Aragón

fiestas del pilar

El circo con animales prepara ya su montaje en Plaza a pesar de no tener licencia municipal

La empresa circense acumula el material para levantar la carpa a la espera de si los juzgados le dan o no los permisos.

Varios tráilers con el material para montar la carpa del circo están aparcadas en Plaza desde hace días.
Varios tráilers con el material para montar la carpa del circo están aparcadas en Plaza desde hace días.
Raquel Labodía

Todo el material técnico necesario para montar la carpa de ‘Zoorprendente’ ya está en el aparcamiento de Plaza Imperial. Y eso que el espectáculo, que exhibe animales como tigres o leones, no ha obtenido la licencia municipal necesaria, al contravenir lo que dice la ordenanza municipal sobre este tipo de actuaciones. El empresario responsable, Eduardo Belltall, llevó a finales de la semana pasada varios tráilers con la estructura completa de la carpa circense, y desde entonces permanecen aparcados en la explanada.

Según explicó ayer el propio Belltall, este material no se va a mover de allí hasta que los juzgados se pronuncien sobre si el Ayuntamiento debe o no darle los permisos necesarios. La previsión de la empresa es interponer la semana que viene un recurso contencioso-administrativo contra la decisión del Consistorio. Además, pedirán que se suspenda de forma cautelar la normativa municipal para poder solicitar y obtener la licencia.

Belltall se muestra «convencido» de que «el 28 de septiembre empezará el espectáculo». De hecho, no ha suspendido la venta de entradas. Según afirma, ya se han despachado cerca de 3.000 tiques para los primeros días. Eso sí, admite que si los tribunales no le dan la razón deberá devolver el importe a los compradores. El empresario adelanta que uno de sus argumentos ante el juez será el perjuicio que supone el no adoptar medidas cautelares, ya que «hay pendientes de esto 33 empleos directos y 25 indirectos», asegura.

A su juicio, la ordenanza municipal que se aprobó por unanimidad durante el pasado mandato de ZEC choca con el reglamento autonómico, que se modificó en febrero de 2019 para prohibir «la utilización de animales de especies pertenecientes a la fauna silvestre en espectáculos circenses». La discusión es qué se considera fauna silvestre. Según la definición de la Ley de Sanidad Animal, son aquellas especies que «viven y se reproducen» de forma natural «en el territorio nacional». Por tanto, solo estarían vetados los animales autóctonos, y no los de origen exótico como tigres o elefantes. Otras fuentes señalan la reforma legislativa se hizo precisamente para prohibir la presencia de animales salvajes, y que debe prevalecer «el espíritu de la ley».

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón (PP), se pronunció ayer sobre esta polémica para «respaldar» la decisión del concejal de Urbanismo, Víctor Serrano (Ciudadanos) de no conceder la licencia. «Ahí están los informes técnicos, no hay nada que decir», señaló Azcón, quien quiso mandar la pelota al tejado de la DGA: «Tenemos que dirigirnos al Gobierno de Aragón porque el problema está en la diferente redacción de una ley autonómica y la ordenanza municipal, hay que ver qué prevalece».

Por su parte, el portavoz de Podemos-Equo, Fernando Rivarés –que fue quien alertó por primera vez del proyecto de circo con animales en Zaragoza– dijo estar «preocupado» por la presencia del material del circo en Plaza. «Estamos alerta por si montan la carpa o por si hubiera un presunto delito de venta fraudulenta de entradas para un espectáculo sin licencia», señaló. 

Etiquetas
Comentarios