Despliega el menú
Aragón

aragón

"Es difícil volver. Renuncié a ganar tres veces más"

Celia Cantín es una investigadora zaragozana que regresó a Aragón aunque fuera le ofrecían mejores condiciones laborales porque "la calidad de vida no tiene comparación".

El oscense Rubén Sarvisé, exjugador de baloncesto y psicólogo deportivo, vivió "un periodo laboral único y muy recomendable" en China trabajando en una academia de baloncesto.
El oscense Rubén Sarvisé, exjugador de baloncesto y psicólogo deportivo, vivió "un periodo laboral único y muy recomendable" en China trabajando en una academia de baloncesto.
Rafael Gobantes

Rubén Sarvisé, psicólogo deportivo, regresó a Huesca el pasado enero después de dos años en la ciudad china de Hangzhou, donde trabajó en una academia de baloncesto impulsada por un zaragozano. Es uno de los quince aragoneses que ha regresado a casa en el Plan Retorno de Talento Joven del Instituto Aragonés de la Juventud. Tiene 37 años. Los mismos que Celia Cantín, que en julio del año pasado se incorporó como investigadora al Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (CITA) gracias a un contrato Araid tras dos años en California y casi seis en el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA) de Lérida.

De momento, los españoles que emigran desde Aragón son más que los que regresan a la Comunidad. Durante 2018, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), se fueron 1.879 y volvieron 1.541. Así, el saldo migratorio (la diferencia entre las personas que llegan y las que se marchan) sigue en negativo: con -338 en 2018, -626 en 2017, -1.001 en 2016 y -1427 en 2015. Por el contrario, a nivel nacional, por primera vez desde 2008 (año de inicio de esta estadística) este saldo migratorio es positivo en 3.475 personas. No obstante, el propio INE advierte de que la llegada de españoles no consiste fundamentalmente en una inmigración de retorno, sino de personas con nacionalidad española no nacidas aquí.

Aunque la administración autonómica ha puesto en marcha estrategias para facilitar la vuelta resultan tímidas e insuficientes.

"Tres veces lo que gano aquí"

La zaragozana Celia Cantín trabaja en el programa de mejora del melocotón del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) gracias a un contrato Araid. El Ministerio le acaba de conceder una subvención para un proyecto de tres años.
La zaragozana Celia Cantín trabaja en el programa de mejora del melocotón del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) gracias a un contrato Araid. El Ministerio le acaba de conceder una subvención para un proyecto de tres años.
José Miguel Marco

En mayo de 2009 la zaragozana Celia Cantín se marchó a Estados Unidos a estudiar en la Universidad de California un postdoctorado de técnicas de postcosecha, y estuvo hasta finales de 2011 en una empresa multinacional de fruta. "Es muy difícil volver, Cuando me vine renuncié a a una oferta de un salario que era tres veces lo que gano aquí, pero la calidad de vida no tiene comparación. Además, yo soy hija de un fruticultor y siempre he querido que mis conocimientos los pudieran aprovechar los agricultores de mi tierra", explica.

La oportunidad le llegó con una beca Ramón y Cajal del Ministerio de Ciencia que le llevó al IRTA de Lérida. En julio del año pasado se incorporó al CITA con un contrato Araid (Agencia Aragonesa para la Investigación y el Desarrollo), el Ejecutivo autonómico los recuperó en 2016, con un programa de mejora del melocotón de Calanda.

Sus esfuerzos van dando frutos y el ministerio acaba de concederle un proyecto de tres años para el desarrollo de herramientas aplicables en la mejora genética que permitirían una selección temprana de la fruta. Lamenta que los investigadores en España, no cuenten con "el reconocimiento social" que tienen en otros países y esa baja inversión en I+D+i que, pese a los promesas políticas, no remonta.

Los contratos Araid han atraído desde 2016 a 30 científicos con contratos indefinidos y a tiempo completo. En este momento se encuentra abierta una nueva convocatoria para un máximo de 11.

"El asesoramiento ayuda"

Rubén Sarvisé descubrió el plan para el retorno del IAJ, que se puso en marcha en octubre de 2018, cuando ya estaba en Huesca pero le está sacando partido. Reconoce que si lo hubiera conocido antes, la vuelta hubiera resultado "algo más sencilla, porque el asesoramiento ayuda en este proceso, te surgen desde dudas legislativas a cuestiones prácticas como la forma de sacar el dinero que tienes".

Tiene un despacho de psicólogo deportivo en Huesca, lo compatibiliza con unas horas en una tienda de deportes y quiere sacar partido al chino que sabe, hace unos días se examinó de este idioma. En el plan retorno participa en un grupo de jóvenes que han regresado y los técnicos le orientan sobre ayudas a las que puede acceder y sectores en los que encaja su perfil. Por esta iniciativa del IAJ se han interesado 90 jóvenes que residen en 21 países diferentes. Reino Unido es donde más, 22. Le sigue España, con 15. Los hay en otras comunidades que desean regresar a Aragón.

Etiquetas
Comentarios