Despliega el menú
Aragón

cinco villas

La excavación del castillo de Obano saca a la luz una estancia del siglo XIV

Los trabajos impulsados por la asociación colectivo Banzo Azcón se centran en el asentamiento de la fortaleza medieval.

El castillo de Monreal de Ariza junto a la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.
El castillo de Monreal de Ariza junto a la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.
Noeli Barceló

La excavación en el castillo de Obano, en Luna, impulsada por la asociación Banzo Azcón, ha sacado a la luz una estancia rectangular de sillares perteneciente a lo que fue el poblado medieval anexo a la fortificación. Es uno de los hallazgos más llamativos, así como el hecho de que los arqueólogos hayan localizado en la zona cerámica romana y medieval.

Los trabajos dejan abiertos muchos interrogantes que deberán ir cerrándose en campañas sucesivas a fin de documentar las fases de ocupación del conjunto que desapareció en el siglo XV. "Obano era un poblado, hay estructura y mucha vida. Las dos catas abiertas en la parte occidental de la torre han sido muy interesantes y fructíferas", señala el historiador Eloy Morera, responsable del proyecto junto al también arqueólogo Álvaro Cantos.

La primera de las catas ha profundizado en la estructura del torreón. "Hemos conseguido llegar a la base del talud de la torre a una profundidad de casi metro y medio y localizar alguna marca de cantero interesante. Es peculiar porque el torreón está forrado por un talud a modo de defensa piramidal que se hunde en la tierra. Lejos de ser un par de hiladas de sillares, en realidad es una estructura altísima, cerca de cinco metros que hoy está totalmente cubierta", detalla.

La segunda de las catas ha localizado estructuras monumentales y material cerámico, fragmentos de cerámica vidriada melada típica de la Edad Media. "Hay una estructura muy importante que es de base rectangular con unos muros de sillería. Hemos encontrado la puerta en recodo de acceso a esa estancia. Provisionalmente, la podemos datar en el siglo XIV a raíz de un nivel medieval encontrado junto a la entrada", explica este especialista.

Los trabajos comenzaron el 24 de junio y han finalizado esta semana. Han contado con la colaboración de numerosos voluntarios que, desafiando al calor, han contribuido a multiplicar los escasos medios con los que se contaba en principio. Eloy Morera señala que "la arqueología nos solo nos une con el pasado sino con los vecinos de la zona y los amantes de la Historia. Hemos tenido a los voluntarios de la asociación Banzo, vecinos, gentes de todas las edades... Gracias a eso nuestra excavación ha sido mucho más ambiciosa de lo que era inicialmente".

El torreón, en suelo privado

La intervención arqueológica ha puesto el acento sobre el castillo de Obano. El torreón, en suelo privado, está declarado BIC y se encuentra en la Lista Roja del Patrimonio Español desde 2015 por el mal estado de conservación: presenta grietas, desprendimiento de sillares y erosión en la zona superior de los muros. La apertura de un vano en la parte inferior del paramento en el que también está situada la puerta de acceso original, podría ser, según los expertos, la causa inicial del desequilibrio que ha puesto en peligro la estabilidad del muro.

La presidenta de la asociación Banzo Azcón, Rosalía Redondo, señala que "Obano necesita una intervención urgente aunque solo fuera de consolidación y que en fases posteriores se hiciera una restauración más integral". "A fecha de hoy –dice– el objetivo sigue siendo que la torre no se caiga". Considera que el Consistorio ha hecho un buen trabajo para intentar alcanzar un acuerdo con el propietario de la finca en que se encuentra el castillo. "El Ayuntamiento saliente ha hecho un buen trabajo y esperamos que el actual pueda conseguir cerrar por fin el acuerdo. A partir del momento en que pueda ser propiedad municipal, las gestiones, encontrar financiación y acometer la intervención serían mucho más fáciles", concluye Redondo.

Etiquetas
Comentarios