Despliega el menú
Teruel

comarca del maestrazgo

La policromía de la ermita barroca de Molinos vuelve a lucir

Técnicos en restauración de la Fundación Santa María de Albarracín han trabajado en este templo durante dos meses.

Policromía en el interior de la ermita de Santa Lucía.
Policromía en el interior de la ermita de Santa Lucía.
Fundación Santa María de Albarracín

Las pinturas del interior de la ermita de Santa Lucía, en la localidad turolense de Molinos, lucen renovadas desde hace varias semanas. Técnicos en restauración del Centro  de Conservación y Restauración de Albarracín han trabajado durante dos meses en este templo, situado en la comarca del Maestrazgo.

Las labores de restauración pictórica se han centrado en la cabecera de la ermita, donde se conservaban las pinturas originales, del siglo XVIII, muy alteradas. Para ello, ha sido precisa una inversión económica de algo más de 19.00 euros, financiados por la cofradía de Santa Lucía de Molinos.

Esta intervención continúa las obras de restauración llevadas a cabo en 2014 sobre la cúpula de la ermita. En esta segunda fase, acometida desde marzo hasta mayo, se han reparado el resto de las policromías. En concreto, se ha actuado en las bóvedas del crucero y del frontis, en la moldura perimetral y en las pilastras sustentantes.

Según informa el equipo responsable de la restauración, los trabajos han resultado especialmente complicados por el “lamentable” estado de conservación de los restos pictóricos. La humedad había hecho mella en las paredes, que presentaban láminas colgantes de pintura, en algunas zonas.

Además, las lagunas, es decir, los espacios que no tenían pintura, se cubrieron en el pasado con acrílicos de un color homogéneo. Así, la limpieza previa y la posterior reintegración de las policromías, tratando de seguir el patrón de los estampados que se conservaban en las bóvedas, resultó costosa.

La Fundación Santa María de Albarracín es la impulsora de obras de restauración pictórica como ésta de Molinos. Previo a ella, la cercana ermita del Tremedal, en Tronchón, pasó por las manos de los profesionales de este centro.

La de Santa Lucía se sitúa a cuatro kilómetros de la localidad de Molinos y data del siglo XVIII. Su planta de cruz latina y es un claro ejemplo del Barroco en la provincia de Teruel.

Etiquetas
Comentarios