Aragón

POLÍTICA

El PP anuncia "una oposición dura" y pide la comparencia urgente de todos los consejeros

Beamonte advierte de que su partido "no será el tonto útil de un gobierno lleno de contradicciones".

El presidente regional del PP, Luis María Beamonte, ayer, en las Cortes de Aragón.
El presidente regional del PP, Luis María Beamonte, ayer, en las Cortes de Aragón.
José Miguel Marco

El presidente del PP-Aragón, Luis María Beamonte, anunció ayer que su grupo parlamentario hará "una oposición dura y constructiva, serena y tranquila", porque "los populares ya hemos demostrado que somos capaces de llegar a acuerdos si tienen como base y referencia el interés general de los aragoneses". Asimismo, anunció que su partido ha solicitado ya la comparecencia urgente en las comisiones correspondientes de las Cortes de los diez consejeros del cuatripartito, que tendrán que explicar su programa y sus objetivos a principios de septiembre. El dirigente de los populares cuestionó el reparto y el aumento de altos cargos en el Gobierno autonómico por parte de PSOE, Podemos, CHA y PAR y el papel del vicepresidente y titular de Industria, el aragonesista Arturo Aliaga, "en un gobierno de izquierdas". Algo que a su juicio "no tiene una explicación normal".

Luis María Beamonte mostró su preocupación por la "paralización y el retraso" del cuatripartito en la toma de decisiones y en empezar a gestionar una situación en la que ya hay indicios de recesión económica. A su juicio, "este gobierno PSOE-Podemos-CHA-PAR se parece más a un negocio en el que todo el mundo debe sacar tajada" que a otra cosa, porque "se han repartido los cargos como un botín". En concreto, Beamonte citó la creación de una vicepresidencia, el aumento de una consejería –la de Industria– , ocho direcciones generales más, a los que se sumar, según relató, un secretario general más, varios jefes de gabinetes, un incremento notables de asesores y el reparto de entidades, empresas, organismos y fundaciones, "en el que no descartamos que también entre IU por su apoyo a la investidura".

El líder regional del PP consideró que "este festival de reparto de cargos ha sido para pagar el pacto de la vergüenza y para que nadie se sienta desplazado en la conformación del gobierno, así que nos preguntamos si al final quedará algo de dinero para los aragoneses".

Beamonte aseveró que "el PP no va a ser el tonto útil" de un gobierno lleno de contradicciones, en el que "habrá más que choques ideológicos", en referencia a las diferencias entre los aragonesista y a la formación morada, en temas como los impuestos, la depuración, la educación concertada o el modelo sanitario. Para el presidente del PP-Aragón, Luis María Beamonte, en el Ejecutivo que preside el socialista Javier Lambán "hay cuatro minigobiernos" y no hay nada de "transversalidad y de centralidad".

El máximo dirigente de los populares aragoneses mostró su preocupación "por la falta de plazos para lograr que los presupuestos autonómicos para 2020 lleguen a tiempo y puedan ser aprobados" y reclamó a Lambán que diga ya "cómo va crear empleo en Andorra cuando se cierre la térmica". En este sentido, reiteró que "el PP no suplirá las carencias de este Gobierno autonómico ni será el salvador de las incongruencias del presidente de la DGA", que ha pasado de "hablar de una autonomía progresista y social a una aragonesista y transversal de cuatro socios contradictorios que solo se reparten cargos".

Beamonte apuntilló que "pactos de conveniencia de Javier Lambán con nosotros no se van a producir". "Si quieren acuerdos los tendrán que proponer el Gobierno al completo, no una parte para salvar sus intereses", añadió. En relación a las iniciativas que los populares presenten en la Cámara, Beamonte dijo que cada grupo es libre de apoyar o no lo que considere oportuno, "otra cosa es que el Ejecutivo lo cumpla o no en función de los intereses de los socios del cuatripartito", en referencia a la propuestas que ya han llevado para su debate en las Cortes para rebajar al máximo el impuesto de Sucesiones.

Gobierno "continuista"

Beamonte también mostró su preocupación por la definición que hizo Lambán al calificar de "continuista" el Gobierno del cuatripartito, porque consideró que "eso significa que habrá estudiantes y profesores en barracones, más aragoneses en listas de espera, nuevos retrasos en los hospitales de Alcañiz y Teruel, más dependientes sin recibir las prestaciones, la deuda pública en aumento, el déficit desorbitado y las carreteras más deterioradas".

El presidente del PP-Aragón lamentó que el nuevo consejero de Educación, Felipe Faci, "ni mencionara la puesta en marcha y el cumplimiento del Pacto por la Educación en su toma de posesión", o que la consejera de Universidad, la podemista Maru Díaz, no ponga en valor y diga cómo va a financiar el Pacto por la Ciencia que suscribieron todos los partidos, entidades y empresas".

También puso como ejemplo que "no hubo guiños ni a las pymes ni a los autónomos, que son los que crean empleo y son la base de la economía aragonesa".

"Hay que establecer desde el principio unas reglas claras, para que nadie se llame a engaño ante los posicionamientos que tenga el PP en las Cortes, donde va a estar en la oposición porque el PAR quiso que Podemos sea la referencia en la Comunidad", concluyó.

Etiquetas
Comentarios