Aragón

aragón

"Teruel no se merece esto, en esta provincia vamos para atrás"

Los vecinos de Teruel ofrecen su opinión acerca del corte de la línea ferroviaria que se extenderá hasta principios de octubre.

El Gobierno se ha comprometido a mejorar la línea Zaragoza-Sagunto con una inyección de 386 millones, pero su conversión en un corredor de altas prestaciones  no ha pasado de un estudio informativo que se remonta a hace una década.
El Gobierno se ha comprometido a mejorar la línea Zaragoza-Sagunto con una inyección de 386 millones, pero su conversión en un corredor de altas prestaciones no ha pasado de un estudio informativo que se remonta a hace una década.
Antonio Garcia/Bykofoto

El corte de la línea Zaragoza-Teruel-Valencia programado desde hoy hasta el próximo 4 de octubre –en periodo vacacional, cuando la demanda es elevada– indignaba ayer a los viajeros que aguardaban para subir al tren en la estación turolense, muchos de ellos jóvenes que regresaban a su casa tras vivir la fiesta de la Vaquilla.

"Tres meses es mucho tiempo para unas obras que no son de envergadura: se ve claramente que el Ministerio de Fomento tiene predilección por algunas comunidades autónomas y segrega a otras", afirmaba Mauro Tormo, un joven valenciano que sacaba billete en la taquilla junto con sus amigos, Jaume Flor y Sergi Balabasquer.

Una mujer, Carolina García, que acompañada de su familia iba a Alicante, afirmó que "Teruel no se merece esto". "En esta provincia vamos para atrás, nos están desubicando; nosotros queremos crecer, pero no nos dejan", agregó. Otro joven, Javier Ferri, manifestó que, "si son obras de urgencia, deben hacerse, lo lamentable es que después de tantas actuaciones aún no haya un Ave entre Valencia, Teruel y Zaragoza".

Muy enojados se mostraron también varios jóvenes que volvían a su localidad de residencia, Sarrión, tras disfrutar de la Vaquilla. "Solo van a poner parches y mientras, los turolenses nos quedamos sin medio de transporte", dijo uno de ellos, Miko Pérez.

Verónica Colera, una viajera, mostró su confianza en que "estos cortes sirvan para mejorar la vía porque es increíble el mal estado en que se encuentra". No obstante, criticó que "los trasbordos y el viaje en autobús son incómodos y por eso deberían haber bajado el precio del billete".

Ahora, con la vía cortada, para ir de Zaragoza a Valencia por ferrocarril hay que viajar primero a Madrid y allí coger otro tren a la capital levantina, haciendo más kilómetros y a doble coste, si bien al ser AVE el tiempo de trayecto es unos minutos más corto. Otra opción es dar un rodeo por Tarragona.

Etiquetas
Comentarios