue creciendo, y obligó a los podemistas a reunirse de urgencia antes de que saltaran chispas entre los socios de la coalición. A última hora de la tarde comunicaron su decisión de que Pérez Juncà no tome posesión el próximo lunes, tal y como comunicó por teléfono la consejera Maru Díaz al presidente aragonés Javier Lambán.

Maru Díaz reconoció los motivos por los que le habían cesado. "Acudimos a él por su perfil técnico, porque su nombre era reconocido, pero se quebró la confianza", explicó la consejera de la DGA, que se mantuvo en contacto durante toda la tarde con el ya ex alto cargo.

Antes de ser cesado, Pérez Juncà se mostró molesto con la situación y con las críticas que empezaron a circular por las redes sociales. "Vengo a hacer una faena técnica. Si ya se me está juzgando con anterioridad… A mí se me ha venido a buscar. Si las condiciones son estas, el que puede que no esté interesado soy yo", explicó en declaraciones a HERALDO. "Si esto se complica -recalcó- a mí no me interesa".

Su "afición" a las creaciones con velas, con las que iluminaba grandes esteladas, empezó en 2012 al replicar una técnica que aprendió en Petra (Jordania). Ganó un concurso e inició un proyecto con el que trataba de ayudar a chicos discapacitados. Según explicó, diseñar una estelada con velas le servía, como artista, "para escribir un mensaje de luz, de paz, de ilusión y de esperanza". Empezó en 2012 por la plaza de Figueras, le pidieron que repitiera por el día de San Juan y, más tarde, "se vinculó a una feria de productos independentistas". "Vi la oportunidad de ir pueblo a pueblo, era mi tiempo libre, no cobraba nada. Me tocó pagar muchas veces los desplazamientos", rememoró. Era su "motivación" y, aunque le supuso problemas, no se arrepiente. "Todo lo contrario", manifestó.

Lambán y las críticas a Torra

En ningún momento pensó que sus esteladas lumínicas podrían suponer un problema cuando este medio le recordó que Lambán siempre ha sido muy crítico con el independentismo catalán. "No. No sé quién es esa persona que me estás diciendo", respondió, e hizo gala de las ocasiones en las que ha trabajado en Zaragoza con gente con la que no ha tenido "ningún problema".

Incluso le pareció bien que Lambán "pegue caña" a Quim Torra, presidente de la Generalitat, por lo que hace. "Si quieres que hablemos de lo que vivo en Cataluña y de cómo percibimos el tema independentista, te explicaré mi experiencia y mi vivencia. Habrá cosas en las que estarás de acuerdo y otras con las que no", concluyó.

Etiquetas
Comentarios